Wednesday, 29 de January de 2020

Jueves, 16 Abril 2015 02:18

Cuando la capacidad, resultados y currículum no alcanzan




Written by  Julian Germán Molina

De nada sirvieron los excelentes resultados y calificativos que obtuvo Martha Patricia Velázquez en la preparación de las elecciones ordinarias de 2012-2013 y la elección extraordinaria de 2014, que incluso fue respaldada por el Consejo General del propio IEE


La inexplicable e injustificada salida de la Mtra. Martha Patricia Velázquez Aguilar como directora de Capacitación Electoral y Educación Cívica del IEE, a quien le fue solicitada su renuncia “voluntaria” por el Lic. Miguel David Jiménez López, secretario ejecutivo del instituto el pasado 8 de abril, nos deja claro a los poblanos y a los académicos que para trabajar en los organismos “autónomos” reconocidos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución Política del Estado, así como por el Código de Instituciones y Procesos Electorales del Estado de Puebla, no bastan el currículum del funcionario, sus resultados al frente de su área y mucho menos su trayectoria profesional para mantenerse en el cargo.

 

Ahora es suficiente que un funcionario de mediana categoría decida la salida del personal, sin que medie explicación alguna ante la opinión pública o la posibilidad de que se evalúe su desempeño para justificar si debe o no permanecer en la posición a la que llegó por el voto unánime de los miembros del consejo general del instituto, quienes analizaron su currículum y trayectoria profesional para que fuera nombrada como responsable de una de las direcciones estratégicas del organismo por el peso que tiene en la preparación y desarrollo de los procesos electorales.

 

De nada sirvieron los excelentes resultados y calificativos que obtuvo Martha Patricia Velázquez en la preparación de las elecciones ordinarias de 2012-2013 y la elección extraordinaria de 2014, que incluso fue respaldada por el Consejo General del propio IEE, cuyos integrantes no tuvieron queja alguna respecto a la labor de los capacitadores y trabajos desarrollados por Velázquez Aguilar durante su paso al frente de la Dirección de Capacitación Electoral y Educación Cívica; logró hacer mucho con poco, ya que el problema presupuestario y en su momento la falta de suficiente personal a su mando, no fueron obstáculo para que lograra entregar buenas cuentas.

 

Todos estos argumentos a su favor, no bastaron para que lograra mantenerse en el cargo y ante su renuncia, obligada por el Secretario Ejecutivo, nadie, ni el presidente, ni los consejeros ciudadanos que fueron quienes la designaron, hicieron declaración o posicionamiento alguno al respecto, aún y cuando de alguna forma estos movimientos afectan los trabajos del Instituto y sobre todo dejan en tela de juicio su plena autonomía, ya que todo indica que la salida obligada de la funcionaria, de acuerdo a fuentes extraoficiales, se decidió en otras oficinas y no en el seno del organismo, cuyo desempeño y resultados han sido cuestionados precisamente por la falta de profesionalización de su personal y de respeto a los derechos laborales de sus trabajadores.

 

Además del silencio cómplice del Congreso del Estado ante hechos como el anterior, a la fecha no se ha valorado el adecuado funcionamiento del instituto y desempeño de los consejeros electorales, que abandonarán su cargo en los próximos meses, ante la inminente designación de los nuevos integrantes del organismo a cargo del INE.

 

Y seguramente en este nuevo proceso, la académica Patricia Velázquez dará una batalla más para entrar al nuevo consejo, con el respaldo de las Universidades e Instituciones de Educación Superior que conocemos su trayectoria y méritos profesionales, además de sus amplios conocimientos en materia electoral.

 

Ya que la responsabilidad de la designación quedó a cargo de una instancia de nivel federal, donde se pondrá a prueba mediante un examen de conocimientos quiénes serán los candidatos más idóneos para ocupar el cargo, lejos de intereses y presiones aldeanas.

 

Siempre vendrán mejores tiempos y oportunidades.

 

 

 

 

Rate this item
(1 Vote)
comments powered by Disqus