Miercoles, 12 de Agosto del 2020
Martes, 12 Noviembre 2019 01:46

Metáfora del paraguas panista y la lluvia de mierda

Metáfora del paraguas panista y la lluvia de mierda Escrito Por :   Arturo Rueda

¿En serio piensa que el PAN tendrá una recuperación electoral si defiende a los corruptos, a los que se enriquecieron con el erario, a los que obtuvieron notarías a través de prestanombres, a los que hicieron obra pública a través de prestanombres, a los que les congelaron sus cuentas, a los que tienen procesos por lavado de dinero y delincuencia organizada, y en última instancia, a los que obtuvieron títulos de licenciados de forma ilegal a pesar de ser unos pinches burros iletrados?


 

En tiempos de crisis, Acción Nacional tiene a su dirigente menos talentoso de la historia. Marko Cortés, de paso por Puebla, dejó una vez más constancia de que se trata de un liliputiense de la política. Un líder sin rumbo capaz de cometer pifia tras pifia sin que nadie le reclame.

 

Ya no sólo se trata de su incapacidad para defender a Martha Erika Alonso y a Rafael Moreno Valle del magnicidio disfrazado de helicopterazo.

 

Tampoco de mantener la gubernatura interina, que les hubiera dado la posibilidad de retener la gubernatura constitucional que ahora ostenta Luis Miguel Barbosa, y desde la que todas semanas envía torpedos dirigidos hacia el morenovallismo superviviente.

 

Ahora, en un acto de negligencia, quiere coartarle el futuro al PAN: infectar a militantes sanos con el desprestigio de la cloaca morenovallista. Un despropósito que nadie se atrevió a criticar.

 

Y es que ante la embestida del gobierno estatal, Marko Cortés quiere proteger con el paraguas del PAN a todos aquellos que en las próximas semanas comparecerán ante la Fiscalía por delitos varios, así como a los que no van a poder evitar la cárcel en los meses por venir. Se lo ganaron.

 

Por supuesto todavía hay presunción de inocencia, pero mientras las acusaciones están ahí: el enriquecimiento ilícito de varios miembros del clan morenovallista. Y las que vienen en camino para las próximas semanas, donde brillarán JACH y Gali.

 

Pero Marko Cortés, increíblemente, se quiere poner a defender a los corruptos del morenovallismo. Incluso a los que sólo utilizaron las siglas del PAN pero nunca militaron de forma real, comparten su historia y su ideología.

 

“En el PAN cerramos filas con nuestros cuadros, con nuestros dirigentes, con nuestros funcionarios, con nuestros ex funcionarios, con el compromiso de cuidar a todos ellos, no permitiremos persecución, no permitiremos que haya sanción política", dijo Cortés Mendoza durante una entrevista realizada tras el cónclave en el que abrió la carrera 2021.

 

O mejor dicho, la cerró.

 

¿En serio piensa que el PAN tendrá una recuperación electoral si defiende a los corruptos, a los que se enriquecieron con el erario, a los que obtuvieron notarías a través de prestanombres, a los que hicieron obra pública a través de prestanombres, a los que les congelaron sus cuentas, a los que tienen procesos por lavado de dinero y delincuencia organizada, y en última instancia, a los que obtuvieron títulos de licenciados de forma ilegal a pesar de ser unos pinches burros iletrados?

 

¿Quién va a votar por ellos?

 

El liliputiense Marko Cortés también afirmó que los ataques en contra de los panistas son una distracción por parte de Morena ante la falta de resultados, por lo que sólo les queda perseguir a los ex funcionarios para justificar la inoperancia de sus gobiernos municipales.

 

Por supuesto, en Casa Aguayo están de fiesta con esas declaraciones. Saben que se les abre la compleja llave del 2021 en cuanto el PAN comience a defender impresentables.

 

Cortés no entiende, o no quiere ver, que no hay paraguas que alcance para protegerse del baño de mierda que le cae a un conjunto de personajes a los que coyunturalmente se sirvieron del PAN para postularse, pero no hay nada que los pueda defender como panistas.

 

¿A quien plantea defender Marko Cortés?

 

Veamos.

 

¿Defenderá a Antonio Gali Fayad, que ni militante es del PAN y solamente usó el registro del partido para contender por la gubernatura?

 

¿Defenderá a Eukid Castañón de la UIF de Hacienda, pese a que la Amenaza Fantasma fue muy panista entre 2013 y 2016 —cuando fue diputado local y federal— pero luego nunca más volvió a acercarse a ese partido?

 

¿Defenderá, por ejemplo, a Patricia Leal, que fue senadora suplente y diputada local por el PAN, pero después nunca se le volvió a ver en el albiazul?

 

¿A Rosas Armijo, brazo derecho de Martha Erika que se alejó del PAN y hasta de la política?

 

¿Cuántos impresentables hay esa lista de corruptos?

 

El paraguas no va a resistir esa lluvia de mierda.

 

comments powered by Disqus

archivo historico