Sábado, 16 de Noviembre del 2019
Miércoles, 07 Marzo 2018 02:00

Incendiar las letras

Incendiar las letras Escrito Por :   Luis Antonio Godina

En 1933, en Alemania, estudiantes, profesores y miembros del partido nazi quemaron, públicamente, libros que consideraban atentaban contra la cultura alemana.


Lo ocurrido en la Alemania nazi es una muestra de la intolerancia, del ataque a las libertades, del desprecio a quienes piensan diferente, del autoritarismo de un régimen.

 

Ese hecho ocurrió hace casi 85 años y, hoy, a pesar de que el mundo ha evolucionado, de que las libertades se han ampliado, de que la democracia permea en casi todos los países del mundo, aún existen quienes consideran que la intolerancia es la que debe prevalecer.

 

El escritor Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de literatura en 2010, dio su opinión sobre la situación política de México, como lo ha hecho muchas otras veces.

 

Esta opinión, sin embargo, fue censurada por muchos y hubo alguien que pidió quemar los libros de Vargas Llosa “por metiche”.

 

En épocas de campañas electorales, la pasión se desborda y candidatos, dirigentes partidistas y simpatizantes dicen muchas cosas de las que, estoy seguro, después se arrepienten.

 

Una de esas es la propuesta de quemar libros porque no gusta la opinión de un escritor.

 

Estas afirmaciones tienen un denominador común: la total falta de respeto a las libertades.

 

Hoy, en un país como México, que día tras día intenta fortalecer su democracia, estas actitudes preocupan porque es un retroceso a años que se han ido, a la veneración de regímenes totalitarios, a la vejación de las libertades y derechos ganados con muchos esfuerzos.

 

México debe ser un país en donde se respeten las opiniones de todos, en donde todos podamos decir lo que pensamos en redes sociales, en medios impresos, en eventos públicos, y no ser víctimas de actos vandálicos, represiones o quemas en leña verde.

 

La democracia necesita de demócratas, y esos demócratas deben ser capaces de respetar a los que piensan diferente, a los que opinan, a los que expresan sus ideas, a los que forman mayorías o minorías.

 

Así debe ser nuestra democracia.

 

comments powered by Disqus