Martes, 15 de Octubre del 2019
Lunes, 21 Enero 2019 01:24

En espera del interino que López Obrador eligió para Puebla

En espera del interino que López Obrador eligió para Puebla Escrito Por :   Arturo Rueda

Total, el presidente López Obrador está convencido de que puede convencer al pueblo bueno de que ya no acuda a la rapiña de combustible. Viene a Puebla el próximo jueves, justo el día que se cumple un mes del ‘helicopterazo’ en el que murieron Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle. (Hasta parece ironía macabra). Y del que todavía no hay explicación oficial. Para ese día ya será recibido por un gobernador interino, quien será su aliado para luchar contra el huachicol en los próximos meses.


 

¿Cuántas explosiones como las de Tlahuelilpan hemos podido ver en Puebla en los últimos cinco años? ¿Cuántos actos de rapiña popular de los ductos, luego de la acción de los criminales, no hemos visto en Tlahuapan, Texmelucan, el Triángulo Rojo?

 

¿Cuántas vidas salvó que los poblanos usen algodón egipcio o lana 100 por ciento pura al ir a saquear ductos y no fibras sintéticas que detonan chispas eléctricas?

 

El país es un polvorín tras la guerra declarada contra los huachicoleros por López Obrador, y en ese contexto, nadie se traga que la explosión que cobró al momento 85 vidas, más decenas de heridos, fue producida por los textiles o el roce de la ropa de los pueblerinos que fueron a rapiñar. Para todos, se trata de un mensaje terrorista de esos capos criminales dispuestos a usar a la población como carne de cañón, como siempre lo han hecho.

 

El país mira atónito a las decenas, quizás centenas de personas, que acuden a los ductos pinchados como si fuera un día de feria, una ‘albercada’, con tambos y bidones de todo tipo para rapiñar el combustible que les dejan los criminales en pago a su apoyo.

 

En la zona del Triángulo Rojo, específicamente en Quecholac, los pobladores instalaron tinacos Rotoplas en los patios de sus viviendas para esconder las ‘mochadas’ en especie que les dan los ‘chupaductos’. ¿Saben que pueden volar por los aires? Claro. Rotoplas, con miles de litros de gasolina, como si fueran minas escondidas.

 

¿Asisten a las rapiñas en familia, esconden contenedores en sus casas sabiendo del riesgo que implica volar por los aires? Por supuesto, y aun así lo hacen.

 

¿Se trata del pueblo bueno con el sermonea López Obrador, y que tanto policías federales como Ejército tiene prohibido agredir mientras alegremente llenan sus bidones? También.

 

¿Por qué la tragedia no ocurrió en Puebla y sí en Hidalgo? Pues todo indica que por puritita suerte, o porque los huachicoleros poblanos visten más fino que los hidalguenses.

 

Total, no ha pasado en Puebla, pero nada nos excluye de que puede pasar en los próximos meses. Los capos del huachicol andan muy encabronados y no se van a tentar el corazón para frenar la guerra.

 

Total, el presidente López Obrador está convencido de que puede convencer al pueblo bueno de que ya no acuda a la rapiña de combustible. Viene a Puebla el próximo jueves, justo el día que se cumple un mes del ‘helicopterazo’ en el que murieron Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle. (Hasta parece ironía macabra). Y del que todavía no hay explicación oficial.

 

Para ese día ya será recibido por un gobernador interino, quien será su aliado para luchar contra el huachicol en los próximos meses.

 

¿Quién será?

 

¿El maestro Pacheco Pulido? Tiene una carrera brillante, es un hombre brillante, con un solo pero: su edad. Pero viendo el gabinete de la 4T, el tabasqueño no le hace feo a los octogenarios.

 

¿Jesús Rodríguez Almeida? El encargado de despacho es mucho más joven, tiene experiencia, pero tiene un defecto: fue designado por Martha Erika Alonso. Eso parece inhabilitarlo, aunque es el perfil que más podría garantizar la gobernabilidad.

 

¿Gerardo Islas Maldonado? Es muy joven, hechura política de Moreno Valle, y pese a su edad, ha cumplido con creces en todas las responsabilidades que le han encargado. ¿Ya tiene el tamaño para gobernar Puebla?

 

López Obrador, en Huachinango —en realidad debería haber ido a Texmelucan o al Triángulo Rojo si en verdad quería dialogar con los huachicoleros duros— ya tendrá sentado a alguien a su lado.

 

Tic-tac.

 

Ya estamos cerca de saber al hombre que eligió el presidente de la 4T.

 

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico