Martes, 21 de Mayo del 2019
Jueves, 14 Marzo 2019 03:19

Armenta, la sabandija que todos llevamos dentro

Armenta, la sabandija que todos llevamos dentro Escrito Por :   Arturo Rueda

No puede quejarse Armenta, quien cavó su tumba con paciencia. Hoy su candidatura es más imposible que nunca: ¿cómo podría ser el candidato un personaje con enfrentamiento directo con la dirigente del partido, además de que ninguna encuesta lo favorece? Nunca pudo demostrar la competitividad, ese fue un primer pecado, pero lo peor fue desatar un choque abierto con la dirigente.


 

Si Alejandro Armenta lo que estaba buscando no era arrebatarle a Luis Miguel Barbosa la candidatura a gobernador, sino pelearse con toda la cúpula de Morena y encontrarse a un paso de la expulsión, entonces su alocada carrera de los dos últimos meses ha tenido un éxito notable: Yeidckol Polevnsky ya le abrió la puerta para irse del partido lopezobradorista, regresar al PRI o, en su caso, enfrentar un proceso para expulsarlo.

 

En resumen, que Armenta cierre la puerta, pero por afuera.  

 

Las reiteradas ofensas del senador con licencia, los cuestionamientos a la integridad de la encuesta, los señalamientos de desconfianza hacia la dirigente, ya encontraron reacción en Yeidckol. Sin llamarlo directo por su nombre, calificó de sabandija a Alejandro Armenta y hasta de infiltrado.

 

No puede quejarse Armenta, quien cavó su tumba con paciencia. Hoy su candidatura es más imposible que nunca: ¿cómo podría ser el candidato un personaje con enfrentamiento directo con la dirigente del partido, además de que ninguna encuesta lo favorece? Nunca pudo demostrar la competitividad, ese fue un primer pecado, pero lo peor fue desatar un choque abierto con la dirigente.

 

La liga se rompió, y ayer Polevnsky, tras terminar un foro con mujeres, arremetió de fea forma contra Armenta, sin escatimar calificativos. Sin duda alguien podría decir que se trata de un exceso, pero lo cierto es que denota un ánimo de fastidio.

 

"Son muchas las sabandijas que se nos han infiltrado, son muchos los que están echándole el ojo al partido de una manera mezquina y perversa, porque están pensando que el partido tiene mucho dinero (…) cuando vienen los procesos electorales, los demonios andan sueltos, todo mundo quiere meter mano, todo mundo quiere decidir aunque no le toque, no son miembros del CEN, no les toca hacer la política electoral, pero se meten y dan lata, y mucha", dijo la dirigente.

 

Precisamente, ¿qué es una sabandija? ¿Por qué tildar así al poblano?

 

Pancracio Celdrán, en su Inventario General de Insultos, explica que el término “se dice en sentido figurado, teniendo en mente al reptil pequeño, o al insecto repugnante y molesto. Persona despreciable y dañina”.

 

Según el propio Celdrán, la primera referencia sobre el término se establece a finales de la Edad Media, mientras que durante las primeras décadas del siglo XVI el término gozó de popularidad, “siendo insulto liviano”.

 

El poeta y dramaturgo del Siglo de Oro, Sebastián de Horozco, coloca, en su Representación de la historia de Ruth, el vocablo en la boca de cierto lobo:

 

¡Oh, qué gentil sabandija

 

(...) otro moço es menester ...

 

Pero el apelativo sabandija no sólo se usa en sentido peyorativo. “Referido a los muchachos, se dice del que es inquieto, sumamente travieso y activo, que no descansa ni deja reposar a los demás, lagartija o zarandillo incansable cuya actividad no reporta beneficio ni utilidad”, zanja Celdrán.

 

Yeidckol, entonces, le dijo a Armenta sabandija en dos únicos sentidos: uno, persona despreciable o dañina, dos, mucho inquieto, travieso, cuya actividad no reporta beneficio o utilidad.

 

Cualquiera de las dos acepciones del insulto lleva a la misma conclusión: no puede ver ni en pintura a Armenta. Ya no se trata de Barbosa, sino que el senador no pase. Esto se volvió personal.

 

Con su alocada carrera, llena de descalificaciones públicas a toda la cúpula de Morena, es probable que en 2024 Armenta tenga que saltar a otro partido político. Se echó a todos de enemigos.

 

comments powered by Disqus

archivo historico