Miercoles, 16 de Octubre del 2019
Miércoles, 08 Mayo 2019 02:47

Sólo quedan 22 días de campaña y Cárdenas se desplomó

Sólo quedan 22 días de campaña y Cárdenas se desplomó Escrito Por :   Arturo Rueda

Arrinconado por la prensa, Cárdenas aceptó que Indatcom sí trabaja en su campaña. Y pues no habría delito, excepto ¡oh sorpresa! Que no hay registro de pagos a esa empresa en los reportes de fiscalización del INE, según publica este día CAMBIO. El que Cárdenas acepte que Indatcom trabaja en su campaña, pero no existen pagos registrados, comprueba que alguien más le paga a la empresa de Rafa Valenzuela


 

Enrique Cárdenas es un fiasco como candidato, ya se sabía, pero también como impoluto. La primera pista fue el fraude al Conacyt para seguir cobrando su beca como investigador nivel III del SNI. Pero ayer le cayó un chaparrón del que no va a levantarse. Su campaña se acabó tres semanas antes de los comicios.

 

Como suele pasar, la Diosa Fortuna le dio la espalda y jugó un papel fundamental en su caída. Un community manager cometió un error de esos que se cometen cualquier día: publicó contenido en la cuenta equivocada. En vez de colocar una imagen de campaña en la cuenta de Cárdenas, lo hizo en la cuenta del gobierno de Zapopan, el segundo más importante de Jalisco. Y confirmó toda la trama de la ‘guerra sucia’ que llega desde ese estado.

 

Lo que era un supuesto, una versión, se volvió dato duro: la intervención de empresas de comunicación vinculadas a Movimiento Ciudadano y a sus gobiernos en Jalisco como agentes de ‘guerra sucia’ en contra de Luis Miguel Barbosa. En ese caso, la empresa Indatcom, orgánicamente vinculada a Movimiento Ciudadano y que, se dice, es copropiedad de Jorge Álvarez Máynez junto con Rafael Valenzuela.

 

Tras el error, el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus, reaccionó rápido para no verse inmiscuido en una guerra que no le interesa con Luis Miguel Barbosa. Anunció el despido de la empresa creativa Indatcom, lo que provocó la furia de Álvarez Máynez que le criticó la decisión que le hace perder contratos por un millón 800 mil pesos firmados para difundir contenidos digitales de ese gobierno municipal.

 

Pero el chaparrón le cayó a Enrique Cárdenas, que unos días antes, en su papel de impoluto, había pedido pruebas tras la acusación de que Indatcom, junto con Euzen y La Covacha, trabajaban en su campaña encargándose de la ‘guerra sucia’ contra Luis Miguel Barbosa y con cargo a los gobiernos de Movimiento Ciudadano en Jalisco.

 

Arrinconado por la prensa, Cárdenas aceptó que Indatcom sí trabaja en su campaña. Y pues no habría delito, excepto ¡oh sorpresa! Que no hay registro de pagos a esa empresa en los reportes de fiscalización del INE, según publica este día CAMBIO.

 

El que Cárdenas acepte que Indatcom trabaja en su campaña, pero no existen pagos registrados, comprueba que alguien más le paga a la empresa de Rafa Valenzuela. Y que ese alguien más son los gobiernos municipales y estatal de Jalisco. Círculo cerrado.

 

Entonces, se comprueba que el académico sabía de la porquería que hay en su campaña. Que dinero público de gobiernos municipales y estatal de Jalisco es desviado para apoyar su campaña electoral. Y si sabe esto, lo tolera, lo acepta, quiere decir que fracasó como impoluto.

 

No fue el único golpe a su prestigio. El periodista Alejandro Mondragón dio a conocer en el portal Status el contrato que Cárdenas Sánchez recibió para el CEEY de parte de Enrique Peña Nieto, a través del Conacyt, por 1.9 millones de pesos para elaborar materiales visuales o mamparas o algo así. Es decir, una bobería para tanto dinero.

 

Todo esto, sumado al episodio de la beca Conacyt, nos refleja a alguien que fracasó como impoluto. Acepta que, con recursos públicos de otros gobiernos municipales y estatal, se pague una ‘guerra sucia’ digital. Antes, hizo de su profesión como académico un gran negocio, pues además de cobrar becas que no desquita, obtuvo contratos del gobierno corrupto de Peña Nieto sin hacer cara de fuchi. Y si la hizo, se la aguantó porque era una buena lana.

 

Fracasó como impoluto, fracasó como candidato, pues tal como advertimos el lunes, las encuestas levantadas por empresas nacionales y locales reflejan que la distancia se mantiene entre 20 y 30 puntos, cada vez con menos días de campaña.

 

Exactamente, a la campaña le quedan 22 días, por lo que Cárdenas tendría que ganar un punto porcentual diario de aquí al final, lo que equivale a convencer a 16 mil voluntades cada jornada.

 

Se ve difícil, se ve imposible.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico