Jueves, 24 de Octubre del 2019
Lunes, 01 Abril 2019 02:02

CRÓNICA: Les temblaron las corvas a Cárdenas y a Jiménez Merino: ni una crítica a Barbosa

CRÓNICA: Les temblaron las corvas a Cárdenas y a Jiménez Merino: ni una crítica a Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

Ninguno, es cierto, tuvo los pantalones para lanzar una crítica, un ataque, un algo, contra Luis Miguel Barbosa. Ni siquiera su nombre se atrevieron a pronunciar o su apellido. En mi pueblo se dice que “les temblaron las corvas”


En Puebla se vive una batalla apasionante, intensa. No por la gubernatura de Puebla, sino por el último lugar en la elección de gobernador.

 

Codo a codo, casi con ferocidad, Alberto Jiménez Merino del PRI y Enrique Cárdenas del frente PAN-PRD-MC disputan a quién le fue peor en su arranque de campaña.

 

Al priista se le arruinó su mitin ortodoxo en Azumiatla con la presencia de Mario Marín Torres, impresentable entre los impresentables.

 

En plan cínico, 13 años después el caso Lydia Cacho lo sigue persiguiendo, pero el ‘góber precioso’ llama al perdón y al olvido que nadie quiere darle.

 

 

El caso es que la reaparición de Marín borra todo lo que bueno que pudo hacer o decir Jiménez Merino.

 

A su vez, el académico Cárdenas demostró en su primer mitin toda su inexperiencia como candidato, desde lo más básico como la colocación del templete hasta cómo pedir el voto y organizar a sus estructuras.

 

Al mediodía ni él ni sus 300 simpatizantes encontraron tregua al rayo solar porque a nadie se le ocurrió poner un templete con toldo, de tal forma que todo mundo se achicharraba, empezando por el candidato que, por cierto, se negó a usar los colores de los partidos que lo postulan, ni a tomarse la foto con sus dirigentes.

 

 

Hecho muy curioso: luego de echarse su aburridísima perorata de “los ciudadanos en el centro de lo público”, se bajó del templete sin esperar a los dirigente y representantes del PAN, PRD y MC, quienes se acabaron tomando la clásica foto unidos de las manos, pero sin su candidato a gobernador.

 

¿Quién quedará en tercer y último lugar?

 

¿Cárdenas o Jiménez Merino?

 

¡Qué nervios!

 

Ninguno, es cierto, tuvo los pantalones para lanzar una crítica, un ataque, un algo, contra Luis Miguel Barbosa. Ni siquiera su nombre se atrevieron a pronunciar o su apellido.

 

En mi pueblo se dice que “les temblaron las corvas”.

 

****

 

El nuevo arranque de la segunda campaña de Luis Miguel Barbosa fue, además de multitudinario, organizado de forma muy profesional por el nuevo coordinador, David Méndez. 

 

 

Con un presídium kilométrico, así también fue la lista de oradores: se contaron hasta 14 en hacer uso de la palabra, incluido el propio candidato y la dirigente Yeidckol, quien vio coronados sus esfuerzos para llevar a Barbosa de nueva cuenta al frente del ejército.

 

En ese kilométrico presídium cupieron todos, efecto del rayo reconciliador: los que estuvieron en la lucha del 2018 como Gabriel Biestro, Carlos Figueroa, Emilio Maurer, Karina Pérez, Gustavo Vargas. También las nuevas adquisiciones del Verde, como Carlos Puente, Kuri, y hasta Juan Carlos Natale. Medio escondidos, Vanesa Barahona, los Alejo, recién llegados al movimiento, asi como muchos ex operadores morenovallistas huérfanos de Eukid.

 

 

A diferencia de Cárdenas y de Jiménez Merino, personajes nacionales de Morena hicieron acto de presencia para acompañar a quien tiene cara de próximo gobernador. El mandatario de Tabasco, Adán Augusto López, la dirigente nacional, senadores, y el carismático Mario Delgado, coordinador de los diputados de Morena que fue uno de los pocos en encender auténticamente a los 20 mil del Centro Expositor.

 

Otro de los estelares, sin duda, fue Fernández Noroña, quien no tuvo dudas en atacar los finados Moreno Valle diciendo que el tirano se había muerto, pero no la tiranía, por lo que el gobernador Barbosa tendría que dedicarse a desmontar lo que quedaba de ellos, disparando el ‘aplausómetro’.

 

 

Para cerrar, Yeidckol tuvo palabras para el ausente que nadie extrañó en el mitin, el senador Alejandro Armenta, extraviado en su ruta de choque contra todo y contra todos. “Ya nadie debe hablar de él, ya estamos en campaña”.

 

 

****

 

Luis Miguel Barbosa fue duro y conceptual en su discurso, alejado de los lugares comunes de un candidato, y alejado también de la gazmoñería triunfalista. Vislumbra el reto que se avecina y no quiero otra cosa más que asumir su papel de candidato por los siguientes dos meses.

 

Tuvo un solo mensaje para Alejandro Armenta: mis enemigos me dejaron enfermedad y muerte, pero no me voy a morir los próximos 20 años porque así se lo prometí a mi familia.

 

 

 

Como ningún otro candidato en la historia reciente, ofreció una reforma profunda al estado poblano para ponerse a tono con la Cuarta Transformación, especialmente para dotar de más autonomía al Congreso, al TSJ y a los órganos autónomos. Convocó a constitucionalistas y especialistas.

 

Al par de esa reforma profunda, prometió un estilo diferente al de los últimos gobernadores del ‘PRIAN’: Marín, repudiado; Moreno Valle, repudiado y muerto; Gali, desaparecido y sin influencia. ¡Qué horror hacerlo así!

 

También tuvo un mensaje para sus enemigos, no los Moreno Valle muertos, sino a los vivos, a los miserables Armenta y Héctor Alonso: me desearon enfermedad y muerte, pero viviré otros 20 años. Después de eso, le dio olvido a quien le peleó la candidatura de forma miserable. Ahí agotó su capital político, en la miseria humana.

 

 

 

Pobreza, desigualdad fueron otros de sus temas centrales. “No más ruedas ni museos, desarrollo para el campo”.

Entonces, sonó el caracol prehispánico para recordar a los pueblos originarios.

 

****

 

Barbosa tampoco tuvo palabras para sus rivales. A diferencia de lo que se veía venir como una campaña a machetazos, sabe que ahora tiene todo a su favor, pues el PRI de Jiménez Merino es enclenque y Cárdenas es un novato sin apoyo de sus partidos.

 

 

A ellos, les dijo, no los atacaré si no me atacan a mí. Les daré respeto si me dan respeto.

 

 

Dos meses de campaña separan a Barbosa de Casa Puebla. Antes de la responsabilidad, a disfrutar esos dos meses. Luego, como él mismo dijo, que el gobierno se dedique a gobernar.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico