Martes, 11 de Mayo del 2021

Muere reo violado en Cereso de Huejotzingo dos meses después

Martes, 19 Marzo 2019 04:10
Muere reo violado en Cereso de Huejotzingo dos meses después

Le extirparon el bazo por golpiza. Familiares de Miguel Ángel N, interno del penal de Huejotzingo, acusaron a las autoridades penitenciarias por omisión y encubrimiento de los agresores del mencionado, pues perdió un órgano vital después de ser golpeado y agredido sexualmente.

Héctor Tenorio / Huejotzingo

@Diario_Cambio



Después de perder un órgano vital, enfrentarse a cuatro cirugías y permanecer dos meses internado en el Hospital General de Huejotzingo, Miguel Ángel N falleció.


Se trata de un reo del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Huejotzingo que purgaba una pena por el delito de robo de vehículo; además de ser golpeado brutalmente también fue abusado sexualmente por internos del mismo centro penitenciario.


Los abusos en contra de Miguel Ángel quedaron en completa impunidad, pues a pesar de que los encargados del Cereso estaban al tanto de las agresiones jamás hicieron nada para protegerlo.


En enero pasado fue brutalmente golpeado por sus compañeros, sin embargo, este fin de semana perdió la vida al interior del Hospital General de Huejotzingo.


De acuerdo con versiones de los familiares, a Miguel Ángel anteriormente se le realizaron cuatro operaciones, derivadas de la golpiza que recibió, una de estas cirugías fue derivada de la negligencia de los médicos, ya que le perforaron el intestino, por ello los familiares solicitaron el cambio de hospital, sin lograrlo.


Acusan negligencia de Cereso


Miguel Ángel N ingresó al Cereso de Huejotzingo en julio de 2018 por tentativa de robo de vehículo, alló recibió golpes y fue abusado sexualmente por otros reclusos.


Sin embargo, fue en enero pasado, a seis meses de su ingreso, cuando sus compañeros le propinaron una brutal golpiza que le dejó lesiones internas.


A pesar de la tunda, las autoridades penitenciaras no le brindaron los primeros auxilios hasta que la madre lo encontró con fuerte dolor en el estómago y solicitó apoyo de la dirección para que recibiera atención médica; fue trasladado a las instalaciones del Hospital General del municipio, donde le realizaron la primera cirugía y le extirparon el bazo, ya que se encontraba totalmente desecho por los golpes.


En su momento, Ingrid N, hermana del afectado, reveló que presentaron una denuncia ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), que realizó las recomendaciones a las autoridades correspondientes.


Familiares del interno señalaron que la cirugía de la extirpación de bazo no fue la única, ya que se le realizaron tres más, una de ellas por la perforación del intestino, lo que complicó aún más su estado de salud hasta que este fin de semana perdió la vida.

archivo historico