Jueves, 17 de Octubre del 2019
Sábado, 02 Junio 2018 16:03

Descansa en paz querida Juany. Ya nos encontraremos en otro lugar para trolear

Descansa en paz querida Juany. Ya nos encontraremos en otro lugar para trolear Escrito Por :   Arturo Rueda

Gozaba del respeto y el cariño de todos en la Sierra Norte y en su Huauchinango querido. Tenía su filia política, militaba en el Verde - quién sabe porqué- desde hace casi una década, pero era respetuosa de las opiniones de los demás ni entraba en el juego de la descalificación barata.


La muerte violenta de Juany Maldonado nos muestra nuevamente lo jodido que está México. Hay poca palabras para expresar la ira, la estupefacción, la impotencia.

 

He conocido a pocos poblanos con la animosidad de Juany para hacer un mejor país. Era entusiasta, informada, participativa. De esas personas que siempre ven el vaso medio lleno, no de los que ven el vaso medio vacío.

 

Gozaba del respeto y el cariño de todos en la Sierra Norte y en su Huauchinango querido. Tenía su filia política, militaba en el Verde - quién sabe porqué- desde hace casi una década, pero era respetuosa de las opiniones de los demás ni entraba en el juego de la descalificación barata.

 

No tuve mucho tiempo para conocerla. En 2015, fue unas de las candidatas sandías del PRI-PVEM por el distrito IX de Puebla capital. Ni siquiera era su territorio, porque ella era serrana de corazón.

 

La entrevistamos el 13 de mayo en Juego de Troles. Se ganó el corazón de Selene, el mío, y el flechazo fue mutuo.

 

No nos volvimos a vernos personalmente, pero se volvió asidua televidente del programa. Todas las noches estaba ahí para comentar nuestras ocurrencias. No faltaba ni un día. Nos veía y comentaba cada programa.

 

También era asidua a las redes sociales. De cuando en cuando, se metía a mis polémicas, daba su opinión y una que otra ocasión me dada un coscorronazo cuando me lo ganaba.

 

No sé si eso da para considerar que Juany y yo fuéramos amigos, pero yo sí sentía su amistad.

 

Esa amistad ahora quedó truncada. Nunca más la voy a verme saludando y comentando Juego de Troles ni mis columnas.

 

Aceptó otra de las misiones fantásticas de su partido y aceptó buscar la diputación local por Huauchinango.

 

De regreso de un acto de campaña, fue baleada en su vehículo. Inimaginable una razón. Estaba acompañada por Erika Cázarez, quien estudió en la Libre de Derecho pero no fue mi alumna. