Jueves, 17 de Octubre del 2019
Lunes, 07 Mayo 2018 03:31

Barbosa no es peje, pero sí es lagarto

Barbosa no es peje, pero sí es lagarto Escrito Por :   Arturo Rueda

Al gastarse 1 millón 600 mil pesos en sus viajes y lujos prácticamente se gastó los ingresos de todo un año de trabajo que el mismo Barbosa fijó en 1 millón 800 mil pesos conforme a su declaración 3de3. Tampoco puede decirse que su esposa lo apoyó, porque en la misma declaración dice que no tiene ingresos propios por ser su dependiente económico


 

En sus mítines, Andrés Manuel López Obrador emociona a todos con una de sus frases clásicas: de mi podrán decir que soy peje, pero no lagarto. Tiene razón. Es el político más honesto porque en dieciocho años nadie le ha podido probar un acto de corrupción ni excesos patrimoniales. Y vaya que deben haberle buscado todos sus enemigos.

 

López Obrador es la rara avis de la política mexicana: atraviesa el pantano de la corrupción sin mancharse, por eso es el político en México con mayor autoridad moral.

 

No ocurre lo mismo con Luis Miguel Barbosa. Sus finanzas no resisten el escrutinio. No es peje y comienza a tomar semblante de lagarto.

 

Indudablemente, el candidato de Morena a la gubernatura no comparte los mismos valores que Morena, por lo menos en la austeridad republicana, si uno revisa los estados de cuenta de su tarjeta American Express Platino publicados en el portal mexnewz.mx y verificados por CAMBIO. Son reales, no #FakeNews.

 

El senador con licencia lo va a tener difícil para explicar las primeras revelaciones que sacuden su campaña y nos muestran a un personaje amante de los lujos y la buena vida. Claro, viajar por el mundo, comprar en las boutiques de lujo, hospedarse en hoteles míticos, no es un pecado. A cualquiera se le antoja.

 

El problema es con qué dinero se hace. Porque de Barbosa no se le conoce actividad empresarial o de inversionista: toda su vida se ha dedicado a la política, primero en el PRD, ahora en Morena. Y sólo se le conocen dos cargos públicos relevantes, diputado federal y senador.

 

¿A poco da para tanto?

 

De acuerdo con los estados de cuenta de su Tarjeta American Express Platinum —de la que Barbosa es titular y su esposa tiene una anexa— resulta que en 2015 se gastó la friolera de 1 millón 600 mil pesos en grandes destinos turísticos del mundo como París, Roma, Londres, Seúl, Beijing, Tokio, y otra vez París.

 

Al gastarse 1 millón 600 mil pesos en sus viajes y lujos prácticamente se gastó los ingresos de todo un año de trabajo que el mismo Barbosa fijó en 1 millón 800 mil pesos conforme a su declaración 3de3. Tampoco puede decirse que su esposa lo apoyó porque en la misma declaración dice que no tiene ingresos propios por ser su dependiente económico.

 

Lo menos que puede decirse del candidato a gobernador de Morena es que, además de que le gusta el lujo, es bastante manirroto.

 

Se hospeda en hoteles categoría Grand Turismo como Hotel Radisson Blu Champs Elysees de París, el Meliá Rome Villa Agripina de Roma, el Park Hyatt Paris Vendom, el Grand Hyatt Beijing y el Imperial Hotel Chiyoda.

 

Buen gusto, pero mejor gusto para las compras. El 25 de febrero de 2015, como parte de la comitiva oficial de Enrique Peña Nieto, se gastó 455 mil pesos ¡en un solo día! La mayor parte de ese gasto ocurrió en Harrods, la super tienda de los Alfa-yed, donde pegó un tarjetazo de 255 mil pesos.

 

Del 1 al 13 de julio de 2015, en un viaje oficial del Senado, se quemó 820 mil pesos incluidos los gastos y compras realizadas en París, en una escala cuando ya regresaba a México.

 

¿Cuánto dinero hay que tener para pagar esos lujazos por 1 millón 600 mil pesos en puros viajes y compras?

 

Porque Barbosa será manirroto, pero es buena paga. Dinero no le faltó para liquidar los tarjetazos. Y lo más raro es que, en pleno 2015, pagó 1 millón 500 mil en cash, efectivo, líquido. ¿No que ya no se podía el uso del efectivo?

 

En enero pagó 419 mil 463 pesos en cinco pagos realizados el 6, 7 (2 pagos), 20 y 23 de enero. Este corte corresponde a su viaje por Francia e Italia.  En el corte del 27 de marzo al 27 de abril, Barbosa vuelve a demostrar qué tan buen pagador es depositando 455 mil 600 pesos a través de tres montos, uno por 80 mil 600 realizado el 2 de marzo, otro de 175 mil  el 13 del mismo mes y uno más de 200 mil del 27 de marzo, correspondiente a su viaje por Reino Unido con el presidente Enrique Peña Nieto. En tanto, en el corte del 27 de julio al 27 de agosto, correspondiente a sus gastos por Asia y luego por París, Francia, Barbosa desembolsó en cuatro pagos 573 mil pesos.

 

A explicar, candidato Barbosa. Esto no corresponde a alguien que goza de la confianza de López Obrador. A explicar.

 

comments powered by Disqus