Miercoles, 23 de Octubre del 2019
Martes, 30 Julio 2019 03:17

El Juan Escutia del morenovallismo

El Juan Escutia del morenovallismo Escrito Por :   Arturo Rueda

El caso es que ayer Treviño se ‘rasgó las vestiduras’. Defendió que las obras construidas en ese periodo mantengan su azul, su falsa talavera, sus tirantes en los puentes que no cargan nada, las butacas que modelan el logo del gobierno anterior, las ciclopistas inútiles se mantengan.


 

En estos días hay que estar muy pendejo o muy agradecido con el morenovallismo para salir en su defensa. Ni sus incondicionales sacan el pecho por el ex gobernador, ni a los que enriqueció ni sus cómplices ni mucho menos sus familiares.

 

Creíamos que nadie, hasta que el líder estatal de la Coparmex, Fernando Treviño, tomó ayer la bandera morenovallista, se envolvió en ella y se tiró de un quinto piso cual Juan Escutia pipope. 

 

El abogado que lidera a los empresarios tomó por sorpresa ayer a sus agremiados cuando un foro de Coparmex, cuyo objetivo era realizar sugerencias al próximo gobierno de Luis Miguel Barbosa, terminó convertido en un elogio postmortem de Rafael Moreno Valle. Una defensa de su imagen, sus políticas y hasta del Smart City.

 

Quizá el abogado Treviño es de sus amigos que son amigos de sus amigos. Quizá su agradecimiento por la condonación de 1.1 millones de pesos de impuestos le dure hasta el día de hoy.

 

Quizá también su agradecimiento con el gobierno de Tony Gali que le entregó un contratazo de asesoría a su despacho Rivadeneyra, Treviño & Ocampo para temas internacionales por tres millones de pesos.

 

 

O quizá, dicen, la notaría que comparte con su compañero de generación de la Libre de Derecho, Sergio Penagos, una de las 29 que repartió Moreno Valle al final de su sexenio.

 

El caso es que ayer Treviño se rasgó las vestiduras.

 

 

Defendió que las obras construidas en ese periodo mantengan su azul, su falsa talavera, sus tirantes en los puentes que no cargan nada, las butacas que modelan el logo del gobierno anterior, las ciclopistas inútiles se mantengan.

 

“Me parece que las cosas buenas hay que mantenerlas, que las que no sean tanto hay que corregirlas, pero no podemos destruir ni tirar a la basura lo que ha costado dinero de los impuestos que pagamos”, declaró.

 

"Entonces hay como mucho trabajo que hacer y no es llegar y borrar y tirar, es llegar y tratar de mejorar lo que tenemos, que ya lo tenemos y que ya nos costó", dijo.

 

Luego se puso a defender todos los resultados del morenovallismo, y hasta del Smart City.

 

“Es un error gravísimo lo que pasó con el tema de Smart City (…), lo que implica la exposición que tiene a nivel internacional, la gente que viene a nuestro estado a este ejercicio, se vuelcan un montón de presidentes municipales de Latinoamérica a este ejercicio”, manifestó. 

 

"La gente de Smart City se voltea y dice, me llevo la sede a otro lugar, así de fácil. Tampoco les causa grandes problemas, el problema es para nosotros como poblanos".

 

Entonces uno se pregunta, ¿por qué los auténticos beneficiarios del morenovallismo se esconden y el líder del Coparmex encabeza la defensa?

 

¿Con cuánto compraron su conciencia, y qué va a pasar cuando se rastreen todos los contratos que recibió en lo individual y su despacho?

 

O quizá es la fobia de Fernando Treviño contra Luis Miguel Barbosa, que se expresó incluso cuando lo quisieron llevar a la trampa del Debate Ciudadano en la campaña.

 

¿Espera que también le contraten asesorías o le condonen impuestos?

 

Lo veo difícil.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico