Jueves, 04 de Junio del 2020
Miércoles, 13 Noviembre 2019 01:33

Un secretario de Gobernación que ponga orden en el desmadre

Un secretario de Gobernación que ponga orden en el desmadre Escrito Por :   Arturo Rueda

Sin embargo, históricamente le toca al Secretario de Gobernación lidiar con ese tipo de organizaciones chupa recursos como Antorcha Campesina. Y si la decisión es no darles dinero, algún tipo de negociación se debe realizar. Pero no. La titular de Gobernación, como en los casos antes descritos, continúa actuando como florero. No le ayuda al presidente


 

Crece y crece la impresión de que el país es un desmadre y no hay conducción política, no desde presidencia, sino desde Bucareli. Olga Sánchez es un florero, su capacidad de interlocución es nula, y si tiene voz, nadie la escucha. Eso provoca que cada día se provoque un esperpento diferente, como ayer lo fue la toma de protesta de la nueva titular de la CNDH.

 

A menos que fuera una simulación, no se entiende que el presidente del Senado y coordinador de la bancada mayoritaria, Ricardo Monreal, ofreciera reponer la votación del ombudsperson, pero una mayoría de 66 senadores lo rechazara en votación. ¿Para qué se arriesgó Monreal si no tenía el aval de su bancada? ¿Con qué tipo de liderazgo se queda después del esperpento?

 

El mismo tipo de desorden se da en la guerra civil por el control de Morena. El fallo del TEPJF que tiró el proceso y las asambleas ya realizadas no detuvo el choque entre tribus. Lo último es que cada bando, el de Yeidckol y el de Bertha Luján, citó por separado sus propios consejos para elegir una dirección interina.

 

En Morena, otra vez, todo terminará en tribunales mientras AMLO permanece como espectador, sin control en su propio partido y sin que Olga Sánchez tenga la autoridad para sentar a las rijosas a la firma de un pacto de civilidad. Como florero, ambas la ignoran olímpicamente.

 

En ese mismo tenor, la aprobación del Presupuesto federal 2020 se prevé un infierno, pues la cámara de Diputados sufre un sitio sin fin. Cada día llegan más organizaciones, alcaldes, grupos de presión y un largo etcétera que no dejan ingresar a San Lázaro a los diputados para trabajar.

 

Por supuesto, todos quieren pedazos de pastel presupuestal. En forma de moches, en forma de programas especiales, en forma de ramos, en forma de financiamiento de proyectos de obra. Pero no hay dinero a repartir porque todo lo chupan los proyectos estratégicos de AMLO como la refinería Dos Bocas, el Tren Maya y el aeropuerto Santa Lucía.

 

Además, se considera una baja del presupuesto resultado de una menor recaudación de impuestos ante la recesión económica que vive el país, así como la caída en la producción de petróleo. Los recursos son escasos, y lo que sobre, se va a los programas sociales de ninis, reforestación, becas y apoyos a viejitos.

 

Sin embargo, históricamente le toca al secretario de Gobernación lidiar con ese tipo de organizaciones chupa recursos como Antorcha Campesina. Y si la decisión es no darles dinero, algún tipo de negociación se debe realizar.

 

Pero no. La titular de Gobernación, como en los casos antes descritos, continúa actuando como florero. No le ayuda al presidente.

 

El último esperpento es el enfrentamiento entre los policías federales descontentos con la Guardia Nacional, quienes tomaron otra vez los accesos al aeropuerto contra los policías de la CDMX que llegaron a retirarlos.

 

Policías contra policías se dieron con todo ferozmente. Sin duda, todos los delincuentes del país aplaudieron el delirante enfrentamiento, pues unos contra otros se tiraron gases lacrimógenos, se esposaron, desvistieron y secuestraron. Simplemente no se guardaron nada.

 

Por supuesto es culpa de Alfonso Durazo que no haya una transición adecuada de Policía federal a Guardia Nacional, así como que haya muchos descontentos que no quieren perder sus derechos laborales y tampoco los privilegios que llegaren a tener.

 

Pero a ojos del público sólo se ve desmadre y falta de conducción, mientras AMLO y Ebrard andan muy concentrados en el tema de Bolivia y Evo Morales.

 

¿Es mucho pedir que el presidente destituya a Olga Sánchez y nombre a un secretario de Gobernación que no sea florero, que le ayude a sacar la chamba para que él pueda dedicarse con toda tranquilidad a resolver los problemas de Bolivia?

 

comments powered by Disqus

archivo historico