Jueves, 13 de Diciembre del 2018
Jueves, 06 Diciembre 2018 02:05

Hablan de guerra que no es guerra

Hablan de guerra que no es guerra Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

       En un diario de la Ciudad de México se cabeceó ayer la nota sobre el caso Puebla en la siguiente forma: Se desata la guerra entre el PAN y Morena, por la gubernatura de Puebla.


 

       Pues esa guerra será entre los dirigentes nacionales de los mencionados partidos, porque en Puebla la ciudadanía está tranquila. Hay comentarios en pláticas de amigos, en mesas de café y círculos políticos, pero nada que se parezca a una guerra.

 

        Los rumores de que será destituido el magistrado que dio a conocer su propuesta son falsos, según abogados consultados vía telefónica, pues no existe ninguna ley que prohíba tal cosa y si nada lo prohíbe, entonces no hay falta y por lo tanto tampoco hay sanción.

 

         Pero la guerra de declaraciones, que es la única que existe entre los altos dirigentes partidistas y entre funcionarios electorales, no tiene repercusiones serias en la entidad. Como nos dijo un compañero ayer: “parece que a la gente le vale un comino lo que ocurra respecto a las elecciones pasadas”. La mayor parte de quienes aceptaron opinar al respecto dijeron que creen que habrá anulación de la elección de gobernador efectuada el pasado primero de julio.

 

       Las protestas del panismo morenovallista son lógicas, normales diría yo, como los contraataques de Morena. Pero la ley es la ley y serán los magistrados del TEPJF los que tomen la decisión de acuerdo con la ley y dentro del plazo que la misma  fije. Recurrir a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, como anunció la señora Martha Erika Alonso, pues no resolvería nada porque no hay motivo para su intervención.

 

       Una vez que el TEPJF tome una decisión, ésta deberá acatarse y quienes están obligados a ello son los partidos, los presidentes municipales, los diputados locales y los funcionarios públicos.

 

        Las cosas se ven tranquilas y el estado, fuera de los hechos delictuosos que están ocurriendo a diario, pero que nada tienen que ver con la política, está dentro de la gobernabilidad.

 

        Está finalizando un gobierno de 20 meses, que ha sido bien evaluado por la ciudadanía. El mismo gobernador Antonio Gali ha afirmado que acatará la resolución del TEPJF, sea la que sea, como debe ser.

 

        Si la resolución es la anulación, el Congreso estatal deberá elegir a un gobernador interino que gobernará 60 días o un poco más.

 

        Sobre esto hay diversas opiniones. Muchos creen que Morena querrá que sea uno de ellos y se habla de José Juan Espinosa, el ‘JJ’, de Héctor Alonso Granados, etc, pero ni los morenistas quisieran que se diera esa solución.

 

         El diputado federal Fernando Manzanilla ya negó que él la busque. Está en primer lugar Carlos Meza Viveros, notario público muy ligado al ex gobernador Manuel Bartlett, ahora alto funcionario del gobierno federal (quedó al frente de la Comisión Federal de Electricidad) y que ya fue secretario de Gobernación, lo que hoy es la Secretaría General de Gobierno y ha desempeñado otros cargos que le han dado experiencia política y administrativa.

 

       Como dijera el fallecido ex gobernador doctor Alfredo Toxqui, “ya falta poco, es cosa de esperar unos días para saber con certeza lo qué va a pasar”.

 

        Falleció en esta capital la señora Dora Beatriz Müller Bentjerodt, madre de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

 

         La señora Dora Beatriz vivía en Puebla desde hace varios años. Vivía con su hija, la hoy esposa del presidente, quien trabajó en varios medios de comunicación poblanos, pues es periodista profesional.

 

         Nuestra solidaridad con la señora Gutiérrez Müller, nuestro más sentido pésame y nuestro deseo de que pronto supere el dolor que siempre causa el fallecimiento de un ser querido.

 

comments powered by Disqus