Lunes, 27 de Mayo del 2019
Jueves, 11 Abril 2019 03:10

La sombra de la muerte trágica sigue sobrevolando Puebla

La sombra de la muerte trágica sigue sobrevolando Puebla Escrito Por :   Arturo Rueda

La inyección letal podría ser una broma macabra, quizá de mal gusto. Pero el problema es el contexto de la tragedia no aclarada de la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, la causa del accidente aéreo que nos arrebató a una gobernadora y nos arrojó a un nuevo proceso electoral. ¿La política en Puebla ya se dirime a ‘helicopterazos’, a inyecciones letales, a balazos?


 

Un crimen, cualquier crimen, tiene tres fases: desear, planear, ejecutar. Lo saben los fans de Criminal Minds, una serie norteamericana dedicada a desentrañar los mecanismos mentales de los delincuentes.

 

Hasta ahora Armenta y compañía habían deseado la muerte de Luis Miguel Barbosa. Así lo revelaron los ‘audioescándalos’ de la semana pasada. En los nuevos, difundidos ayer, dieron un paso adelante: pensando en voz alta, Violeta Lagunes planea cómo matar al candidato de Morena, utilizando una inyección, invitándolo a comer y echarle algo a su comida. “No dura dos semanas”, dice la ex diputada federal.

 

Desde Shakespeare sabemos que los criminales, antes de cometer sus crímenes, los imaginan. O que los grandes criminales, antes, son grandes imaginadores.

 

Así le pasa a Macbeth, quien no duerme pensando, se la pasa en vigilia, imaginando sus siguientes crímenes para ascender en la escalera de poder.

 

Nuevos ‘audioescándalos’ sacudieron ayer Puebla. En CAMBIO se confirmó que Armenta pidió la mitad del gabinete actual, y la mitad del futuro gobierno de Barbosa. Voracidad sin límites, además existe un plan para hacerle un hueco electoral pese a que las demandas sean cumplidas.

 

En 24 Horas Puebla, la cavilación en voz alta para matar al candidato a la gubernatura en voz del abogado de Armenta, Fredy Erazo, y Violeta Lagunes. Un iter criminis, como conocen los criminólogos a esa fase entre la ensoñación y la ejecución de un acto criminal.

 

De momento no hay delito que perseguir por la Fiscalía, pues hasta donde se sabe, del iter criminis no han pasado a la ejecución del atentado contra Barbosa.

 

Pero al margen que sea una ensoñación, la sola posibilidad de que el acto pueda ser ejecutado en el futuro, de que sobrevenga una nueva tragedia para Puebla, se trata de un acto gravísimo que ensucia la política poblana de forma peor que en tiempos de Moreno Valle.

 

A Armenta y compañía, Barbosa ya los ve como una banda criminal. Es la única forma de encuadrar la conversación de Violeta y Fredy Erazo, el abogado del senador con licencia, donde se planea su muerte. O se imagina la forma de acabar con él.

 

La inyección letal podría ser una broma macabra, quizá de mal gusto. Pero el problema es el contexto de la tragedia no aclarada de la muerte de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, la causa del accidente aéreo que nos arrebató a una gobernadora y nos arrojó a un nuevo proceso electoral.

 

¿La política en Puebla ya se dirime a ‘helicopterazos’, a inyecciones letales, a balazos?

 

Porque desde hace un año eso tenemos: balazos en las casillas, robo de urnas y papelería, ‘helicopterazo’, y ahora inyección letal, la muerte de un candidato. La violencia es una espiral sin freno. Nadie pone la otra mejilla.

 

Por todos lados suena terrible, pero suena peor en quienes profieren las palabras malditas de muerte.

 

Por eso, acuciada por su propia culpa, Raskólnikov en potencia, Lagunes acudió a la Fiscalía a protagonizar su “entrega” a las autoridades, mientras que el abogado Freddy reconocía su voz en las conversaciones y aducía que el objetivo de la inyección letal era “endulzar la vida del candidato”, al momento en que Alejandro Armenta se deslindaba de ambos en entrevista con Óscar Mario Beteta.

 

Pues sí, son criminales, criminalillos, los Armenta y compañía han sido condenados por su propia boca.

 

¿Qué le espera a Puebla en este nuevo escenario de odio, ahora contra Barbosa?

 

Ojalá no otra tragedia, pero Armenta y compañía ya lograron su objetivo: la sombra de la muerte trágica sigue sobre nosotros, ingenuos pensamos que ya la habíamos ahuyentado.

 

Pero si pasa algo, a diferencia de lo ocurrido con Martha Erika y Rafael, ya tendremos sospechosos a quienes voltear a acusar.

 

Lo que más conviene en este momento a Armenta y compañía es que Barbosa gane la gubernatura y tenga una larga vida.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico