Lunes, 23 de Septiembre del 2019
Martes, 10 Septiembre 2019 03:04

La embestida absurda de Glockner vs el Museo Internacional Barroco

La embestida absurda de Glockner vs el Museo Internacional Barroco Escrito Por :   Arturo Rueda

Dice el secretario de Cultura que el MIB se instaló en Angelópolis, en la parte residual del EcoParque Metropolitano, “porque hubo una tendencia a partir de los centros comerciales, de los malls que se crearon en la periferia”.  Eso, señor Glockner, es un prejuicio estúpido.  Se ve que hay muchas cosas que no entiende, una de ellas la diversificación geográfica del turismo. ¿Para qué llevar más obras emblemáticas al Centro Histórico, que ya de por sí es el sitio número uno?


 

El gobernador Luis Miguel Barbosa debe detener el despropósito ideologizado de su secretario de Cultura, Julio Glockner, quien ayer develó el plan para desnaturalizar al Museo Internacional Barroco (MIB) con un plan que sería cómico si no fuera trágico: “revertir el saqueo de los museos del Centro Histórico” cometiendo a su vez,un resaqueo del Museo creado ex profeso para resguardar y depositar la valiosas piezas del Barroco en un sólo lugar para crear una mejor experiencia para el turista internacional, nacional y para los propios poblanos.

 

Así pues, Glockner planea desplumar al MIB para devolver un número indeterminado de piezas a sus museos de origen ubicados en el Centro Histórico: al Alfeñique, al Museo Bello y a San Pedro. Es decir, dispersarlas nuevamente en un paquete de museos descuidados, sin inversión, y en el que los espacios físicos no están diseñados para el lucimiento de muchas de esas piezas.

 

Dice Glockner que este “plan” le dará mucho gusto a los empresarios porque “se volverá a colocar al Centro Histórico en primer lugar tanto en cultura como en turismo en la Ciudad de Puebla”.

 

¿De verdad le hace falta al Centro Histórico “algo” para atraer al turismo, teniendo la Capilla del Rosario, la Catedral y el Zócalo?

 

¿Necesita que museos mediocres como el Alfeñique, Museo Bello, San Pedro, sean repoblados con piezas cuando este plan de dispersión fracasó desde hace muchos años?

 

Es una estupidez mayúscula desnaturalizar al Museo Barroco “saqueando” sus piezas. Por un planteamiento ideológico se va a arruinar una obra que da renombre a Puebla y que no por vaciarlo o cambiarle la naturaleza, se va a dejar de pagar mediante la inversión del PPS.

 

¿Que el Museo Internacional Barroco salió carísimo?

 

Por supuesto. En los 23 años que dura el PPS, los poblanos vamos a terminar pagando 7 mil 280 millones de pesos en cómodas mensualidades de 22.4 millones.

 

CAMBIO publicó que con ese costo, el MIB salió 160 por ciento más caro que el Museo Guggenhaim de Bilbao. 

 

¿Que es muy probable que haya actos de corrupción?

 

Claro que sí.

 

¿Lo que se debe hacer es vaciarlo, saquearlo y cambiar su naturaleza?

 

No.

 

Lo que debe hacer es investigar los actos de corrupción y sancionarlos, meter a la cárcel a los pillos pero no desnaturalizar una obra de esa magnitud que, además, tiene por propósito diversificar el turismo en Puebla capital para sacarlo del Centro Histórico, que de por sí es el sitio más visitado. Ni necesita más publicidad ni necesita más atractivos.

 

Por eso digo que Glockner quiere vaciar el MIB basado en prejuicios ideológicos, no en una estrategia para impulsar el turismo.

 

Dice el secretario de Cultura que el MIB se instaló en Angelópolis, en la parte residual del Ecoparque Metropolitano, “porque hubo una tendencia a partir de los centros comerciales, de los malls que se crearon en la periferia”.

 

Eso, señor Glockner, es un prejuicio estúpido.

 

Se ve que hay muchas cosas que no entiende, una de ellas la diversificación geográfica del turismo. ¿Para qué llevar más obras emblemáticas al Centro Histórico, que ya de por sí es el sitio número uno?

 

¿Y qué hará con los espacios vacíos que quedarán en un desplumado Museo Internacional Barroco?

 

“En estas salas hacer una propuesta diferente”.

 

¡Ah caray, qué es una “propuesta diferente”!

 

La sola expresión “diferente” da miedo proviniendo de un prejuicioso ideológico como Glockner.

 

Diferente, por ejemplo, es colocar ahí a los payasos del Zócalo capitalino o a los danzantes prehispánicos del Parque Soria en las afueras de la pirámide de Cholula.

 

No, por Dios.

 

Una cosa es que el Museo Internacional Barroco sea un acto de corrupción y otra cosa es destruir el patrimonio que de todas formas tendremos que seguir pagando en los próximos 18 años.

 

Alguien que pare los desvaríos ideológicos del secretario de Cultura.

 

Ya se veía venir a este chivo en cristalería.

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico