Lunes, 14 de Octubre del 2019
Miércoles, 27 Junio 2018 02:33

Violencia

Violencia Escrito Por :   Luis Antonio Godina

Las campañas electorales deben ser una fiesta democrática, un festejo para los ciudadanos, un periodo en el que los partidos políticos y sus candidatos se presentan ante la sociedad.


 

Es en estas semanas que los ciudadanos tenemos la oportunidad de escuchar las propuestas, las ideas, los posicionamientos de candidatos y partidos.

 

Es cuando podemos contrastar y tomar una decisión informada sobre quiénes nos deben gobernar o representar.

 

Sin embargo, en esta ocasión por encima de las campañas la violencia intentó encontrar un lugar.

 

Y hoy, lo que debía ser una fiesta democrática, ha enlutado a muchos hogares.

 

Esta semana, un par de candidatos en Oaxaca fueron agredidos a balazos, uno de ellos fue asesinado y otro más está hospitalizado; en Morelos, un candidato a presidente municipal de Cuernavaca denunció una agresión con disparos de armas de fuego; en Hermosillo, Sonora, una candidata a presidenta municipal denunció que arrojaron a su vehículo una bomba molotov.

 

De acuerdo con el informe ‘Indicador de Violencia Política en México 2018’ de la consultora Etellekt el número de aspirantes a un puesto público asesinados llegó a 48.

 

Hasta ahora, de los 48 precandidatos y candidatos asesinados 37 buscaban una presidencia municipal, 10 diputaciones locales y uno más una diputación federal.

 

Por estado, Guerrero es el estado más violento con 14 asesinatos, seguido de Michoacán, Oaxaca y Puebla, con cinco cada uno, y después el Estado de México y Jalisco con cuatro cada uno.

 

La violencia, pues, llegó al proceso electoral, y de nosotros depende que se aleje.

 

Muchos piensan que el votar es simplemente introducir un voto en una urna, pero es mucho más que eso, es fijar una postura respecto a políticas públicas, propuestas de campaña, discursos, actitudes de candidatos o partidos.

 

El votar nos va a permitir a los ciudadanos rechazar a los violentos, a quienes piensan que dividiendo a México les va a ir bien, a quienes creen que utilizando la fuerza es como obtendrán posiciones de poder.

 

Votemos para dar un mensaje claro: desterrar la violencia venga de donde venga, construir un país que una a los mexicanos y no que los ponga en extremos opuestos.

 

Votemos para decirle a los violentos que somos más los que creemos en las ideas, las propuestas, la paz y la concordia.

 

Votemos para que este proceso electoral concluya como debe ser: con una fiesta democrática y no con sangre en las calles.

 

Rechacemos la violencia y votemos por un mejor país, en donde la unidad sea la divisa, y la tranquilidad habite en nuestras casas y en nuestras calles.

 

comments powered by Disqus