Miercoles, 23 de Octubre del 2019

2018, año de linchamientos: Acatlán de Osorio, el más cruel

Domingo, 23 Diciembre 2018 19:38
2018, año de linchamientos: Acatlán de Osorio, el más cruel

Este año fue enmarcado por el hartazgo social ante la ola de delincuencia y pobladores que decidieron hacerse justicia por su propia mano. Los casos de linchamiento tuvieron en común que fueron videograbados por espectadores y con ello los hechos se hicieron virales

Gersom Mercado

@Diario_Cambio



Durante 2018 se presentaron numerosos linchamientos al interior del estado y en la capital poblana, dado el hartazgo social por los contantes robos, secuestros y asesinatos que quedan impunes. Pero el que escandalizó al país fue el suceso de Acatlán de Osorio.


El caso más mediático fue el asesinato de tío y sobrino en Acatlán de Osorio, donde ambas víctimas eran inocentes; a la fecha, sólo tres de los instigadores han sido detenidos.


Otro de los casos emblemáticos fue el linchamiento de un presunto ladrón a las afueras de la Central de Abastos de Huixcolotla. Ambos casos fueron grabados por curiosos que transmitieron las muertes vía streaming por las redes sociales. Aquí un recuento de los acontecimientos más polémicos.



La barbarie regresó a la Mixteca el 29 de agosto. Una turba enardecida de más de 300 personas de la junta auxiliar de San Vicente Boquerón, perteneciente a Acatlán de Osorio, linchó y calcinó vivos a Alberto Flores Morales, de 53 años, y Ricardo Flores Rodríguez de 22 años —tío y sobrino— con el pretexto de escarmentarlos por ser ‘robachicos’. El caso se viralizó en las redes sociales porque fue transmitido por Facebook Live.



Un hombre fue linchado y quemado vivo el 18 de diciembre por pobladores de Chilchotla luego de que asesinara a su esposa a puñaladas y abandonara el cuerpo en un lote baldío en la Junta Auxiliar de Francisco I. Madero. El cadáver de la mujer fue encontrado por su familia, que alentó a los pobladores a matar al presunto culpable.



Un presunto ladrón fue asesinado a golpes por vecinos frente a la Central de Abasto la madrugada del jueves 18 de octubre. Los hechos ocurrieron alrededor de las 5:00 de la mañana en la Vía Corta a Santa Ana, a la altura de la entrada a Villa Frontera. “Esto me pasa por ratero”, decía el letrero que le colocaron vecinos de la colonia Jorge Murad luego de amarrarlo a un poste.



Volvió a pasar. Comerciantes y pobladores presenciaron cómo un hombre fue quemado vivo después de ser linchado en la Central de Abasto de Huixcolotla el 1 de noviembre, como sucedió en Acatlán de Osorio a finales del mes de agosto. Días después se divulgó un video donde se apreció que los policías municipales no evitaron la muerte del acusado y sólo se limitaron a intentar a apagar las llamas con botellas de agua.



El presidente del Consejo Municipal Electoral de Chalchicomula de Sesma, Gaspar Palacios Monterrosas, fue linchado, amarrado a un poste, golpeado y quemado vivo junto a su vehículo luego de ser confundido por los habitantes de Tlacotepec de Benito Juárez con un delincuente; había participado junto a otros dos sujetos en el robo de una casa y de una motocicleta el 11 de abril, según declaraciones de los habitantes.



Un presunto policía poblano fue brutalmente golpeado y linchado tras ser señalado como cómplice de intento de robo de una camioneta en el municipio de Hueyotlipan, en el vecino estado de Tlaxcala la madrugada del domingo 2 de diciembre. El hombre portaba una placa y, según dijo, era elemento de la policía en Puebla



Pobladores de Juan C. Bonilla lincharon a un presunto ladrón luego de ser sorprendido cuando trató de ingresar a una vivienda en la junta auxiliar de San Gabriel Ometoxtla, el pasado 11 de febrero. El hombre de 35 años fue llevado a la plaza de la comunidad, donde 200 personas presenciaron su muerte.



La inseguridad en el municipio de San Martín Texmelucan rebasó a sus autoridades y los habitantes demostraron su hartazgo la noche del 22 de enero al linchar brutalmente a un presunto ladrón de motocicleta en la junta auxiliar de San Juan Tuxco, donde 200 pobladores golpearon y torturaron hasta darle muerte al supuesto rata.



Casi 50 años después del linchamiento de tres estudiantes de la BUAP y un poblador, la barbarie regresó a San Miguel Canoa el 16 de marzo cuando 'El Pinky' incitó a la comunidad a ajusticiar a Pascual N, de 27 años de edad, alias ‘El Recio’, conocido raterillo de la junta auxiliar, quien fue sacado de la Comisaría, golpeado con una cadena y quemado.



El 30 de mayo en el municipio de Libres, elementos de la Policía Federal de Caminos detuvieron a un hombre de 30 años que fue señalado de robar una motocicleta, la turba lo sacó por la fuerza de la patrulla para lincharlo y quemarlo vivo. Más tarde se supo que el vehículo robado en realidad era del ahora fallecido; nuevamente mataron a un inocente.