Miercoles, 23 de Octubre del 2019
Viernes, 12 Octubre 2018 03:16

Sucesión panista

Sucesión panista Escrito Por :   Yaxa Michel

Hoy 12 de octubre arranca la campaña interna del PAN para elegir a su próximo dirigente nacional. La batalla será entre Marko Cortés y Manuel Gómez Morín, y los panistas tendrán que elegir entre dos opciones que se están dibujando contrastantes. Lo interesante de esta contienda es el momento en el que se da y cómo lo van a leer los militantes, los simpatizantes, los ciudadanos de a pie y los otros partidos.


 

Marko Cortés representa la continuidad de los mismos grupos de poder que han encabezado al partido. Por un lado, Cortés es parte del grupo cercano de Ricardo Anaya que se quiere quedar con el partido. Y por otro, al sumar en su fórmula a Héctor Larios generó un acuerdo de cúpulas más amplio que incluye a los gobernadores.

 

En contraste, Manuel Gómez Morin representa el PAN de los ideales. Carente de fuertes brazos operadores ante los militantes, se refugia en el discurso y en el apoyo moral de algunos líderes.

 

¿Quién es el PAN? Es lo que queremos descifrar después de esta elección interna. ¿En dónde está parado ideológicamente, en los temas de coyuntura?

 

Hay muchos panistas que se quedaron enojados después de las pasadas elecciones, y habemos muchos ciudadanos que estamos a la espera de una oposición fuerte, clara y congruente frente al próximo gobierno morenista.

 

Marko Cortés ofrece tender puentes y la unidad; considera que el principal reto del partido es recuperar la confianza perdida. A mí me suena a más de lo mismo: negociaciones cupulares, resolución de conflictos de interés, y carencia de ideales y espíritu.

 

Manuel Gómez Morin dice que le regresará la decencia al PAN, y considera que la ciudadanía regresará naturalmente ante un partido con diálogo, debate e ideas inteligentes; pero, sobre todo, valores. Suena muy bonito, pero desgraciadamente también se necesita operación, malicia y pragmatismo.

 

A mí me preocupa que, en el enfrentamiento, se desgaste aún más el partido. Que los vencedores sean vistos como los malos, los de siempre; cuando se necesita una modernización del partido ante los tiempos actuales.

 

Y quiero aclarar que modernizar al partido no quiere decir hacer campañas en redes sociales como la del #BlueRoom tipo de youtuber influencer, o la de #TusLegisladoresPAN que se ven falsas, posadas, con contenidos dispares y de poco interés. Se requiere un partido congruente, cercano a la ciudadanía, con una agenda viva.

 

El PAN va a sobrevivir el 2018, pero le urge un líder de verdad, de los de antes: honorable, digno, inteligente. Las palabras serán importantes, pero para que tengan eco quien las diga debe tener presencia, estatura. Ojalá el partido no sólo logre brincarla, sino que aproveche esta oportunidad para posicionarse como una oposición a la altura de las circunstancias.

 

comments powered by Disqus