Jueves, 21 de Noviembre del 2019
Lunes, 25 Febrero 2019 02:53

CRÓNICA: El instinto de la bufalada acompaña a Barbosa

CRÓNICA: El instinto de la bufalada acompaña a Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

En la política, ya sea con Moreno Valle, con AMLO o con Barbosa, la ‘bufalada’ es la ‘bufalda’, ese instinto de sumarse al previsible ganador, acomodarse, y esperar qué toca en la lotería.


Los ‘buscachambas’, los corsarios, los vividores de la política, los come cuando hay y todos aquellos que saben que vivir fuera del presupuesto es vivir en el error, tienen un nuevo color y nuevo dios.

 

Ese nuevo color es guinda y responde a la identificación de Morena.

 

Ese nuevo Dios es Luis Miguel Barbosa Huerta, antes demonio, ahora santo de la Reconciliación.

 

En el Parque Juárez ocurre el arranque de la segunda campaña a la gubernatura, y en un gesto irónico del destino, exactamente dos meses después de la muerte trágica de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle.

 

En ese parque, remodelado por el viejo régimen, se dan cita los partidarios originales de Barbosa, aquellos que lo acompañaron en la primera campaña, en los días terribles del conflicto poselectoral y, sobre todo, en esos días desérticos después del fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

Entre ellos destaca decididamente “la ficha guinda”, Gabriel Biestro, y varios de sus diputados como Emilio Maurer, Tonantzin Fernández, Nora Escamilla, Mónica Lara, Verónica Vélez Macuil, Karina Sánchez Popoca, David Méndez, Rosa Márquez, Eric Cotoñeto y por supuesto, ‘Charito’, la esposa del héroe.

 

Son la simiente de la nueva clase política que se prepara no a conquistar, sino a ocupar lo que ganaron el 1 de julio de 2018. Son los convencidos del fraude electoral.

 

Además de los partidarios originales, al Parque Juárez también llegan los advenedizos, aquellos que buscan adaptarse al cambio de la marea.

 

Barbosa les ha abierto la puerta con la firma del Acuerdo por la Reconciliación, la Paz y el Bienestar de Puebla. ¿Quién podría estar en desacuerdo con sus puntos?

 

El décalogo del ‘barbosismo’, leído por el vocero David Méndez, dice en su punto 2: “construir la paz y reestablecer la seguridad en todo el estado”.

 

Los ‘buscachambas’, los empresarios del oportunismo, se acercan con timidez a las inmediaciones del templete, buscando una oportunidad, un conocido, un saludo, y así poderse colar con la nueva élite emergente de Puebla.

 

En la política, ya sea con Moreno Valle, con AMLO o con Barbosa, la ‘bufalada’ es la ‘bufalda’, ese instinto de sumarse al previsible ganador, acomodarse, y esperar qué toca en la lotería.

 

***

 

Luego de la lectura del Acuerdo, la primera telonera del mitin es la alcaldesa de San Andrés, Karina Pérez Popoca, quien se encarga de recordar los días desérticos del fallo, el triunfo arrebatado, la legitimidad ganada por Barbosa, quien la escucha atento.

 

Esta batalla es sólo la continuación de la otra, el cierre justo, dice Karina, porque “a Dios lo que es de Dios y a Barbosa lo que es de Barbosa”, levantando el entusiasmo de los ocho mil ‘barbosistas’ citados en el Parque Juárez.

 

En el teloneo le sigue el empresario Emilio Maurer, quien se sale del guion de la reconciliación para darle sus zapes al rival en turno al acusar a Alejandro Armenta de ‘chapulín’ y afirmar que él trae el insecticida, no sin antes desatar las risas con la ocurrencia de que se apoya a Barbosa “porque tiene güevos y en los últimos meses le han crecido”.

 

Luego de las participaciones intrascendentes de Aréchiga, la alcaldesa de Tecamachalco, y alguien más, cierra el teloneo la “ficha guinda”, Gabriel Biestro, quien va monocromático del chaleco a los tenis.

 

El gran operador de confianza del candidato le da otro zape al ausente Armenta: en este mitin no hay acarreados ni nadie checa con registros la asistencia. Este es el mitin de los hombres libres.

 

***

 

En el Parque Juárez todos se preguntan, ¿y qué hizo Armenta?

 

Pues hizo un arranque de precampaña totalmente descafeinado, más priista imposible, y respaldado sólo por la familia de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, que un día antes visitó a Barbosa en su búnker sin lograr ningún tipo de acuerdo de paz.

 

Como si a nadie se le hubiera ocurrido en la vida, especialmente a un priista, Armenta inició con una ofrenda a los Hermanos Serdán. Apenas convocó a 20 personas, entre ellas a Raymundo Atanacio, a Yadira Lira, a la mamá y dos hermanos de Claudia.

 

Queda claro que el instinto de la ‘bufalada’ no lo acompaña.

 

***

 

Si se puede, todavía fue peor el panorama de Nancy de la Sierra, quien arrancó, adivine, con una rueda de prensa respalda por el tal ‘JJ’.

 

Su única ocurrencia fue presentar un proyecto de gabinete, pero aunque dio nombres no aclaró las posiciones.

 

Tan desairada estuvo que ni siquiera Luis Alberto Arriaga, el hombre más oportunista de Puebla, se hizo presente para apoyar a la esposa del patrón.

 

***

 

Luis Miguel Barbosa observa complacido el instinto de la ‘bufalada’.

 

Se ve, se siente, que los que ya tienen su lugar ganado en el ánimo del ‘barbosismo’ lucen acomodados y radiantes.

 

Los ‘buscachambas’ tienen 10 días, 30 eventos de precampaña, para buscar purificarse y sumarse al proyecto ganador.

 

En este momento de la Historia, Barbosa es el río Jordán que purifica, y su instrumento es el Acuerdo para la Reconciliación.

 

Ahora o nunca, es el momento de subirse al tren del ‘barbosismo’.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico