Miercoles, 16 de Octubre del 2019
Martes, 21 Mayo 2019 02:27

El académico que vendió un terreno a un niño en una bicoca

El académico que vendió un terreno a un niño en una bicoca Escrito Por :   Arturo Rueda

Cárdenas subió dos documentos: un contrato de promesa de contratar y una relación de pagos. Uno y otro, sin embargo, son problemáticos. ¿Por qué? Porque resulta que Enrique Cárdenas le vendió el terreno de 180 metros cuadrados a un niño de 11 años llamado Leonardo Tépetl Bravo, un menor de edad sin capacidad para obligarse de acuerdo con el Código Civil


 

El debate entre candidatos a la gubernatura ya ocurrió, pero las oscuras historias patrimoniales de Enrique Cárdenas Sánchez siguen saliendo a la luz pública en detrimento de su ex luminosa reputación que ya le hizo perder apoyos entre académicos, intelectuales y activistas de la CDMX que ven azorados la cantidad de basura que surge alrededor de su personalidad.

 

Aquí la última:

 

Según el Registro Público de la Propiedad, Enrique Cárdenas Sánchez es propietario de un terreno de 180 metros cuadrados muy cerca de la pirámide de Cholula. Según los documentos que dio a conocer MTP Noticias el viernes pasado, el académico y su esposa adquirieron esta propiedad, ubicada en calle 2 Sur 713, en 90 mil pesos en el 2003 al señor Antonio Zerón Ramos.

 

Cárdenas Sánchez no incluyó esta propiedad en su declaración 3de3, por lo que, según el reto lanzado en el marco del Debate organizado por el INE, debería renunciar a la candidatura.

 

 

Pero el académico se justifica afirmando que el terreno ya no es suyo, que ya lo vendió, pese a lo que dice el Registro Público de la Propiedad. Y como prueba, ayer subió algunos documentos que, en vez de ayudarlo, sólo lo hunden más, pues hacen más oscura la operación.

 

Cárdenas subió dos documentos: un contrato de promesa de contratar y una relación de pagos. Uno y otro, sin embargo, son problemáticos. ¿Por qué? Porque resulta que Enrique Cárdenas le vendió el terreno de 180 metros cuadrados a un niño de 11 años llamado Leonardo Tépetl Bravo, un menor de edad sin capacidad para obligarse de acuerdo con el Código Civil.

 

El contrato privado, por cierto, no tiene ninguna validez en materia de traslación de bienes inmuebles. El Código Civil los prohibió por las numerosas transas que se dan entre notarios y registradores para despojar de su legítimo patrimonio a numerosos poblanos en la última década.

 

Entonces, el contrato de promesa de compraventa es ilegal: en esos términos, ningún notario lo va a protocolizar. En estricto derecho, Cárdenas sigue siendo el dueño del terreno, por lo tanto, mintió en su declaración 3de3.

 

El precio pactado en ese documento privado es irrisorio, ridículo, una bicoca: 375 mil pesos a plazos por un terreno de 180 metros cuadrados junto a la pirámide. Su valor comercial es de, por lo menos, un millón de pesos vendiendo de forma conservadora a cinco mil pesos el metro.

 

¿No sabe Cárdenas cuál es el valor comercial de su terreno? ¿Lo malbarató? ¿No sabe administrar sus propios bienes? ¿Cómo quiere administrar el dinero de los poblanos si no puede administrar correctamente su patrimonio?

 

El segundo documento es un calendario de pagos del terreno, pero los pagos no son firmados por el menor, sino por su papá, Diego Leonardo Tépetl Zenteno. El primer pago lo realizó por 100 mil pesos el 27 de enero de 2018, el último por 25 mil pesos el 5 de enero de 2019.

 

¿Por qué el contrato se firma por un menor de edad, pero los pagos los hace su papá?

 

¿Por qué pese a que se acabó de pagar el terreno desde hace cuatro meses, todavía no han acudido parte compradora y vendedora a un notario para hacerlo legal y que se refleje en el Registro Público de la Propiedad?

 

¿Por qué en la hoja de pagos la firma aparece reproducida mecánicamente sin variaciones?

 

¿Por qué en un principio Diego Leonardo Tépetl Zenteno aceptó dar una entrevista a CAMBIO para aclarar el terreno comprado por su hijo de 11 años, pero en el transcurso de la tarde decidió ya no contestar las llamadas de nuestro reportero?

 

¿Por qué todo esto huele a la simulación de una compraventa para descargar a Enrique Cárdenas de la mentira al no incluirla en su 3de3?

 

¿Por qué todo el manejo patrimonial de Enrique Cárdenas Sánchez está lleno de zonas oscuras, cuando él defiende su integridad, pero sus amigos académicos, intelectuales y activistas están dejando de creer en él y muchos ya no firman sus desplegados de defensa?

 

¿Qué otras sorpresas nos depara el académico en poco más de una semana de campaña que resta?

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico