Lunes, 19 de Abril del 2021

Ricardo Abraham intentó balear a vecino en una pelea callejera, pero le dio a Santi

Jueves, 01 Agosto 2019 03:32
Ricardo Abraham intentó balear a vecino en una pelea callejera, pero le dio a Santi

Dictan prisión preventiva a acusado. Agente del Ministerio Público dio a conocer pormenores del caso durante la audiencia realizada el miércoles en el Centro de Justicia Penal de Puebla

Maribel Morillón

@Diario_Cambio



 


Una pelea callejera entre vecinos del barrio de Santa María Xixitla desencadenó la muerte de Santi, luego de que uno de los involucrados sacó un arma de fuego y al intentar herir a su contrincante dio tres disparos, de los cuales uno arrebató la vida del niño de 9 años que cuidaba coches con su abuelo en el Hotel María Sofía.


Así lo dio a conocer el agente del Ministerio Público durante la audiencia realizada el miércoles en el Centro de Justicia Penal de Puebla, quien además reveló que las declaraciones de al menos cinco testigos permitieron identificar a Ricardo Abraham M, de 61 años, como al artífice de los disparos.


El detenido y su hijo pelearon con vecino


Según datos que obran en la carpeta de investigación que fueron materia de la formulación de imputación por el delito de homicidio simple en contra de Ricardo Abraham, se supo la supuesta mecánica de los hechos ocurridos la noche del 4 de mayo que echaron por tierra la hipótesis de unos simples disparos al aire.


Según se detalló, ese día alrededor de las 22:40 horas ocurrió una disputa en plena banqueta de la calle 15 Oriente, a la altura del número 5, entre Ricardo Abraham, su hijo Rubén y otro vecino, siendo el primero de ellos al que los testigos vieron con un arma de fuego en la mano derecha, al tiempo en que, apoyado por su vástago, se hacía de palabras con su rival.


Uno de los testigos declaró que mientras se encontraba estacionando su coche, vio como Ricardo Abraham agitaba su mano empuñando la pistola, sin embargo, no pudo confirmar que el sexagenario estuviera en ese momento bajo los influjos del alcohol.


Los otro cuatro testigos aseguran haber escuchado los disparos y, aunque no lo vieron realizando dicha acción, varias veces ya se habían quejado de él, pues era vecino de la zona y acostumbraba a echar balazos al aire cada vez que se encontraba alcoholizado.


Asimismo, los testigos coincidieron en que siempre que veían a este hombre dedicado a la compra y venta de ganado en la zona de San Martín Texmelucan, llevaba consigo un arma de fuego, la cual aparentemente portaba sin tener el permiso correspondiente


Realizó tres disparos, pero aún no encuentran el arma


El testigo presencial indicó que al percatarse de lo que ocurría trató de esconderse en su cochera, aun así alcanzó a ver el momento en que Ricardo Abraham disparó tratando de herir a su rival, pero la falta de puntería hizo que la bala se dirigiera hacia donde se encontraba Santi, aproximadamente a calle y media de distancia


“Chinga tu madre, ¿qué me ves?", fue lo que el testigo escuchó que exclamó Ricardo Abraham antes de volver a realizar dos disparos más, estos hacia el cielo, para después retirarse del lugar acompañado de su hijo Rubén, al igual que el otro hombre con el cual se encontraban discutiendo.


Además de los testigos, la Fiscalía General del Estado sustentó su acusación con base en diversos peritajes en balística y mecánica de hechos, los cuales se ajustaron a la declaración de los vecinos, pues uno confirma que la bala recorrió por lo menos 136 metros antes de alojarse en el pecho de Santiago, causándole una lesión mortal.


Los mismos peritajes revelaron que fue una bala de calibre .32 milímetros la que se alojó en la caja torácica del menor, por lo que fue al momento de realizar la necropsia que los médicos legistas extrajeron la bala, misma que fue asegurada y forma parte de los indicios del caso.


Cabe señalar que durante la audiencia no se expuso como dato de prueba la existencia del arma de fuego dentro de los indicios asegurados por la Fiscalía, por lo que se presume que será durante la etapa de investigación complementaria que la autoridad consiga una orden de cateo que permita ubicar dicho artefacto.


Esperará segunda audiencia desde prisión


Los ya citados datos de prueba permitieron formular la imputación y realizar la solicitud para que Ricardo Abraham sea vinculado a proceso por homicidio simple intencional, aunque su abogada de oficio le recomendó acogerse al término constitucional de 144 horas para resolver su situación legal.


Ante esta situación, será en una segunda audiencia cuando el juez de control valore estos medios de prueba y determine si son suficientes para vincular a proceso penal a este empresario ganadero, por lo que durante este tiempo deberá permanecer internado en el Cereso de San Miguel.


Aunque previo la audiencia su familia trató de que se negociara alguna fianza, la abogada de oficio les explicó que con base en el nuevo sistema de justicia penal no existe dicha posibilidad, aunado a que el delito de homicidio es uno de los más penados y la única medida cautelar que se le puede imponer a alguien que es investigado por este ilícito es la de la prisión preventiva oficiosa.

archivo historico