Miercoles, 24 de Julio del 2019
Viernes, 07 Diciembre 2018 02:30

Neoliberalismo y capitalismo

Neoliberalismo y capitalismo Escrito Por :   Yaxa Michel

Desde el día de la toma de protesta, cuando el presidente López Obrador achacó todos los males de México al neoliberalismo, habemus nuevo enemigo público número uno.


 

Antes, todos nuestros males eran por “la mafia del poder”, y hoy es por el neoliberalismo. Pero la gente sabe realmente ¿qué es? ¿Por qué es tan mala?

 

En términos generales el neoliberalismo es una corriente económica que retoma gran parte de los postulados de Adam Smith sobre el libre mercado y cómo la “mano invisible” de la demanda y oferta corrigen cualquier desviación para siempre tender hacia el equilibrio.

 

En teoría, la función del gobierno (Estado), según el neoliberalismo, es de menor intervención, menor gasto público y menor cobro de impuestos. Se deja lo más posible al sector privado. Aunque a lo largo de los años se ha visto que el neoliberalismo requiere mayor intervención del Estado de la que predica para corregir diversas distorsiones como monopolios.

 

 

El neoliberalismo está ligado al libre mercado y a la apertura de barreras comerciales. En realidad, ante la competencia mundial y la adversa situación de la economía mundial, las políticas económicas neoliberales han creado estabilidad y han evitado el estancamiento y las crisis económicas.

 

López Obrador dice que a partir del neoliberalismo el crecimiento de los primeros años posrevolucionarios dejó de ser de cinco por ciento.

 

En cuanto a la ineficiencia del modelo económico neoliberal, baste decir que ni siquiera en términos cuantitativos ha dado buenos resultados. Lo digo con realismo y sin prejuicios ideológicos: la política económica neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país.

 

Es tan grave el daño causado al sector energético nacional durante el neoliberalismo, que no sólo somos el país petrolero que más gasolinas importa en el mundo, sino que ahora estamos comprando petróleo crudo para abastecer a las únicas seis refinerías que apenas sobreviven, téngase en cuenta que precisamente desde hace 40 años no se construye una nueva refinería en el país.

 

De México es originario el maíz, esa planta bendita, y somos la nación que más maíz importa en el mundo. Antes del neoliberalismo producíamos y éramos autosuficientes en gasolinas, diesel, gas, energía eléctrica. Ahora compramos más de la mitad de lo que consumimos de estos insumos.

 

En este periodo el poder adquisitivo del salario mínimo se ha deteriorado en 60 por ciento y el salario de los mexicanos es de los más bajos del planeta. Tenemos el doble de enfermos de diabetes en comparación con países de América Latina. Durante el periodo neoliberal nos convertimos en la segunda nación del mundo con mayor migración. Viven y trabajan en Estados Unidos 24 millones de connacionales. Y por lo que hace a la violencia, estamos en los primeros lugares del mundo.

 

 El distintivo del neoliberalismo es la corrupción. Suena fuerte, pero la privatización ha sido en México sinónimo de corrupción.

 

comments powered by Disqus