Miercoles, 13 de Noviembre del 2019
Jueves, 01 Febrero 2018 03:38

En el aniversario del feminicidio de Karla López Albert

En el aniversario del feminicidio de Karla López Albert Escrito Por :   Arturo Rueda

Por alguna razón que ni el gobierno, ni la academia y mucho menos los medios de comunicación entendemos, a partir de ese fatídico febrero de 2014, cada vez más poblanos eligen ese camino: asesinar mujeres. Las causas son diversas, pero las conductas son comunes. Más de 300 casos ocurridos en cuatro años sin que nadie sepa qué pasa


La pesadilla de los feminicidios comenzó hace cuatro años con el caso de Karla López Albert. En ese momento, nadie sabía lo que se avecinaba para las más de 300 mujeres asesinadas desde 2014 en un clima de violencia de género menospreciado por las autoridades del gobierno que entonces encabezaba Rafael Moreno Valle.

 

No conocí a Karla ni al bebé que gestaba en su vientre, pero CAMBIO se adentró en el caso que conmocionó a Puebla cuando la abogada Marisol Montes Baro me pidió apoyo para encontrar a su amiga personal. Estaba desaparecida tras ir a visitar al padre de su hijo nonato, Manuel Forcelledo Nader, sobre quien de inmediato recayeron las sospechas que después fueron confirmadas.

 

Forcellado Nader asesinó a Karla y su bebé con apoyo de dos cómplices porque no quería hacerse cargo de la paternidad que surgió en una noche de pasión. En lugar de enfrentar la responsabilidad, eligió el camino del feminicidio.

 

Por alguna razón que ni el gobierno, ni la academia y mucho menos los medios de comunicación entendemos, a partir de ese fatídico febrero del 2014, cada vez más poblanos eligen ese camino: asesinar mujeres. Las causas son diversas, pero las conductas son comunes. Más de 300 casos ocurridos en cuatro años sin que nadie sepa qué pasa.

 

El gobierno de Moreno Valle ignoró el problema y cuando el caso de Karla llegó a medios nacionales con la polémica Laura Bozzo, soltó a su jauría mediática para descalificar a CAMBIO por involucrarse acusándonos de sensacionalismo. Esa jauría mediática no cumplió su cometido: el escándalo fue nacional e inauguró una era que no sabemos cuándo terminará.

 

Este día el dolor del feminicidio de Karla se renueva porque, increíblemente, después de cuatro años no se ha dictado sentencia. Ni para el torvo Forcelledo Nader, ni para sus cómplices. Interponen amparo tras amparo buscando aprovechar un mínimo fallo en la integración de la averiguación previa realizada por Carrancá para poder salir en total impunidad.

 

Los asesinos de Karla López Albert esperan la regla de la justicia mexicana: la impunidad. Que el caso se olvide y entonces una mano amiga, un nuevo gobierno, un cambio de jueces, un expediente mal integrado, les permita regresar a su vida después de unos años en el Cereso.

 

¿Quién les responde a los familiares de Karla? ¿A sus papás, a su hermano, cuyas vidas fueron destrozadas y lanzadas a un abismo ignoto?

 

Nadie.

 

Moreno Valle nunca se inmutó por el caso. Ni por este, ni por los otros 300 feminicidios. Tampoco su esposa que hoy quiere ser gobernadora.

 

Carrancá sigue en el cargo y su tasa de éxito en lograr las condenas a los feminicidas es bajísima. Ni siquiera se inmuta cuando las estadísticas son perversamente manipuladas, manoseadas, para que en el Sistema Nacional de Seguridad Pública se reconozcan 27 feminicidios en 2017, cuando la Fiscalía reconoce 77 y los medios de comunicación más de la centena.

 

Roberto Flores Toledano se encuentra escondido en algún lugar después de su oprobiosa salida del TSJ y el nuevo magistrado presidente podrá aducir con certeza que no conoce el caso.

 

El juez penal encargado del caso se escuda en la cascada de amparos.

 

La Alerta de Género no ha sido autorizada por Conavim.

 

El gobierno de Gali puso en marcha un programa para frenar el acoso y la violencia de género, pero este enero tuvimos 10 feminicidios.

 

¿Quién responde a los padres de Karla López Albert?

 

¿Por qué la impunidad rampante?

 

No sólo le fallamos a ella.

 

También le fallamos a las más de 300 víctimas de feminicidio que no tenemos idea de cómo proteger.

 

Qué aniversario tan jodido.

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus