Jueves, 14 de Noviembre del 2019
Martes, 22 Enero 2019 00:53

Político que respira, aspira: Pacheco Pulido llegó a la meta

Político que respira, aspira: Pacheco Pulido llegó a la meta Escrito Por :   Arturo Rueda

De rebote, sin embargo, Puebla queda en buenas manos, porque si algo le sobre al maestro Pacheco es oficio político. Tanto, que las primeras palabras de su discurso de toma de protesta fueron dirigidas a las familias y dolientes de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle. Con ello, apaciguó todos los ánimos con un acto de caballerosidad y altura.


 

El proceso de designación de gobernador interino evidenció que tras la muerte trágica de Rafael Moreno Valle queda puro retazo sin hueso. Liliputienses de la política que se encumbraron -o enriquecieron- gracias al talento del ex gobernador, pero que le aprendieron poco.

 

O que la orfandad les ganó, y ante la incapacidad de proponer un candidato común, ahora enfrentarán la extinción. El 24 de diciembre de 2018 se quedaron huérfanos. El 21 de enero fueron desalojados del gobierno. Ahora enfrentan la peor condición: huérfanos y homeless.

 

Lo de Jesús Rodríguez Almeida no fue ni trágico ni cómico, sino un esperpento. Todos los esfuerzos por posicionarlo como la propuesta de Acción Nacional, las largas horas de cabildeo con Marko Cortés y los gobernadores albiazules, los supuestos acuerdos en Bucareli, se estrellaron en la Comisión de Gobernación cuando José Juan Espinosa exhibió que el encargado de despacho no reunía los requisitos de poblanidad o residencia

 

Inmediatamente se hizo el silencio, pues Marcelo García Almaguer, miembro de la Comisión de Gobernación, no defendió a Rodríguez Almeida ni las razones de por qué era elegible. Tampoco lo hizo ningún panista, por lo que votaron a favor de eliminar su nombre de la terna. ¡Kaput!

 

‘Ridiculazo’ histórico, pues apenas unas horas antes tanto el CEN de Marko Cortés, como los gobernadores panistas, como los propios diputados liderados por García Almaguer, se habían apostado por Rodríguez Almeida en una cargada tuitera. ¿Nadie de ellos sabía que no reunía los requisitos constitucionales? Parece que no. ¿Para qué lo pusieron en las mesas de negociación con Bucareli? ¿Para eso ocuparon casi un mes en promoverlo? Terrible operación.

 

A partir de ese momento, las opciones se redujeron a dos: el respaldo de la mayoría de Pacheco Pulido y la necedad de colocar como opción para el pleno a Gerardo Islas, quien aparentemente tampoco sería elegible por no haber renunciado 90 días antes, tal como marca la Constitución.

 

Islas se convirtió en la opción de Tony Gali, quien operó para rechazar que Bucareli avalara a Rodríguez Almeida. El ex gobernador soñaba con una reforma constitucional que le diera la posibilidad de convertirse en interino o incluso le abriera la posibilidad de competir en junio.

 

En Presidencia lo marearon que sí, que veían con buenos ojos la reforma, pero solamente los hicieron perder tiempo para encerrarlos. Entonces optó por Islas, quien quedó eliminado antes de llegar al pleno gracias al voto decisivo de Juan Pablo Kuri, el diputado verde al que nadie había volteado a ver.

 

Ahora, los residuos del morenovallismo no se quedaron con el poder. No con una migaja. El adiós de Eukid Castañón a la política no terminó la guerra, y el supuesto desayuno de la unidad no unió nada. Fue una simulación.

 

De rebote, sin embargo, Puebla queda en buenas manos, porque si algo le sobre al maestro Pacheco es oficio político. Tanto, que las primeras palabras de su discurso de toma de protesta fueron dirigidas a las familias y dolientes de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle. Con ello, apaciguó todos los ánimos con un acto de caballerosidad y altura.

 

A Pacheco también le sobre experiencia gubernamental: ha sido diputado local, federal, presidente municipal y nuevo años presidente del Tribunal Superior de Justicia. En vez de engolosinarse con el poder, después del pésame, reconoció la situación de impunidad e inseguridad en la que vive el estado, y ofreció atacarlo con todo apelando a la unidad.

 

El jurista cumplió su sueño de llegar a Casa Puebla, pero sabe de la responsabilidad que tiene y que le viene de su formación de hombre de Estado, pues es de esas raras avis que ejercen con el mismo éxito la actividad política que la reflexión en sus artículos semanales y con sus libros, al estilo de Jesús Reyes Heroles, a quien también citó ayer al pedir unidad a los poblanos para combatir los problemas del estado.

 

Pacheco ya entró a la historia de los gobernadores, como fue siempre su sueño. Y es prueba viva de que político que respira, aspira. A sus 85 años, salió del retiro dorado porque en política es el hombre y su circunstancia, como decía Ortega y Gasset.

 

Como el hombre es su circunstancia, los morenovallistas pagarán en las elecciones por venir, en los años por venir, la extinción que ellos mismos propiciaron con su división, con sus ambiciones y con su mezquindad. El ‘helicopterazo’ los mandó tres metros bajo tierra. La incapacidad de su clase política lo sumió otros tres.

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico