Jueves, 20 de Febrero del 2020
Martes, 04 Febrero 2020 01:14

Sigue el pleito en Morena por dirigencia nacional

Sigue el pleito en Morena por dirigencia nacional Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El pleito interno en Morena, el partido de Andrés Manuel López Obrador, sigue: don Alfonso Ramírez Cuéllar, electo presidente provisional del partido, que todavía no es partido por el Congreso Extraordinario celebrado el mes pasado, recorre varias entidades del país para organizar a los militantes a fin de que participen en la elección de la nueva dirigencia nacional, de acuerdo con la convocatoria que la dirigencia provisional encabezada por él, lance.


 

Doña Yeidckol Polevnsky, que estaba como dirigente nacional provisional, no acepta la designación de Ramírez Cuéllar y dice que ella sigue siendo la dirigente.

 

Esto lo tendrán que decidir las autoridades electorales en fecha próxima, pero todo parece indicar que la decisión favorecerá a Ramírez Cuéllar.

 

Ante esta situación que está provocando que el gobierno de la república encabezado por López Obrador esté siendo acosado un día sí y otro también por sus opositores, criticando la llamada Cuarta Transformación (4T), mientras el partido que lo llevó al poder y que todavía no es partido anda en estos pleitos, en Puebla ha surgido un movimiento encabezado por dos políticos de la vieja izquierda, Jorge Méndez y Rosa Márquez (esta última regidora del Ayuntamiento morenista de Puebla) que ha convocado a orgaizaciones civiles, de obreros, de maestros, de campesinos, etcétera, a que se unan en un movimiento para defender a la 4T, cuyos resultados ya pueden apreciarse.

 

Para nadie es un secreto que los gobiernos PRI-AN trabajaron intensamente para quebrar a dos empresas básicas del Estado Mexicano: Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y que  al triunfo de López Obrador y al empezar a ejercer el gobierno, se descubrió todo y con trabajos y acciones enérgicas, las dos empresas que garantizaban la independencia energética de México se han venido recobrando del enorme daño que en los años del neoliberalismo les hicieron con el fin de entregarlas a empresas extranjeras y a empresarios privados mexicanos.

 

Todo mundo sabe que se hacían negocios multimillonarios en la compra de medicamentos para el IMSS, el Issste y la Secretaría de Salud, y que al frenar esos negocios, políticos y empresarios empezaron a chantajear al gobierno no surtiéndolo de los medicamentos que se requerían, provocando, además, protestas de padres de familia por la falta de medicamentos para sus hijos enfermos.

 

Nadie salió en defensa del gobierno y el propio gobierno ha tenido que hacer frente a las maniobras de políticos corruptos y empresarios que también lo son, para defenderse por la sencilla razón de que el partido Morena, que llevó al poder a este gobierno, anda ocupado en pleitos internos.

 

Qué bueno que ya ha habido una reacción ciudadana ante esto. Al Movimiento convocado por Jorge Méndez y Rosa Márquez se han unido el Sindicato Independiente de Salud, el Frente de Trabajadores del Estado “Unidos haremos Más”; Trabajadores del Ayuntamiento de Puebla; del Magisterio, despedidos del Soapap y de Aguas de Puebla, de organizaciones como Reconstruyamos México, Circulo de Organizaciones Populares de San Martín Texmelucan y muchas otras.

 

Eso quiere decir que entre los ciudadanos de a pie hay gente razonable que ve que el partido o embrión de partido Morena no funciona. Llega con los mismos vicios y problemas del Partido de la Revolución Democrática. Los militantes parecen andar buscando acomodo dentro de la administración pública en vez de trabajar para que la Cuarta Transformación avance con mayor rapidez, con el apoyo de las organizaciones y los grupos de base.

 

Este movimiento poblano puede ser ejemplo en otros estados de la república de lo que debe hacerse para que los resultados de la 4T sean una realidad.

 

El pasado fin de semana, el gobernador del estado, Luis Miguel Barbosa Huerta, hizo entrega de las obras de reconstrucción de un camino que une a Hueytamalco-Ayotoxco-Tenampulco, en la sierra norte, con una inversión de 72 millones 744 mil pesos y con el que se recupera una mejor comunicación en esa zona.

 

El gobierno actual ha anunciado para este año la inversión de 18 mil millones de pesos para la reconstrucción de caminos.

 

Resulta que en el sexenio panista de 2010 a 2016 los caminos estatales tanto del norte, como del sur, la zona oriental y el centro del estado, fueron totalmente abandonados.

 

La carretera intermixteca que en los años setenta fue el orgullo de los habitantes de la zona sur de la entidad, quedó totalmente deshecha.

 

Para el gobierno de ese entonces fueron más importantes obras como construir ciclopistas en la ciudad de Puebla, hacer puentes elevados, construir museos como el Barroco que muy pocos visitan y una rueda de la fortuna millonaria a la que pocos se suben, que evitar la destrucción de caminos en todo el estado. Las obras, cuyo costo fue millonario, que se hicieron en la capital no tuvieron ninguna repercusión social, y las que se dejaron de hacer en el interior del estado propiciaron el atraso de pueblos y comunidades que obligaron a mucha gente a emigrar a otras entidades o a los Estados Unidos. 

 

comments powered by Disqus

archivo historico