Martes, 20 de Noviembre del 2018
Miércoles, 17 Octubre 2018 03:02

Las agencias del Ministerio Público en Puebla

Las agencias del Ministerio Público en Puebla Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

El problema del pésimo sistema de justicia en Puebla empieza en las agencias del Ministerio Público. En tiempos de Mario Marín había poco más de 500, entre agencias distritales y subalternas. En el gobierno de Moreno Valle se redujeron a 70.


 

            Las juntas auxiliares o los municipios pequeños, que son muchos, tenían que recurrir a las cabeceras de los distritos judiciales para presentar alguna denuncia, lo que, además de costoso, resultaba inútil, puesto que el exceso de trabajo que se les acumulaba hacía prácticamente imposible que se actuara en forma expedita, como señala la ley.

 

           Gilberto Higuera Bernal, el nuevo fiscal general del estado, dijo la semana pasada que había recibido una Fiscalía en ruinas. Demandó un presupuesto del uno por ciento del presupuesto general del estado, como es la aspiración de la mayor parte de las fiscalías del país.

 

            Su aspiración es la de aumentar el número de agentes del MP, así como de peritos para la investigación de los casos que se presentan.

 

             Actualmente los agentes del MP, tienen horarios fuera de lo normal y, por lo tanto, dañinos para la salud y nocivos para la eficiencia de los órganos encargados de la procuración de justicia. Todos están sometidos a un horario de 24 por 24. Es decir, 24 horas de trabajo ininterrumpido por 24 horas de descanso.

 

                Si se tiene en cuenta que los seres humanos se han regido siempre, en su jornada diaria considerada natural, de ocho horas de trabajo por ocho horas de descanso para realizar actividades personales o familiares y ocho horas de sueño, se verá que el actual sistema es antinatural y perjudicial para la salud de los trabajadores de esas dependencias.

 

                  No es de extrañar pues, que la justicia en Puebla funcione mal y que haya tantos problemas y tanta inconformidad ciudadana, pues eso tiene repercusiones en los juzgados, a quienes se redujo personal y presupuesto, lo que provoca sobrecarga de trabajo, misma que provoca estrés en quienes trabajan en los juzgados.

 

                 El presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez Sánchez, también se quejó del bajo presupuesto que se asigna a un renglón tan importante de cualquier gobierno y tan necesario ahora, tal vez como nunca antes. Pero para cubrir esa necesidad, con eficiencia y honestidad, se requiere que ambas dependencias: la Fiscalía y el Tribunal Superior de Justicia, cuenten con los recursos humanos y materiales para cumplir su función a cabalidad.

 

                Todos los esfuerzos que las nuevas autoridades municipales han dicho que harán para reducir la inseguridad y la impunidad quedarán como promesas y no como realidades si no se resuelven los problemas de la Fiscalía y del Sistema Judicial del Estado.

 

                Los ayuntamientos pueden, mejor dicho, deben, poner la mayor atención ahora, a los problemas de delincuencia que existen en casi todas las demarcaciones municipales, grandes y pequeñas, pues esa ha sido la principal demanda de los ciudadanos, agobiados por la inseguridad.

 

               Pueblos de Chihuahua, Michoacán, Guerrero, Tamaulipas, etc, han sufrido ese flagelo desde hace algún tiempo, y Puebla ya los está alcanzando por el número de delitos graves que aquí se cometen. La inseguridad y la impunidad que la propician han provocado el derrumbe económico de ciudades y pueblos, así como la migración a otras entidades. Hay que parar eso lo más pronto posible, y para ello se requiere hacer eficiente, pronta y expedita la procuración e impartición de justicia. Sin eso no habrá progreso posible.

 

               Los tres municipios más fuertes económicamente hablando, Puebla, Tehuacán y San Andrés Cholula, tienen ayuntamiento surgido del partido Movimiento Regeneración Nacional, Morena. Dos de ellos, Puebla y Tehuacán, tienen a mujeres como presidentes municipales, mientras que en Tehuacán, quien terminó su periodo fue una mujer surgida del PRI; en Puebla terminó un gobierno panista presidido por Luis Bank como presidente interino, quien sustituyó al actual gobernador Antonio Gali, y en San Andrés Cholula el Ayuntamiento saliente fue del PAN y sus aliados.

 

                  El único diputado local priísta que ganó por mayoría es militante del Movimiento Antorchista; el único diputado que ganó por mayoría una diputación federal en Puebla es mujer y llega por la alianza PAN, PRD, MC, es decir, Por Puebla al Frente.

 

                  Si las cosas no se recomponen en el PRI en corto tiempo, ese partido puede quedar como en Baja California, como en Guanajuato o como en Jalisco y Veracruz: muerto o en proceso de larga agonía.

 

                   En entrevista televisiva al nieto de Manuel Gómez Morín, aspirante a dirigir nacionalmente al partido que fundó su abuelo, el PAN, respondiendo a preguntas específicas dijo que entre Ricardo Anaya y Felipe Calderón, el que mayor daño le ha hecho al PAN, ha sido Anaya. ¿Qué le diría usted a Rafael Moreno Valle? Fue otra  pregunta y la respuesta fue: “Que ya deje en paz al PAN”.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •