Viernes, 19 de Julio del 2019

AMLO arrasa en Puebla pero se olvida de los poblanos

Domingo, 23 Diciembre 2018 19:25
AMLO arrasa en Puebla pero se olvida de los poblanos

A pesar del indiscutible apoyo que Puebla brindó a López Obrador, el cual fue vital para que obtuviera el triunfo en las elecciones, el presidente decidió castigar al estado debido a su rencilla con la gobernadora Martha Erika Alonso

Iván Betancourt

@IvnBetancourtS1



Andrés Manuel López Obrador ganó la Presidencia y se olvidó de los poblanos. Puebla fue el cuarto estado que más votos le dio al hoy presidente de la República con un millón 749 mil 553, pero tras obtener el triunfo no quiso regresar al estado que le ayudó a cumplir su sueño, con el pretexto del conflicto electoral con la gobernadora, Martha Erika Alonso.


Cuando Andrés Manuel López Obrador buscó el voto para no fallar en su tercer intento de convertirse en el presidente de México, llevó a cabo una gira de cuatro días por Puebla para garantizar su triunfo en las urnas, hecho que comprobó con la gran concurrencia de sus eventos.


Durante al menos cinco visitas que hizo a Puebla aprovechó para respaldar al entonces candidato a la gubernatura de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta. No obstante, el efecto AMLO no fue suficiente para concretar la victoria del ex senador. En sus eventos, López Obrador arremetió en diversas ocasiones contra la candidata del PAN al gobierno estatal, Martha Erika Alonso Hidalgo.


Pese a todo el apoyo de los poblanos, una vez que asumió el poder, el Ejecutivo federal olvidó y castigó a la ciudadanía, pues además de no incluir a Puebla en la gira de agradecimiento, advirtió que por el momento no vendrá al estado y recortó recursos al presupuesto del siguiente año para la entidad.



El fundador del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) hizo una gira de precampaña por 12 municipios de la entidad poblana en busca del voto, y en todos sus eventos atiborró cada una de las plazas en las que estuvo. En las sierras Norte y Nororiental, así como en la Mixteca, los poblanos lo recibieron con lonas de bienvenida que decían ‘Andrés Manuelovich’.


La gira la inició en Pahuatlán, luego estuvo en las plazas de Chiautla de Tapia, Izúcar de Matamoros y Huaquechula donde acudieron al menos seis mil simpatizantes. De ahí viajó a Zacapoaxtla, luego a Acatzingo, San Andrés Cholula y San Martín Texmelucan, donde consiguió la mayor audiencia con ocho mil texmeluquenses. También visitó Xiutetelco, Tlacotepec de Benito Juárez, Palmar de Bravo, Pahuatlán, entre otros.



La guerra contra el matrimonio Moreno Valle inició incluso antes de la campaña electoral, pues en enero, aún en su calidad de candidato virtual de Morena, Andrés Manuel acusó que el ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, cambió la candidatura de Martha Erika Alonso por postergar sus aspiraciones presidenciales para la elección de 2024.


Mediante un video que publicó en sus redes sociales, acusó a Moreno Valle de acordar con el ex candidato del PAN a la presidencia de la República, Ricardo Anaya Cortés, un trueque para dejar a su esposa, Alonso Hidalgo, como gobernadora de Puebla, cargo que actualmente ya ocupa y por ello López Obrador se niega a pisar el estado.



En campaña, Andrés Manuel López Obrador visitó cinco veces el estado para garantizar el apoyo de la entidad, y aunque las fechas que eligió para su gira no le permitieron asistir al cierre de campaña de los candidatos locales en Puebla, este hecho no le restó votos el día de los comicios.


El hoy presidente de la República estuvo en Puebla el 30 de abril, así como el 1, 11, 26 de mayo; y el 6 de junio finalizó su visita en la entidad. Durante su gira reconoció que el voto de los poblanos sería clave para garantizar su triunfo en las urnas por ser el cuarto estado con el padrón electoral más grande.



