Martes, 25 de Febrero del 2020

Ecocidio en Tehuacán: Oosapat arrasa con la flora del ejido de Santiago Tula

Lunes, 10 Febrero 2020 02:31
Ecocidio en Tehuacán: Oosapat arrasa con la flora del ejido de Santiago Tula

Pobladores acordaron con autoridades municipales la construcción de un techado a cambio de los daños ocasionados por la rehabilitación del manantial San Ignacio.

Patricia Flores / Tehuacán

@Diario_Cambio



La rehabilitación del manantial San Ignacio, en el área de la colonia San Miguel en el ejido de Santiago Tula, dejó tras de sí daño ecológico irreversible pues se abrieron caminos con maquinaria pesada, arrasando a su paso con la flora endémica de la región, algunas plantas están protegidas por la Norma Oficial Mexicana.


La obra es dirigida por el Organismo Operador del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de Tehuacán (Oosapat), cuyo director es Jaime Enrique Barbosa Puertos, con el respaldo de la regiduría de Obras Públicas, cuya titular es Yesenia Hernández Asunción; de acuerdo con los ejidatarios, la obra que inició a mediados de diciembre de 2019 no tomó parecer al comisariado ejidal.


La inconformidad detonó cuando la constructora empezó a abrir caminos en medio del campo para subir el material, la zona donde debe cambiarse la tubería está en medio de cerros, hábitat de nopaleras, asientos de suegra, cactus y mezquites en medio de un paisaje semiárido, algunas de esas plantas fueron arrancadas para abrir las brechas por donde debe pasar el material.


La semana pasada se reunieron ejidatarios con el director del Oosapat y la regidora de la comisión de Obras Públicas y acordaron de palabra construirles un techado a cambio de las afectaciones que se hicieron en el lugar; algunos de los ejemplares arrancados tardan varios cientos de años en llegar a una edad adulta.


Los ejidatarios se negaron a dar una postura oficial debido a que no quieren que el Oosapat o la regiduría de Obras Públicas se nieguen a cumplir el acuerdo que de palabra ya hicieron con ellos.


Aunque los daños se notan a simple vista, a lo largo de la línea de la tubería se retiraron plantas, pero el daño más notable es en las brechas nuevas que hay alrededor de la obra.


La tierra suelta y las huellas de maquinaria pesada indican que los caminos fueron recién abiertos, a la orilla de esos caminos se observan plantas arrancadas para dar paso a los trabajadores.


Las autoridades municipales en la charla con los ejidatarios no contemplaron la reforestación de las plantas afectadas ni tampoco se les dio a conocer un proyecto de impacto ambiental.


De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, en la región de Tehuacán-Cuicatlán, en Puebla y Oaxaca existen al menos 81 especies de cactáceas, el 25 por ciento de las cuales son endémicas de la zona.


Algunas de las plantas que fueron arrancadas están protegidas por la NOM 059 SEMARNAT 2010, por lo que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) tiene facultades para intervenir y sancionar a los responsables de los destrozos.

archivo historico