Domingo, 23 de Febrero del 2020
Miércoles, 15 Enero 2020 01:55

Sí hubo cambio en la Secretaría de Gobierno

Sí hubo cambio en la Secretaría de Gobierno Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El rumor de que habría nuevo secretario general de Gobierno se confirmó ayer al conocerse la renuncia a dicho cargo del licenciado Fernando Manzanilla Prieto, dada a conocer la mañana de ayer.


 

Pero no lo sustituye el licenciado Carlos Meza Viveros, como se dijo la semana pasada, sino el subsecretario David Méndez Márquez, quien conoce el movimiento de dicha secretaría por haber estado como segundo de a bordo, durante el tiempo que lleva en el poder el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

 

La protesta al asumir dicho cargo la rindió el licenciado Méndez Márquez, ante el titular del departamento Jurídico del Poder Ejecutivo, Ricardo Velásquez.

 

Se trata de un cambio importante, pues desde la Secretaría General de Gobierno se maneja la política interna del Estado.

 

El nuevo titular de la dependencia es una persona que no sólo conoce bien la entidad, sino que mantiene desde hace años relación con líderes regionales de diversos partidos, con autoridades

 

municipales y con diputados locales. Es hijo de Jorge Méndez y de la regidora Rosa Márquez, que desde hace años han venido realizando actividades políticas a través del PRD y fueron de los primeros perredistas que se pasaron a Morena, cuando este partido surgió a la vida pública.

 

El licenciado Manzanilla Prieto volverá a la diputación federal de la que solicitó licencia para hacerse cargo de la Secretaría de Gobierno, cargo que desempeñó desde varios meses antes de que entrara el actual gobierno, durante la gubernatura interina del licenciado Guillermo Pacheco Pulido y continuó en ese puesto al asumir la gubernatura Barbosa Huerta.

 

Las escuelas de medicina y enfermería que se crearán en la ciudad de México y en el estado de Puebla y otras partes del país funcionarán bajo un nuevo esquema que se propone capacitar a médicos y enfermeras para trabajar en comunidades alejadas y marginadas.

 

La formación de los nuevos médicos en medicina general durará seis años y la de enfermeras y enfermeros, cinco años.

 

El objetivo es lograr que todos los mexicanos, incluyendo a los que viven alejados de las ciudades y poblaciones importantes, tengan atención médica de calidad, sean atendidos por médicos y enfermeras bien capacitados para ejercer su profesión con sentido humanitario y con eficiencia. Los enfermos que requieran atención especializada serán canalizados a las instituciones hospitalarias que les pueda brindar ese servicio.

 

Los aspirantes deberán tener terminada la preparatoria y hacer un curso introductorio, no examen de admisión.

 

La meta es iniciar los cursos con 500 alumnos de medicina y 500 de enfermería, en este primer año.

 

Hay en el país, un problema: la carencia de médicos y enfermeras suficientes, sobre todo para atender las necesidades de las regiones apartadas y los pequeños pueblos y colonias marginadas.

 

El ejercicio de la profesión médica se ha ido volviendo elitista y se concentra en las grandes y medianas ciudades y el propósito del nuevo proyecto es terminar con ese esquema.

 

José Ángel Gurría, el presidente de la OCED (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos) fue como funcionario de los gobiernos de Salinas y Zedillo, uno de los más entusiastas impulsores del sistema económico neoliberal en nuestro país.

 

Y no se anduvo por las ramas. Una vez declaró en forma enfática: “El mexicano que no sepa hablar inglés, estará perdido”, de ahí se ganó, por méritos propios, el sobre nombre de “Ángel de la dependencia”.

 

Qué bueno que nadie le hizo caso y todos seguimos hablando español y no estamos perdidos aunque no hablemos ni una pizca de inglés.

 

Bueno, pues ese señor, que además tiene el título de haber sido el “jubilado” más joven de México, pues a los 54 años se retiró del cargo que ocupaba en una dependencia mexicana con una pensión vitalicia de 70 mil pesos mensuales y no ha renunciado a ella.

 

Carlos Salinas de Gortari, siendo presidente de México, nos inscribió como socios de la OCDE conocida como el Club de los Países Ricos. Con el objeto de hacernos creer que ya estábamos por llegar a ser país del primer mundo.

 

En la OCDE, que ahora dirige don Ángel (de la dependencia) hemos ido a hacer el ridículo: estamos a la cola, de los países que forman dicho organismo, en educación, en crecimiento económico, en salarios mínimos, en atención a la salud. Somos los coleros en todo.

 

México, que fue calificado como el mejor discípulo del neoliberalismo, sólo superado por Chile, donde ya reventó ese sistema, a nosotros nos ha conducido al desastre económico, político y social.

 

El señor Gurría, impulsor del sistema neoliberal en nuestro país, ahora nos da consejos para salir de la catástrofe: nos da consejos para superar nuestros problemas en educación, en salarios mínimos, en salud, etcétera. Quien contribuyó mucho, como funcionario mexicano, a hundirnos, ahora nos da consejos para salvarnos.

 

La semana pasada hizo críticas duras a la educación superior de México. Dijo que el 25 por ciento de los egresados de las universidades mexicanas están en la economía informal, mientras las empresas enfrentan dificultades para cubrir vacantes; que casi el 50 por ciento de los egresados universitarios, que ya son pasantes, tienen empleos que no requieren educación superior.

 

“México tiene un sistema de educación superior sumamente fragmentado, con una cobertura y calidad insuficiente, nula claridad en objetivos, con recursos y financiamientos públicos insuficientes y una carente conexión con el mercado laboral”. Y todo eso es cierto.

 

¿Y quien sino los gobiernos neoliberales de los que el señor Gurría formó parte muy destacada, son los responsables de todo eso?

 

comments powered by Disqus

archivo historico