Miercoles, 23 de Octubre del 2019
Miércoles, 14 Marzo 2018 03:04

La decadencia

La decadencia Escrito Por :   David Peral Rodríguez

Las fugas en los partidos políticos son cosas comunes, el dilema empieza cuando se hace una constante. Estos ya no son casos aislados y por la sana esperanza de la victoria se tendrían que activar los focos rojos. Y sinceramente sólo percibo calma, mucha calma.


El fraseo ridículo de calidad antes que cantidad se antoja ardido y desesperado. La convocatoria es pobre y eso ocurre porque evidentemente los cuadros más preparados no son tomados en cuenta, fueron relegados y en casos graves, humillados. Allí están los casos de Gumaro Sandre o Humberto Hidalgo Vargas y muchos tantos más, personajes con liderazgos fuertes y sobre todo con una estructura y operación envidiable. ¿Qué ocurrió? Nuevamente el acuerdo obscuro. Lo que consterna es que estos acuerdos se realizan en las sombras, lejos de los líderes, de los seccionales, lejos de los militantes.

 

Se equivocan aquellos que vociferan en contra de los supuestos traidores, se equivocan aquellos que llaman “prietos” a los renegados. Se equivocan. ¡Mil veces equivocados!

 

El gran problema se encuentra en las entrañas de ese partido podrido por los años, podrido por la soberbia y ambición. Podrido porque sus grandes líderes prefieren usar relojes Patek Philippe o un Cartier Ballon Bleu antes que visitar al seccional que tiene la camiseta gastada de la campaña de Zedillo y una gorra quemada por el sol con letras despintadas que dicen: Blanca Alcalá.

 

La política es una guerra, es muy cierto, pero las guerras se conquistan con estrategia, la diplomacia es fundamental, pero no lo es todo. Si desean mayor referencia podrían consultar los Diálogos en el Infierno.

 

Los autonombrados líderes del partido siguen con sus pasarelas de sonrisas, de abrazos y de falsa unidad. La gente podrá ser humilde pero nunca ignorante y eso lo han olvidado aquellos entes que observan desde sus Suburban de lujo a los que en algún momento Mariano Azuela bautizara como los de abajo.

 

Es difícil pedirlo, mas cuando observamos las fotos de campaña de Doger, ausente, revisando el celular ¿qué verá? ¿De qué reirá? Acaso estará planeando, como Han Solo, destruir la Estrella de la muerte de Marta Erika o tan sólo estará tonteando en Ali Express comprando baratijas chinas, al final el dinero le sobra, la derrota es un buen cheque.

 

No me mal entiendan, la lectura es clara, lo invito a que eche un vistazo a las redes del doctor. Un homenaje a la indiferencia. Un monumento a la ineficacia de un equipo de comunicación francamente mediocre.

 

El ‘partidazo’ no entiende y por desgracia no entenderá.

 

Escuchaba hace unos días un diálogo en una cafetería:

 

-¿Apoco el PRI está compitiendo? ¿Neta Doger es el candidato? yo pensé que era el pelón que estuvo muy metido en lo del temblor.

 

-Así es brother, pero yo te voy a decir que yo siempre voté por el PRI, pero ahora voy con el gordito de morena, parece buena persona y sino mejor anulo mi voto...

 

Así las cosas, las encuestas no mienten y la gente es sabia. Qué lástima por los secciónales que estarán sentados en el sol con la firme esperanza de que su candidato gane. Por desgracia los sueños se cumplen por las noches y con los ojos bien abiertos. El PRI tiene cerrados los ojos y los sueños se escaparon a una tierra menos hostil. Una pena.

 

 

 

comments powered by Disqus