Lunes, 23 de Septiembre del 2019

Abigail Jiménez: la historia del feminicidio que nadie pudo evitar (VIDEOS)

Lunes, 19 Agosto 2019 01:57
Abigail Jiménez: la historia del feminicidio que nadie pudo evitar (VIDEOS)

Abigail Jiménez Pulido fue buscada incansablemente por sus familiares y amigos, pero su intenso activismo por encontrarla viva no tuvo un final feliz. Oficialmente el viernes se convirtió en el feminicidio número 62 en Puebla. Fue asesinada de un balazo en el tórax y presentaba golpes en el rostro, según la necropsia. Su cuerpo fue encontrado en la carretera a Alpuyeca en avanzado estado de descomposición.

Maribel Morillón

@Diario_Cambio



 


Abigail Jiménez Pulido se convirtió en el feminicidio número 62 en Puebla luego de ser asesinada de un balazo en el tórax, además su cuerpo presentaba un traumatismo en el rostro, según los primeros resultados de su necropsia. El cuerpo fue encontrado en la carretera a Alpuyeca en estado avanzado de descomposición.


Por ocho días, familiares y amigos hicieron hasta lo imposible para encontrar con vida a la joven madre de 28 años de edad, quien de manera por demás sospechosa e inverosímil desapareció el 8 de agosto cuando salió con su amigo ‘Lalo’ y ya no volvió a su casa. Fue “secuestrada por tres sujetos después de que volcaron la camioneta en la que viajaban”, según la versión del ‘amigo’, quien desapareció hasta de las redes sociales.


El caso de Judith Abigail no fue diferente al de Samai Alejandra Márquez Salgado o Mara Fernanda Castilla Miranda, que tras días de búsqueda fueron asesinadas por personas cercanas a ellas o que en algún momento fueron las últimas personas con las que fueron vistas.


Aún y cuándo el cuerpo ya fue localizado, entregado a sus familiares e incluso sepultado en medio del dolor de toda una familia, el caso continúa impune, pues las autoridades ministeriales no han logrado la detención de el o los responsables del asesinato.


La desaparición


La mañana del jueves 8 de agosto, Abigail o ‘Abi’, como todos la llamaban, planeó ir al campo de tiro Liga de Cazadores, ubicado en San Baltazar Torija, con su amigo Jorge Eduardo, para ello acordaron verse en el crucero de la 11 Sur y 105 Poniente de la colonia Popular.


Pero por la noche Judith Abigail ya no volvió,  siendo así como empezó la búsqueda que en pocos días sería viral gracias a las redes sociales, donde su familia compartió su fotografía pidiendo información sobre la joven madre de 28 años de edad.


Un pantalón camuflajeado y una blusa negra o en su defecto un pantalón de mezclilla azul y una blusa blanca, así como tres tatuajes, uno en la nuca, uno en la mano izquierda y otro más en la parte alta de la espalda, fueron las características con las cuales fue boletinada Judith Abigail.


Las labores de búsqueda llegaron hasta el Martes Ciudadano del gobernador Luis Miguel Barbosa, actividad que sus familiares aprovecharon para visibilizar el caso realizando una protesta frente a Casa Aguayo, donde pidieron la intervención inmediata de la Fiscalía, pues temían que uno de los principales sospechosos se diera a la fuga.


La versión del accidente y plagio de Jorge Eduardo


Durante dicha protesta, revelaron que temían que Jorge Eduardo N, amigo de Judith Abigail y con quien habría ido al campo de tiro, estuviera involucrado en su desaparición, pues a decir de algunos familiares de este sujeto, la joven había sido plagiada tras un accidente en la carretera a Tecali.


Aunque los familiares nunca pudieron hablar con Jorge Eduardo ya que tras ser dado de alta del Hospital Betania huyó y cerró todas sus cuentas en redes sociales, sólo pudieron hablar con uno de sus familiares, quien relató la versión que les dio Jorge Eduardo sobre lo ocurrido.


A decir de este sujeto, tras estar en el campo de tiro Liga de Cazadores en San Baltazar Torija, se disponían a volver a Puebla a bordo de una camioneta blanca, sin embargo fueron alcanzados por sujetos a bordo de otro vehículo, con el cual les cerraron el paso y provocaron que su camioneta volcara, llevándose en ese momento privada de su libertad a Abigail.


Esta versión resultó inverosímil para los familiares, quienes buscaron la camioneta, y aunque confirmaron que tenía daños menores, les causó extrañeza no encontrar ni ropa, rastros de sangre o alguna pertenencia de Abigail.


La manifestación que no se realizó


Ocho días habían transcurrido desde su desaparición cuando los familiares decidieron convocar a una manifestación en la plancha del Zócalo de la ciudad de Puebla, invitando a la gente a participar a partir de las 9:30 horas del sábado 17 de agosto, sin saber que tendrían que cancelar esta actividad.


Minutos antes de las 15:00 horas del 16 de agosto, un hombre que se encontraba vendiendo lotes rústicos en la carretera a Alpuyeca se percató de que había animales rondando la zona y algunos zopilotes volando bajo.


Por el mal aspecto que esto causa, decidió acudir a ver si había algún animal muerto en sus terrenos, siendo así como encontró que en una pequeña barranca ubicada entre la carretera a Alpuyeca y el camino al Relleno Sanitario había un cuerpo en avanzado estado de descomposición.


Elementos de la Policía estatal arribaron al sitio y confirmaron la presencia del cadáver, por lo que de inmediato acordonaron la zona y pidieron el apoyo de la Fiscalía General del Estado, indicando que a simple vista no era posible precisar si se trataba de un hombre o una mujer, ya que el cuerpo estaba carcomido y putrefacto.


Cuando iniciaron con las diligencias de levantamiento de cadáver, los servicios periciales se percataron de que por la complexión y algunas características que aún eran perceptibles se trataba de una mujer, además de que entre los vestigios de ropa estaba un pantalón camuflajeado y una blusa negra.


De inmediato el caso se relacionó con el de Abigail, que de acuerdo con las versiones dadas a las autoridades sobre la vestimenta que llevaba el día de su desaparición, coincidían con las del cadáver localizado.


La noticia de inmediato llegó a sus familiares, siendo su hermana la primera en llegar hasta este paraje ubicado aproximadamente a 10 minutos del Periférico Ecológico, sin embargo, por protocolo las autoridades no pudieron confirmar en el sitio que se tratara de Abigail.


Tras concluir las diligencias de levantamiento de cadáver pidieron a los familiares que acudieran al Servicio Médico Forense (Semefo) para hacer el reconocimiento oficial, pues aunque no era posible precisarlo al cien por ciento, había bastantes indicios de que el cuerpo pertenecía a Abigail.


Dan el último adiós


La fatídica noticia se confirmó y de inmediato su familia inició los trámites para recuperar el cuerpo, mismo que les fue entregado la mañana del sábado trasladándolo de inmediato una agencia funeraria en la capital poblana para ser velada.


Sin permitir el acceso a medios de comunicación y con un círculo pequeño de familiares y amigos se realizó el velorio de Abigail hasta poco después del mediodía del domingo, cuando su cuerpo partió para una misa de cuerpo presente en el panteón Jardín Eterno.


Ahí, una vez más, las muestras de cariño se hicieron presentes cuando decenas de personas acudieron a darle el último adiós, incluida su hija Vannia de 14 años que previamente había escrito unas conmovedoras palabras en su perfil de Facebook sobre la triste pérdida de su madre y de cómo tendrían que salir adelante ella y su hermano de tan solo año y medio.


Cabe señalar que hasta el momento la Fiscalía General del Estado no ha fijado ninguna postura respecto a este hecho y se ha limitado a confirmar que se realizan diligencias para el esclarecimiento de este asesinato con claros tintes de feminicidio.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  • archivo historico