Fue en su segundo día de gira cuando el entonces abanderado de Morena a la silla presidencial atacó al matrimonio Moreno Valle. Esta vez pidió directamente no votar por la candidata del Frente, Martha Erika Alonso. Iniciada la batalla, pidió voto parejo por la coalición Juntos Haremos Historia.


“¿Qué es eso de que Moreno Valle quiere dejar a su esposa?, es una degradación, una decadencia, esto no se lo va a permitir”, dijo frente a miles de simpatizantes en el municipio de Chiautla de Tapia. “Es un abuso ofender al pueblo al querer dejar a su esposa como gobernadora”, finalizó.



En su tercera visita al estado, consideró que sería “incómodo” trabajar con Martha Erika Alonso como gobernadora de Puebla, mientras él gobierna desde la Federación, con lo que reconoció las posibilidades de la panista para ocupar la gubernatura del estado.


Ahí pidió el voto para el ex candidato de Morena a Casa Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, aunque el respaldo de López Obrador no dio frutos. “Toco madera, imagínense, soy presidente y tengo que tratar con la esposa de Moreno Valle, es una incomodidad, yo quiero hacer pareja con Miguel Barbosa”, lanzó.



De acuerdo con el cómputo realizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), el cuarto estado donde más sufragios obtuvo el tabasqueño fue Puebla, antecedido sólo por el Estado de México, la Ciudad de México (CDMX) y Veracruz. Aun así, Andrés Manuel no ha agradecido el apoyo que obtuvo de la entidad.


Es preciso recordar que Tehuacán fue bastión del lopezobradorismo al registrar 136 mil 85 votos a favor del tres veces candidato a la Presidencia de la República Mexicana. Con esto, el candidato de Morena también se convirtió en el más votado en la historia de la entidad, con el 58.8 por ciento de los sufragios a su favor.



Una vez que obtuvo el triunfo López Obrador le hizo el feo a Puebla pues no incluyó al estado en su gira de agradecimiento, la cual arrancó el 16 de septiembre; y aunque prometió estar aquí el 25 de septiembre, no se dignó a pisar territorio poblano y prefirió visitar Tlaxcala.


La razón por la cual suspendió su visita a Puebla fue la indefinición por la gubernatura del estado que mantuvo en suspenso a la ciudadanía por más de cinco meses. En un evento de agradecimiento tocó el tema y comentó que no podría llegar a la entidad si no se definía quién ocuparía el cargo.



Una vez definida la elección con la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que ratificó a Martha Erika Alonso Hidalgo como gobernadora, el tabasqueño se echó para atrás y dijo que no vendría a Puebla hasta que se calmaran las aguas.


Cuestionado al respecto en la rueda de prensa que ofrece por las mañanas desde que ocupó la Presidencia de la República, Andrés Manuel dijo que no estuvo de acuerdo con el fallo emitido por la autoridad electoral, y aunque aceptó la decisión, advirtió que no vendría por que no sería bien vista una reunión entre ellos.



Con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2019, el presidente de la República dejó al estado sólo con 80 mil millones de pesos, a diferencia de los 88 mil que consiguió el ex gobernador Antonio Gali Fayad para 2018, lo que significó una reducción del 10 por ciento.


La caída en los recursos se dio a pesar de la compensación que existió en los rubros de Participaciones y Aportaciones Federales que incrementaron cinco mil 746 millones de pesos en conjunto, lo que significó un incremento del 8.3 por ciento en comparación a lo estimado para el 2018, un 0.7 por ciento más de lo prometido por el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) a inicios de diciembre.



A pesar del apoyo que los poblanos le dieron con el voto el pasado primero de julio, el Ejecutivo federal se olvidó del respaldo brindado pues castigó a Puebla en la asignación de recursos para proyectos de Infraestructura en el Proyecto de Egresos de la Federación 2019.


Además de no considerar ninguna obra nueva para la entidad poblana, recortó los recursos de obras como el nuevo Hospital de San Alejandro, la modernización del Periférico Ecológico y no etiquetó un solo peso a 11 proyectos de obra.