Jueves, 17 de Octubre del 2019
Martes, 30 Abril 2019 03:11

Fraude al Conacyt, y ahora Cárdenas suma opacidad y mentira

Fraude al Conacyt, y ahora Cárdenas suma opacidad y mentira Escrito Por :   Arturo Rueda

Cárdenas Sánchez miente. Así de claro. Fue pillado en una falta de ética, de integridad, que eventualmente podría ser denunciada ante la Junta de Honor del Conacyt y una de las sanciones posibles sería su expulsión del SNI, la cancelación de la beca, y si se ponen estrictos, podrían presentar una denuncia penal por el delito de abuso de autoridad.


 

Ni es tan íntegro, ni es tan honesto. Enrique Cárdenas Sánchez no ha tramitado su baja del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) para dejar de cobrar su beca por casi 40 mil pesos al mes, pues, de acuerdo con una carta enviada a este rotativo en respuesta al reportaje que lo evidenció, hace responsable a la Universidad Iberoamericana de Puebla del trámite de esa baja o permiso o licencia.

 

Por supuesto, es una mentira.

 

El Reglamento del SNI, en ningún punto o apartado, establece esa obligación a la universidad o centro educativo de adscripción de tramitar bajas o permisos. Y es obvio: se trata de un Sistema Nacional de INVESTIGADORES, no de instituciones.

 

Tanto el concurso de ingreso, como los trámites de permanencia o baja, son personalísimos. No los puede realizar la institución educativa.

 

Tan es así que los casi 40 mil pesos que recibe como investigador nivel 3 no los recibe la Universidad Iberoamericana, sino que se depositan en su cuenta bancaria personal o se le pagan con un cheque a su nombre, no se depositan a una cuenta de la Universidad o un cheque a nombre de la Iberoamericana.

 

Cárdenas Sánchez miente. Así de claro. Fue pillado en una falta de ética, de integridad, que eventualmente podría ser denunciada ante la Junta de Honor del Conacyt y una de las sanciones posibles sería su expulsión del SNI, la cancelación de la beca, y si se ponen estrictos, podrían presentar una denuncia penal por el delito de abuso de autoridad.

 

A lo largo del día se buscó una declaración del candidato del PAN-PRD-MC pero evadió en todo momento a nuestros reporteros. A él, que le gusta señalar con dedo flamígero a todos, no pudo responder directamente a los reporteros de CAMBIO y se contentó con enviar una carta aclaratoria que, por cierto, no incluye algún documento enviado al Conacyt.

 

El candidato que presume una supremacía moral por ser ciudadano, es decir, no político, comete los mismos errores que los políticos: oculta sus ingresos. Es decir, no es diferente a los demás. Solamente no ha estado bajo escrutinio de los medios de comunicación.

 

Pero aquí viene otra historia del impoluto:

 

Resulta que el candidato Cárdenas no reportó en su 3de3 los ingresos que obtiene por su beca como investigador nivel 3 del SNI. Al mes se trata de 38 mil pesos. Al año, una cantidad que no es nada despreciable: 443 mil pesos.

 

 

Millones de mexicanos no los ganan.

 

De hecho, la cantidad que le paga el Conacyt a Cárdenas Sánchez —443 mil al año— es superior que los 300 mil que le paga la Universidad Iberoamericana por su plaza de medio tiempo, 300 mil al año según los datos de su propia declaración 3de3.

 

¿Por qué no reporta el candidato panista el dinero que los mexicanos le pagamos por ser un investigador de excelencia?

 

No tengo idea. Quizá piensa que es un favor que le hacen sus amigos del Conacyt, pero en realidad es dinero que proviene de los impuestos de todos los mexicanos.

 

Como sea, este episodio de opacidad no se distingue en nada de los que comenten los políticos profesionales. Los que vimos en 2018, pero también en 2016, con Blanca Alcalá.

 

Pero para eso, para escudriñar y descubrir más de nuestros candidatos, es el periodo de campañas.

 

Esto es lo que tenemos de Cárdenas hasta ahora.

 

Quiso seguir cobrando su beca de casi 40 mil al mes.

 

Y no reportó en su 3de3 sus ingresos anuales por 443 mil que le da el Conacyt.

 

Vaya honestidad no valiente.

 

comments powered by Disqus

archivo historico