Miercoles, 23 de Octubre del 2019
Lunes, 14 Enero 2019 03:27

Así sometieron desde Segob a Barbosa-Biestro

Así sometieron desde Segob a Barbosa-Biestro Escrito Por :   Arturo Rueda

Las consecuencias políticas de esa ruptura iban más allá del interinato, pues de facto hacían perder a Gabriel Biestro la mayoría en el Congreso local, y por tanto, la Junta de Coordinación. El siguiente paso era que esos siete diputados se declararan independientes, y por tanto, tendrían que elegir a un nuevo presidente de la Jucopo, destronando al tal Biestro.


 

Desafiaron a la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y perdieron. Creyeron que estaba pintada y lanzaron un juego de vencidas que los hizo morder el polvo. La tríada Yeidckol-Barbosa-Biestro fue derrotada pues han sido desplazados de la designación del gobernador interino que quedará planchada esta semana a favor de Jesús Rodríguez Almeida, no como un favor al PAN, sino como un asunto de gobernabilidad.

 

El instrumento de Olga Sánchez Cordero para aplacar a Barbosa y a Biestro fue José Juan Espinosa, quien logró romper la unidad de Juntos Haremos Historia en el Congreso al sumar a siete legisladores del bloque -incluido él mismo- y dejar al presidente de la Junta de Coordinación Política con sólo 15 diputados leales.

 

La amenaza a Biestro desde Bucareli fue fulminante: lo que seguía era desplazarlo de la coordinación de Morena y arrojarlo de la presidencia de la Junta de Gobierno y Coordinación Política para colocar en su lugar a José Juan si seguía negándose a respetar la negociación de Olga Sánchez Cordero con Marko Cortés, el presidente nacional del PAN.

 

La noche del miércoles se rompió la unidad cuando trascendió en CAMBIO una carta firmada por cinco legisladores —Yadira Lira, Raymundo Atanacio, Arturo de Rosas, Cristina Tello y Valentín Medel— para postular a Miguel de Ita Trujillo para interino. Con José Juan, que ya se había lanzado a la yugular de Biestro, había un bloque de siete legisladores que rompían la unidad de Juntos Haremos Historia en el Congreso local.

 

Las consecuencias políticas de esa ruptura iban más allá del interinato, pues de facto hacían perder a Gabriel Biestro la mayoría en el Congreso local, y por tanto, la Junta de Coordinación. El siguiente paso era que esos siete diputados se declararan independientes, y por tanto, tendrían que elegir a un nuevo presidente de la Jucopo, destronando al tal Biestro.

 

En el juego de vencidas, Yeidckol, Barbosa y su empleado Biestro no sólo iban a perder el interinato, quizá la candidatura de Morena a la gubernatura, sino hasta el Congreso local.

 

Con la pistola en la sien, Biestro reculó y aceptó una reunión pública en la que aceptaba todos los términos de la rendición: ya no aspiraría al interinato, cerraba al paso a cualquier diputado y aceptaba la designación de un perfil ciudadano externo.

 

La derrota fue total, absoluta, y sólo bastaba mirar a José Juan exultante, quien ganó por todos lados: ahora es el verdadero poder del Congreso, sus buenos oficios le han granjeado respeto e interlocución en Gobernación, y tienen vía libre para disputar él o Nancy la candidatura a gobernador con todo el apoyo del gobierno federal.

 

Gobernación siempre será Gobernación. Deben entenderlo quienes abuchearon a Olga Sánchez en el funeral de Martha Erika y Moreno Valle, pero también quienes decidieron echarle un juego de vencidas a la titular de Bucareli pensando que con sus bravatas iban a tumbar la negociación que acordó con Marko Cortés donde la única directriz es que el gobierno federal puede ejercer un derecho de veto, pero en principio va la propuesta.

 

Con jalones y estirones avanza Jesús Rodríguez Almeida gracias a una virtud que casi a todos les ha pasado por encima: hizo carrera policial tanto en la SSP como en la Procuraduría de la CDMX, donde se vinculó a todo el equipo de López Obrador, luego a Marcelo Ebrard y más tarde a Miguel Ángel Mancera.

 

Esa fue la principal razón por la que Martha Erika Alonso lo designó titular de SGG: Rodríguez Almeida tiene interlocución y vínculo con el equipo de López Obrador y de Marcelo Ebrard. No se trata de un capricho electoral, sino una lógica de gobernabilidad.

 

En todo ese esquema va por delante la palabra de Olga Sánchez Cordero, pues ella es la encargada de asegurar la gobernabilidad en todo el país en tiempos extraños de sabotaje y lucha contra el huachicol.

 

*** Un agradecimiento fraterno para todos aquellos que se tomaron el tiempo para expresarme el pésame por el fallecimiento de mi padre Ranulfo Rueda Astudillo. Un abrazo de corazón a todos ustedes. El show continúa.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico