Jueves, 17 de Octubre del 2019
Martes, 01 Mayo 2018 03:18

Un antes y un después en la campaña de López Obrador

Un antes y un después en la campaña de López Obrador Escrito Por :   Arturo Rueda

Ese chispazo o disparate de Taibo II debe hacernos reflexionar, en este momento, la conveniencia de entregarle todo el poder a un solo hombre ahora que López Obrador recorre todo el país pidiendo en cascada el voto a favor de Morena. ¿De verdad debemos darle la mayoría en el Congreso, las gubernaturas en juego?


 

No sabemos qué tanto pegó en las encuestas, pero la campaña arrolladora de López Obrador rumbo a Los Pinos en su tercer intento ya tiene un antes y un después: los dichos del escritor Paco Ignacio Taibo II que impulsa la expropiación de empresas en caso de que los barones del dinero no quieran apoyar al nuevo gobierno o se nieguen a colaborar con él.

 

Nada de lo que ha dicho López en estos meses le hizo tanto daño a su campaña como lo que dijo Taibo en una reunión informal. Las redes sociales estallaron en cuestión de horas y generaron una crisis mediática no vista. Es cierto que el video donde se le escucha decir eso ni siquiera es novedoso, ya que se trata de una conferencia que el escritor impartió hace más de siete meses. Y que Ebrard primero y el propio AMLO después salieron a apagar el fuego negando todo.

 

Pero esa desafortunada expresión prendió las alertas y revivió los miedos de aquellos que se habían convencido de que el tabasqueño no era lo peor que le podía pasar al país. El ‘gusano’ de la desconfianza se activó.

 

Expropiación de empresas suena a Cuba, Venezuela, Unión Soviética. Y sinceramente da pánico, por lo menos a mí. Podrá decirse que es una ocurrencia, una exageración de algunos que forman parte de movimiento, pero que no se trata de la estrategia económica de López Obrador según dijo él mismo, así como Marcelo Ebrard. Vaya, que no tiene pensado hacer algo así.

 

Pero seguramente en el cada vez más amplio movimiento del tabasqueño hay radicales que sí desearían algo así. Una reminiscencia de la lucha de clases en la interpretación marxista de la historia. El pecado de Taibo II no es la mentira, sino lo inoportuno de sus dichos en plena campaña electoral. Es legítimo que piense ese gran acto de venganza o vendetta contra los grandes capitalistas neoliberales que hundieron al país. De alguna forma es romántico. Y claro, si llegan al poder, seguramente lo impulsarán.

 

Ese chispazo o disparate de Taibo II debe hacernos reflexionar, en este momento, la conveniencia de entregarle todo el poder a un solo hombre ahora que López Obrador recorre todo el país pidiendo en cascada el voto a favor de Morena. ¿De verdad debemos darle la mayoría en el Congreso, las gubernaturas en juego?

 

Es una de las sentencias principales del liberalismo político aquello que Lord Acton acuñó en el siglo XIX: si el poder corrompe, el poder absoluto corrompe de forma absoluta. Tanto poder en un solo hombre no puede ser bueno, ni correcto, ni estratégico.

 

Lo pongo en otro punto de vista.

 

Ayer, durante su gira por Tepeaca, el tabasqueño afirmó que no le gustaría gobernar con Martha Erika Alonso porque sería “incómodo” y por eso él quiere hacer pareja con Barbosa. La afirmación no deja de ser desafortunada porque en su antónimo quiere decir que le gustaría gobernar con Barbosa porque es “cómodo”.

 

¿Y qué es cómodo según la RAE? Nos da dos definiciones principales:

 

  1. 1. adj. Conveniente, oportuno, acomodado, fácil, proporcionado.
  2. 2. adj. Dicho de una persona: Amante de la comodidad y regalo. U. t. c. s.

 

Es decir, gobernar con Barbosa sería “Conveniente, oportuno, acomodado, fácil, proporcionado”, mientras que con Martha Erika lo opuesto: difícil, inconveniente, inoportuno, desproporcionado.

 

 

La palabra clave es “difícil”: El senador con licencia le diría a todo que sí al tabasqueño, sin resistencia incluso a las proposiciones de los asesores locos del tabasqueño que sueñan con la victoria del proletariado a costa del desarrollo económico. ¿Ocurriría así si la gobernadora fuera Martha Erika, diría a todo que sí? ¿Se convertiría en un ‘felpudo’?

 

Hasta antes de Taibo II y sus dichos expropiatorios nadie tenía estas consideraciones en la cabeza. Ahora que la victoria de AMLO asegurada, es tiempo de empezar a pensar cuánto poder le vamos a dar, y si eso incluye la gubernatura de Puebla y la presidencia municipal de la capital. ¿Queremos a dos empleados del tabasqueño, o alguien ajeno a su grupo político.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus