Miercoles, 12 de Mayo del 2021

Convierten a Amozoc en cementerio: arrojan ocho cuerpos con escombros

Lunes, 01 Abril 2019 04:57
Convierten a Amozoc en cementerio: arrojan ocho cuerpos con escombros

Entre los asesinados estaría un policía estatal desaparecido en Huejotzingo. Autoridades indican que son ocho cadáveres, una cabeza y una extremidad encontrada en una pila de escombros en la localidad de Chachapa, perteneciente al municipio de Amozoc.

Luisa Tirzo / Amozoc

@Diario_Cambio



Los restos de ocho personas fueron abandonados en un montón de escombro la madrugada del pasado sábado 30 de marzo en la junta auxiliar de Chachapa; se trata de ocho cuerpos completos, una cabeza y un brazo, aunque no se sabe si estos últimos pertenezcan a una sola persona.


Los cuerpos cubiertos con cal y en avanzado estado de putrefacción fueron encontrados por lugareños, quienes dieron parte a las autoridades del municipio de Amozoc.


La pila de escombros que fue aparentemente echada por un camión de volteo, se localizó entre el jagüey y el carril a San Lorenzo Chachapa, cerca del parque industrial, zona donde en los últimos días se habían reportado detonaciones de arma de fuego y la presencia de personas sospechosas.


Tras varias horas de peritaje, se confirmó que se trata de ocho cuerpos, una cabeza y una extremidad. Los restos se encontraban en avanzado estado de putrefacción y se planteó que posiblemente provendrían de una fosa, porque incluso tenían cal.


Hasta ahora se desconoce la identidad de los cuerpos encontrados, sólo se sabe que uno de ellos pertenece a una mujer y otro a un policía estatal.


El uniformado es Luciano Reyes Juan Cuatlal, elemento de la Policía Estatal asignado al Centro de Operaciones y Emergencias (COPEM) de Huejotzingo, quien fue reportado como desaparecido cuando salió del trabajo y regresaba a su casa. El auto particular en que viajaba fue localizado en el municipio de San Pedro Cholula, pero sobre el uniformado no se tenía información, hasta el sábado pasado.


El cuerpo de Luciano Reyes Juan Cuatlal fue identificado inmediato por los ministeriales, pues portaba el uniforme de la Policía Estatal; aunque se tienen pruebas que se trata del cuerpo de Luciano, faltan las pruebas de genética para confirmarlo.


En tanto, la Fiscalía General del Estado no ha emitido más información, salvo informar que los restos humanos estaban en avanzado estado de descomposición; se cree que el hallazgo de estos cuerpos está relacionado al robo de combustible.


Incluso, vecinos de la zona comentaron que en ese lugar son constantes los delitos como asaltos, robos y trasiego de combustible o gas LP ilegal y que un día antes del hallazgo observaron a personas y autos sospechosos en el lugar como si estuvieran buscando el lugar para tirar los restos.


En tanto, el gobierno del alcalde Mario de la Rosa Romero, desde sus redes sociales, aseguró que los cuerpos fueron sembrados en el municipio y probablemente fueron asesinados en otro lugar.

archivo historico