Lunes, 01 de Junio del 2020

Tras vencer plazo, no revocan concesión a ningún incumplido: revista vehicular durará 6 meses

Viernes, 14 Febrero 2020 01:35
Tras vencer plazo, no revocan concesión a ningún incumplido: revista vehicular durará 6 meses

La Secretaría de Movilidad y Transporte iniciará ‘con calma’ la revisión de las unidades del transporte público para determinar si cumplieron o no con la modernización, pues ayer inició con la revista que se extenderá por los próximos seis meses, y que en su primer día envió dos vehículos al corralón.

David Meléndez

@dav_ms6



 


La Secretaría de Movilidad y Transporte inició con la ‘cacería’ de las unidades del transporte público que no cumplieron con la modernización, pues este jueves se inició con la revista que se extenderá por los próximos seis meses y que en su primer día envió a dos vehículos al corralón, siendo estas las unidades 58 de la Ruta 11 y 28 de la Ruta 5, esta última se detectó que era ‘pirata’.


La mañana de este jueves, en el estacionamiento del Estadio Cuauhtémoc la SMT comenzó con la revisión de 135 unidades del transporte público, las cuales pertenecían a las rutas 41, 50, 55, 61 A, 11 Azules, 11 Azules con Naranja 1 Negra con Verde, 14 A y 23.


El titular de la dependencia, Guillermo Aréchiga, señaló que se realizará la revisión a las 14 mil 345 unidades que conforman el padrón actual de vehículos del sistema de transporte público, por lo que señaló que éste podrá extenderse hasta por los próximos seis meses, pues habrá rutas que serán revisadas más de una vez.


Esto debido a que en un primer escenario, las rutas que tengan defectos en hojalatería o tapicería serán acreedoras a una sanción económica y tendrán que ser revisadas en una segunda ocasión. En un segundo término, los vehículos que no cuenten con las medidas de seguridad acordadas serán retenidos por la secretaría.


En el caso de aquellas unidades que no cuenten con los sistemas de seguridad, además de que su periodo de vigencia exceda el tiempo permitido, el cual es de 10 años para las rutas urbanas y 12 años para las suburbanas, serán acreedoras al inicio del proceso de revocación de su concesión.


“Lo menos que va a suceder es que nos vamos a llevar los próximos cinco o seis meses, son 14 mil 345 unidades, vamos a verificar todas ellas, algunas tendrán que verse dos veces”, expresó.


De esta manera, la revisión se realizará durante las próximas dos semanas en la capital del estado para posteriormente continuar con el proceso por las siguientes dos semanas en el interior de la entidad y después de ese plazo regresar a  la zona metropolitana.


Revista tiene tres módulos


Durante el proceso de revista, los vehículos del transporte público son revisados en un primer módulo, donde el personal de la SMT supervisa que el mobiliario se encuentre en buenas condiciones.


Posteriormente, las unidades pasan a una segunda estación, donde se les hace la revisión de los sistemas de seguridad, así como de la instalación de los botones de pánico para los usuarios y los conductores.


Finalmente, los transportistas tienen que presentar su documentación, la cual es comparada con los trabajadores de la SMT para detectar si estas operan de manera legal o si son rutas ‘pirata’.


Cámaras sí están conectadas al C5


Guillermo Aréchiga aseguró que las unidades del transporte público que ya tienen sus equipos de seguridad sí cuentan con una conexión directa al C5, a fin de atender los delitos que puedan presentarse.


Dicha versión fue sustentada por los choferes, quienes afirmaron que cuentan con equipos de datos móviles para poder tener la conexión con las autoridades y contribuir con la seguridad de los usuarios.


Dos unidades van directo al corralón, una de ellas es pirata


En el primer día de revista, la dependencia estatal solamente envió al corralón a dos unidades que presentaron una serie de deficiencias, dejándolas fuera de circulación mientras arreglan su situación.


En el caso de la unidad 58 de la Ruta 11, no se contaba con el permiso correspondiente para laborar, además las puertas y las defensas se encontraban en mal estado, el velocímetro no funcionaba y las llantas  estaban lisas.


Respecto a la unidad de la ruta 5, fue enviada al corralón debido a que el operador no contaba con la licencia de conducir, carecía del sistema de vigilancia y contrato de instalación, de igual modo sus llantas se encontraban lisas.

archivo historico