Jueves, 17 de Octubre del 2019
Miércoles, 24 Julio 2019 02:55

Todo nuevo, nada viejo: el principio de gobierno de Barbosa

Todo nuevo, nada viejo: el principio de gobierno de Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

¿Qué significa “todo nuevo, nada viejo”? Limpiar al gobierno estatal de personajes, acciones, políticas y negocios vinculados con el viejo régimen del morenovallismo que increíblemente lograron transitar, sobrevivir y todavía hacer negocios con el gobierno del maestro Pacheco Pulido.


 

Conforme pasan los días de una transición gubernamental que se imaginaba tersa pero que jornada a jornada se vuelve más tensa, al gobernador electo le queda claro que López Obrador tenía razón cuando dijo que no se puede servir vino nuevo en botellas viejas, haciendo referencia a la renuncia del secretario de Hacienda cuyo pensamiento seguía siendo neoliberal pese a incrustarse en la 4T.

 

Luis Miguel Barbosa, en sus últimas reuniones para ultimar la estructura gubernamental, así como con diputados locales, ha terminado por reforzar la teoría del “todo nuevo, nada viejo” como principio de su administración.

 

¿Qué significa “todo nuevo, nada viejo”?

 

 

Limpiar al gobierno estatal de personajes, acciones, políticas y negocios vinculados con el viejo régimen del morenovallismo que increíblemente lograron transitar, sobrevivir y todavía hacer negocios con el gobierno del maestro Pacheco Pulido.

 

Los 35 millones de pesos destinados por Finanzas para el tianguis Smart City destaparon la cloaca de cómo los morenovallistas continuaron beneficiándose económicamente de un gobierno emanado de la mayoría de la Cuarta Transformación en el Congreso local.

 

 ¿Cómo es posible que se siguiera con la misma política de subsidiar con recursos del erario un negocio particular que además ensalza y promociona la imagen del ex gobernador Gali, un potencial rival para Morena en 2021? ¿No hubo nadie con sentido común para detener el latrocinio? Son las preguntas que se hacen en el búnker barbosista.

 

La comparecencia de Estefan Chidiac en el Congreso local sólo agravó las cosas. El titular de SFA argumentó que se dio el dinero para continuar un compromiso que ya se había firmado, y reconoció que en el Presupuesto no se incluyó una partida aprobada por los diputados.

 

Pero luego Gabriel Biestro reveló que Gali otorgó en comodato el Patio de los Azulejos para el Smart City, y aunque éste se venció el 30 de noviembre de 2018, en el gobierno de la transición no se hizo nada para desalojarlos y recuperar ese espacio público. Hasta ayer, la gente de Smart City seguía despachando ahí como si nada, quesque porque “nadie los desalojó”, afirmaron cínicamente a CAMBIO.

 

Pero la situación se tensa a cada momento

 

Esta semana trascendió que el hermano del Jefe de Oficina de Manzanilla en la SGG, Arturo Fernández Tanús, organizó la visita de Alejandro Rojas Díaz Durán para golpetear a Barbosa. Pero los hermanos Arturo y Bernardo son empresarios que prosperaron con Gali, tuvieron cargos en su gobierno e hicieron negocios corruptos que ya se documentan.

 

¿Cómo llegaron al gobierno de Pacheco Pulido y se incrustaron ahí sin que nadie lo notara? ¿No hay sentido común?

 

Ahí donde se mire, hay negocios y adjudicaciones del gobierno de Pacheco Pulido para beneficiar a empresarios morenovallistas. Es decir, continuó la lógica de la corrupción.

 

Para muestra, un botón.

 

Mediante una adjudicación directa, Estefan Chidiac benefició al empresario editor favorito de Luis Maldonado Venegas y Rafael Moreno Valle, Rodrigo Fernández Chedraui, que maquiló entre 2010 y 2016 más de 48 libros, por los que recibió cantidades millonarias.

 

La actual SFA le dio a Editorial Las Ánimas, empresa de Fernández Chedraui, un contrato para maquilar un libro sobre crónicas por un monto de casi un millón de pesos. Es decir, cada libro costó 973 pesos. ¿Pues qué son incunables o qué? ¿Por qué beneficiar a un morenovallista que siempre fue adicto a Luis Maldonado Venegas?

 

Ya de última: aunque el maestro Pacheco Pulido dijo que la austeridad sería un principio de su gobierno, que no se comprarían vehículos, Estefan Chidiac otra vez se despachó con una adjudicación directa por 2.4 millones de pesos para comprar dos camionetas de lujo Tahoe. ¿En manos de quienes están esas camionetas?

 

“Todo nuevo, nada viejo”, les dice Barbosa a sus próximos funcionarios, lo que se traduce en nuevos hombres en el gobierno, nuevas formas de hacer política, nueva forma de relacionarse con la sociedad, y sobre todo, nada de morenovallistas ni empresarios morenovallistas favorecidos con el erario.

 

Pronto, más detalles del nuevo principio de gobierno.

 

comments powered by Disqus

archivo historico