Martes, 22 de Octubre del 2019
Viernes, 26 Octubre 2018 02:45

Un patán llamado Gabriel Biestro Medinilla

Un patán llamado Gabriel Biestro Medinilla Escrito Por :   Jose Luis Ramirez

Advertencia: la siguiente columna es vulgar, machista, grosera y ajena a cualquier partido político; es más, esta columna es independiente a esta casa editorial.


 

Antes que todo quiero pedir una disculpa a todos mis asiduos lectores por ausentarme tanto tiempo. Yo sé que me extrañaron y que las visitas en la fan page de  Diario CAMBIO bajaron desde que dejé de escribir los viernes (bueno aquí entre nos dieron de baja su fan page y tuvieron que empezar una nueva) ya ven que Facebook actualmente todo lo cataloga como terrorismo cibernético.

 

Parece que fue ayer cuando la fiebre de Morena invadió a todo México, (y me incluyo) todos queríamos que nuestro ‘Tlatoani’ Andrés Manuel López Obrador llegara a la presidencia, sin embargo, en su discurso había algo que no cuadraba, sobre todo cuando dijo que votáramos TODO MORENA.

 

En lo personal era fan de ver en televisión a Yeidckol Polevnsky rompiéndole la madre a priistas y panistas, y era fan de los videos en redes sociales de AMLO comportándose como un viejo lesbiano chistoso. Todo era miel sobre hojuelas hasta que veía al señor Barbosa y a sus allegados poblanos (ex priistas casi todos) haciendo campaña, y es que yo sí quería votar todo Morena, pero jamás votaría por Barbosa ni Martha Erika, la gubernatura en Puebla estaba más triste que el final de Toy Story 3 (con los 2 lloré igual).

 

Dentro de ese equipo de trabajo de Morena sucursal Puebla, un muchacho como de 1.60 de estatura con porte de miniluchador de la AAA, pero siempre recto y alegre, llamado Gabriel Biestro. El hombre vislumbraba armonía, además de usar todos los días el chaleco de Alberto Tinoco Guadarrama cuando lo mandaban a hacer reportajes en Televisa.

 

El día de la elección llegó y hasta a Nay Salvatori le tocó ‘hueso’ porque todo fue Morena (la esperanza de México). Es más, los encabezados de La Jornada de Oriente ya no sabían qué más poner de tanta chupada de huevos crema que le ponían a sus tacos alabando el triunfo de AMLO y siempre atacando el robo electoral que supuestamente el Instituto Electoral le hizo a don Luis Miguel Barbosa.

 

Gabriel Biestro encabezaba las fotografías en los diversos periódicos de Puebla como si se tratara de un mártir de la lucha política poblana con ese supuesto robo a Barbosa, pero y ¿a la presidenta municipal de Puebla? ¿Quién la apoya? ¿Por qué no he visto a Biestro apoyando a Claudia Rivera? ¿Se acuerdan del día que Claudia Rivera tomo las riendas de Puebla?

 

Les voy a contar un cuento muy corto, y lo dividiremos en tres tomos:

 

  1. Claudia Rivera fue electa presidenta municipal ¿se acuerdan cuando Yeidckol Polevnsky le arrebató el micrófono y la empujó como cuando los ‘profes’ de educación física nos aventaban por no formarnos bien?
  2. Ya en pleno conocimiento de sus funciones y triunfo en la capital poblana, Gabriel Biestro no le dio las llaves a Claudia para abrir su casita de campaña (esa que está a un costado del Alpha 2) y tuvo que hacer su juntita en la calle.
  1. Después de eso tomó protesta y Luis Miguel Barbosa llegó tarde al evento como para llamar la atención (como si fuera conejita de Play Boy y todos voltearan a mirarla, y le valió cinco kilos de chorizo que hubiera personas asándose afuera porque todo Morena en Puebla lo esperaba).

 

Todo indica que a Claudia Rivera todos le quieren poner el pie ¡no mames, hasta sus tenis le critican! Hoy en día el feminismo ‘defiende’ a casi todas las mujeres, pero si alguna simpatizante de este movimiento me lee sería bueno que por favor revisara lo que a la Claudia Rivera le están haciendo esta bola de barbajanes empezando con Mascarita Sagrada Gabriel Biestro.

 

Nos vemos el próximo viernes.  Ya saben, los leo y espero sus mentadas de madre en mi Facebook @donjoseluisvarela

 

comments powered by Disqus