Lunes, 19 de Abril del 2021

Defienden al cura pederasta de Coronango y desacreditan a su víctima, una acólita

Jueves, 28 Noviembre 2019 03:03
Defienden al cura pederasta de Coronango y desacreditan a su víctima, una acólita

Acólitos de Álvaro Áca, sacerdote católico de la parroquia de San Francisco Ocotlán señalado por Laura de intentar violarla, defendieron las actitudes del acusado y advirtieron que investigarán los “chismes”

Luisa Tirzo / Coronango

@Diario_Cambio



 


Luego de que CAMBIO Regionales exhibiera un video con el relato de una menor de 16 años de edad en el que acusa al cura de la parroquia de San Francisco Ocotlán, Álvaro Áca, de intentar violarla, consejeros, coordinadores de la junta auxiliar menospreciaron la denuncia y amagaron con llegar hasta las últimas consecuencias legales contra quien desprestigie al sacerdote católico.


La tarde del miércoles, consejeras y ‘brazos derechos’ del párroco sostuvieron una reunión a puerta cerrada en las inmediaciones del Santuario del Señor de las Misericordias, aseguraron que la iniciativa fue de ellas y que Álvaro Áca no les pidió defenderlo.


El mensaje de las organizadoras del cónclave fue el de intimidar a todos los que se pongan en contra del ministro católico, amagando con que serán investigados por “gente contratada” para ver de dónde salió el supuesto “chisme” del intento de violación de Laura.


Pese a que es mujer y la denuncia la hace una de su mismo sexo, una de las coordinadoras aseguró que la reputación del padre era “intachable” y que sería incapaz de propasarse con una niña.


En tanto, durante el transcurso del miércoles, el sacerdote sanandreseño realizó dos misas por la tarde-noche y no abordó el tema durante su sermón.


Laura no se callará y procederá contra cómplices del pederasta


Durante el transcurso del miércoles, este medio trató de contactar nuevamente a Laura, sin embargo no fue posible, pero ella mandó a decir con terceros que no se quedará callada y que continuará con su denuncia contra el sacerdote católico Álvaro Áca y sus cómplices, todas las acólitas que encubren al cura.


“Ella dice que no se quedará callada, que una vez que esto ya se hizo público, va a seguir su lucha. Va a denunciar, aunque sigue teniendo temor por la reacción de la gente de la iglesia, que es manipulada por el sacerdote y sus allegadas”, comentó la fuente a CAMBIO Regionales.


La denuncia


De acuerdo con lo relatado por la menor, el sacerdote católico Álvaro Áca aprovechó que su tutora no estaba en casa para acosarla, lo que la obligó a salir huyendo hasta su alcoba, donde éste le dio alcance y la manoseó en la cama.


La menor de 16 años de edad, a la que llamamos Laura para proteger su identidad, relató a CAMBIO Regionales que los hechos ocurrieron hace unos meses, pero por su seguridad se omiten fechas y algunos datos, pues teme que el cura utilice las influencias que presume en la Arquidiócesis de Puebla para hacerle daño a ella o a los miembros de su familia.


“Mi familia lo conocía, nos llevábamos bien, en cierto momento le llegué a tener el cariño de un padre que me hacía falta y yo siento que él abusó de ese cariño (…). Yo estuve de monaguilla durante dos años en la parroquia de Ocotlán (…), los hechos ocurrieron en casa de un familiar, habíamos llegado de un viaje y mi familiar lo mandó a traer porque ella le traía unas cosas (unos recuerdos) pero los olvidó en otra casa y me dijo que ella iba por ellos”, relató.


 “Me dijo dame un abrazo, pero yo sentí que eran otras sus intenciones. Me pidió un segundo abrazo de una manera morbosa y lo rechacé porque me sentí muy incómoda. Corrí a mi cuarto, pero él me siguió (…), se sentó en mi cama y me comenzó a tocar las piernas morbosamente y yo lo quité y me salí llorando”, agregó.


Afortunadamente en ese momento llegó la familiar de la joven, cuando ésta salía llorando de la habitación tras huir de los tocamientos lascivos del párroco que lleva siete años a cargo de la parroquia de San Francisco Ocotlán, junta auxiliar de Coronango.

archivo historico