Sábado, 19 de Octubre del 2019
Jueves, 30 Mayo 2019 02:55

Malas noticias para el domingo: participación de 36-42 %

Malas noticias para el domingo: participación de 36-42 % Escrito Por :   Arturo Rueda

Enrique Cárdenas va a recibir menos de la mitad de los votos que Martha Erika Alonso tuvo en 2018. Prácticamente 550 mil panistas, o morenovallistas, o simpatizantes de ese grupo político, no encontraron razones en adherirse a la campaña del académico ni en interés en salir a votar por él.


 

Para desgracia de todos los que creemos en la democracia, el próximo domingo no saldrá a votar ni la mitad del electorado poblano. Los últimos cálculos son francamente desalentadores, pues encuestadores y especialistas en opinión pública consideran que se moverán en un rango de entre 36 y 42 por ciento. Es decir, serán todavía más bajos que el 46 por ciento de 2016 cuando ganó Tony Gali.

 

En 2018 salieron a votar tres millones 100 mil poblanos. En 2019, si bien nos va, lo harán un millón 850 mil poblanos. En el peor escenario, poco más de millón y medio. ¿Qué significa esto?

 

Que prácticamente la mitad de los poblanos que salieron a votar en 2018 para este año ha decidido quedarse en su casa. Por supuesto, esto es un fracaso monumental para candidatos, partidos y medios de comunicación. La campaña electoral 2019 fracasó.

 

Para entender ese fracaso es importante saber qué ocurrió entre 2018 y 2019 para que la participación tenga una caída tan marcada.

 

Una primera explicación, tal como lo escribimos hace un par de días, es que no generan el mismo interés unos comicios en los que se eligen presidente de la República, senadores, diputados y alcaldes, que una elección en la que sólo se elige al gobernador.

 

Seguro que hay algo más, puesto que todas las encuestas son consistentes en señalar una amplia victoria para Luis Miguel Barbosa que, dependiendo de algunas variables, el próximo domingo ganará con más del 50 por ciento de los votos… del 36-42 por ciento de participación.

 

Es decir, el candidato de Morena recibirá entre 950 mil votos como techo y 750 mil como piso. No va a llegar a su votación de 2018, pero su base electoral sigue a su lado de forma mayoritaria. Va a perder entre 100 a 300 mil sufragios respecto del proceso anterior. De sus movilizadores depende forzar la maquinaria para quedarse en el rango de 900 mil votos.

 

Si las bajas no están del lado de Morena, necesariamente se encuentran del otro bando. Y en el otro bando la explicación es muy sencilla: la muerte trágica de Rafael Moreno Valle dejó un hueco de liderazgo político y electoral que nadie pudo llenar. Tardíamente comprendieron eso en el PAN, y en su último spot prefirieron presumir las grandes obras del ex gobernador que a su candidato Enrique Cárdenas, que resultó fallido y ‘malito’.

 

El próximo domingo el candidato del frente común PAN-PRD-MC recibirá entre el 30 y el 35 por ciento de la votación… del 36-42 por ciento de participación. Su promedio son 550 mil votos y la va a tener muy difícil para llegar a los 600 mil.

 

En otras palabras: Enrique Cárdenas va a recibir menos de la mitad de los votos que Martha Erika Alonso tuvo en 2018. Prácticamente 550 mil panistas, o morenovallistas, o simpatizantes de ese grupo político, no encontraron razones para adherirse a la campaña del académico ni el interés en salir a votar por él.

 

Esos 550 mil panistas, o morenovallistas, o simpatizantes de la figura del ex gobernador decidieron apartarse de la elección del nuevo gobernador. Sin Moreno Valle, ni Eukid, ni Banck, ni Gali, dejaron de tener razones de voto.

 

En ese sentido, Cárdenas va a recibir los votos de la maquinaria partidista del PAN —sobre todo— y las migajas que quedan del PRD y MC. Su perfil de candidato no atrajo a la sociedad civil ni al electorado que se declara no partidista. Quienes lo impulsaron, fracasaron en lo electoral, aunque no necesariamente en lo económico —habrá que preguntarse dónde quedaron los 32 millones de gasto de campaña—.

 

En este fracaso también cuenta el PRI. Alberto Jiménez Merino quizá obtenga 250 mil votos, lo que representa 400 mil menos de los que obtuvo Enrique Doger Guerrero. El tricolor se encuentra vacío.

 

Así que si la participación se desploma, es porque el morenovallismo ha decidido quedarse en su casa. La memoria del ex gobernador, la de Martha Erika, no fueron correctamente defendidas por las dirigencias, y mucho menos por un candidato agraviante para los simpatizantes de ese grupo político.

 

La apuesta de Marko Cortés fracasó. O en el fondo, viendo perdida la elección, mandó a perder a alguien que vale menos que un cacahuate. Sí, Cárdenas podrá presumir que obtuvo más de 500 mil votos. Pero ninguno es de él, sino del PAN. Y los otros 600 mil lo rechazaron por su agravio a Martha Erika Alonso y Moreno Valle que en paz descansen.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico