Miercoles, 12 de Agosto del 2020
Martes, 20 Noviembre 2018 05:09

Los 35 días de Sodoma

Los 35 días de Sodoma Escrito Por :   Alexis Da Costa

Las nuevas administraciones municipales en Puebla están rondando los 35 días en el cargo, apenas poco más de un tercio para que presenten sus resultados en el informe de los 100 primeros días de gestión. Yo, al igual que muchos otros poblanos, espero ansioso que llegue ese momento que será un deleite para algunos y un regreso a la realidad para muchos otros.


 

Nunca se había visto un inicio tan difícil para los alcaldes poblanos, la justificación de “apenas entraron” o “los pasados presidentes dejaron un caos, no podemos cambiar las cosas en unos días”  están empezando a perder credibilidad y los pobladores se están desesperando mientras ven cómo aquel monumento a la esperanza se desmorona.

 

Las condiciones políticas y sociales en todo el país podrían tener un gramo de culpa, también podemos argumentar la inexperiencia e ineficiencia de algunos alcaldes (sólo algunos), pero la piedra angular de la desilusión precoz es sin duda la habilidad casi novelística de algunos candidatos (ahora presidentes) de prometer cambiar al mundo en un par de días como si tuvieran una varita mágica. Hoy dicen lo contrario.

 

La entropía política dijeran los expertos es algo natural en cualquier escenario y le pasa a todos por igual, en otras palabras es normal que la gente pierda el encanto con los funcionarios, pero esto es un proceso gradual que empieza normalmente a mitad de su mandato, hoy está iniciando en sus primeros días.

 

Las capitales de los estados suelen ser el ejemplo de desarrollo para las demás comunidades, pero en esta ocasión pareciera que también es el referente de ineficiencia para otros municipios. Empezamos con aquella declaración de la alcaldesa Claudia Rivera, culpando de los problemas a entes gubernamentales superiores y al desinterés de la ciudadanía para laborar como policía, y si, es la misma que en su campaña dijo que se elevarían las fuerzas publica a una cifra de al menos mil quinientos nuevos elementos

 

La falta de interesados en unirse a las fuerzas públicas es el nuevo pretexto de las administraciones que tuvieron poco más de tres meses para evaluar la situación de seguridad que vivían y poder crear estrategias pertinentes para combatirlas.

 

Tan sólo vean el caso de San Martín Texmelucan, hace poco nombrado sin honores como primer lugar en ordeña ilegal de hidrocarburos. El pretexto fue el mismo al inicio “la pasada administración dejó todo patas arriba” era cierto, pero el argumento aburrió rápido a la población y tuvieron que cambiarlo por el de moda, “nadie quiere ser policía municipal” nadie habló de los meses que tuvo la presidenta Norma Layón para hacer un reclutamiento o al menos pactar con la Policía Estatal la presencia de los mismos mientras sigue en su búsqueda de policías por redes sociales. Y de los ambulantes mejor ni les cuento porque muchos de mis paisanos ya se están dando de topes en la pared.

 

En Santa Rita Tlahuapan los pobladores piden que Vidal Roa renuncie al cargo como presidente municipal a tan sólo unos días de tomar el cargo, la petición se acompañó de la quema de una patrulla, tiros al aire y una gran afluencia de tlahuapenses enardecidos fuera de la presidencia municipal de la localidad. La exigencia también era más seguridad, aquí no hubo pretexto, peor aún, el presidente nunca se apareció.

 

 El Triángulo Rojo se reactivó en pasados días, la inseguridad está a la alza nuevamente y por esos lares también nos dicen que no tienen policías suficientes para contrarrestar los problemas que dejaron las pasadas administraciones, tal es el caso de Acatzingo en donde puede dar más miedo ser policía que huachicolero, pero el alcalde no se rinde en su búsqueda, claro sin perder la oportunidad de culpar a “Calichi” de todos los problemas, producto dice él de su mala administración.

 

En Tepeaca apedrean a los oficiales estatales que hacen rondines buscando disminuir el robo de combustible, también incendian almacenes de combustible robado y se agarran a balazos a cada rato, pero seré comprensivo porque Sergio Salomón al parecer no se ha enterado todavía.

 

Todo pasa como parte de esta nueva realidad que vivimos, por eso el empeño de nuestros diputados en hacernos reír con cada sesión parlamentaria, para darnos de que chismear entre amigos cada semana y en la Ciudad de las Ideas, una de las ultimas entrañables presentaciones del gobernador Tony Gali y su ya afamada interpretación de Al Final, al puro estilo de Emmanuel.

 

Les puedo contar de más municipios que se están subiendo al tren de la falta de agentes del orden o a la culpa colectiva a sus antecesores, pero por ser mi primera columna en este diario no quiero agobiarlos con malas noticias, mejor disfruten estos apenas ‘35 días de Sodoma’ que nos brindan con la mejor intención nuestras nuevas autoridades mientras esperan ansiosos el arribo este primero de diciembre de quien es la última esperanza para cambiar su realidad.

 

comments powered by Disqus