Jueves, 17 de Octubre del 2019
Martes, 26 Febrero 2019 02:13

En el helicopterazo falló la espiroqueta de la chafaldrana

En el helicopterazo falló la espiroqueta de la chafaldrana Escrito Por :   Arturo Rueda

Y qué mejor explicación a la tragedia: el ‘helicopterazo’ fue provocado porque falló la espiroqueta de la ‘chafaldrana’. ¿Quién podría rebatir ese complejo diagnostico técnico? ¿Hay alguna salida mejor? ¿Alguien creyó que aceptarían un atentado, un fallo técnico por manipulación?


 

Así como en el magnicidio de Luis Donaldo Colosio hubo el “tirador solitario” para darle carpetazo al homicidio del candidato presidencial tricolor, en la trágica muerte de los Moreno Valle se pretende culpar a la “pieza pirata asesina” como la culpable del desplome del AgustaWestland. Una pieza asesina de 45 mil pesos acabó con el proyecto político de la pareja.

 

El escenario está planchado para una explicación fantástica que no convenza a nadie, pero que cierre el expediente de la muerte de la gobernadora Martha Erika y su esposo senador. ¿Qué necesidad de que cada día 24 se le recuerde el mismo tema al gobierno federal? ¿Para qué tener el caso vivo si hay elecciones en tres meses?

 

Y qué mejor explicación a la tragedia: el ‘helicopterazo’ fue provocado porque falló la espiroqueta de la ‘chafaldrana’. ¿Quién podría rebatir ese complejo diagnostico técnico? ¿Hay alguna salida mejor? ¿Alguien creyó que aceptarían un atentado, un fallo técnico por manipulación?

 

La teoría de la espiroqueta de la ‘chafaldrana’ era previsible como final de la investigación, pero la lanzó el fin de semana el periódico Impacto, que dirige el experimentado periodista Juan Bustillos, alguien a quien no se puede acusar de desinformado.

 

Como lo señalamos en entregas anteriores, dos meses después del accidente trágico que cambió el rumbo de Puebla —no sabemos si el de México también— la probabilidad de que ambos políticos hayan sido víctimas de un atentado es muy grande, máxime si la SCT ya reconoció previamente que el desplome fue “inusual”.

 

Pero como una forma de tentar el terreno, a ver cuántos poblanos están dispuestos a creerse eso de la “pieza asesina”. Fue filtrada al periódico Impacto una versión tentativa que en resumen dice:  “El accidente habría ocurrido por la razón más insospechada: Las prisas que obligaron a la pareja a viajar en una nave que, sin saberlo ellos, requería la reposición de una pieza vital en el rotor de la hélice y que, ante su inexistencia en el mercado nacional, los responsables del mantenimiento acudieron a un reemplazo en el mercado alterno que tuvo un costo de 45 mil pesos”.

 

“Todo parece indicar que lo único extraño en las causas del siniestro es la razón por la cual, en lugar de rentar otro helicóptero, se tomó la decisión de comprar una pieza usada o reparada cuyo desgaste pudo ser la causa del accidente. Moreno Valle no sabía aceptar un “no” o “no se puede” como respuesta y eso debió empujar a sus colaboradores a resolver de cualquier manera los problemas mecánicos de la nave”.

 

Sigue el redactor anónimo que firma como ‘ElCuartoTransformado’: “Los problemas serán mayores porque las investigaciones intentan determinar la propiedad original del helicóptero; hasta hoy se habla de la empresa de aerotaxis tlaxcalteca de José Antonio Torre Mendoza.

 

“Sin embargo, a los investigadores les ha brincado el nombre de Juan Armando Hinojosa, el empresario mexiquense que fue un importante constructor en Puebla durante el gobierno de Moreno Valle.

 

Exploran la posibilidad de una triangulación en la compra-venta para evitar la sospecha de que la nave, en realidad, era propiedad del ex gobernador.

 

La nave estaba, de tiempo completo, al servicio de Moreno Valle, y después de su esposa; incluso, el mantenimiento y la tripulación eran pagados por el gobierno poblano”. Hasta ahí la larga pero necesaria cita.

 

¿Se trata de una ‘volada’ publicada en el medio que dirige un periodista de tanta experiencia como Juan Bustillos? Lo dudo mucho. Es evidente que tienen una fuente en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

 

Quizá es lo que creen los funcionarios de esa dependencia, pese a que los hechos los desmienten: ese AgustaWestland trasladaba a políticos de todos los colores y empresarios. Es falso que estuviera al servicio exclusivo de Moreno Valle, o que el gobierno de Puebla pagara los mantenimientos o diera órdenes sobre la compra de piezas para la aeronave. Esa versión es muy endeble.

 

Que nadie duda que mañana, pasado, se oficialice la culpabilidad de la “pieza asesina” de 45 mil pesos, aunque se ignora si le darán 30 o 40 años de cárcel por haber liquidado un proyecto de oposición, así como de haber puesto a Puebla patas arriba. Que la sentencien por homicidio a esa maldita “pieza asesina”.

 

Y si alguien lo duda, tendrá que pagar un peritaje independiente o una investigación internacional, pero como a nadie le interesa, pues Martha Erika Alonso y Moreno Valle paulatinamente serán olvidados, si es que hoy alguien todavía los recuerda.

 

Incluidos, por supuesto, su familia y amigos.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico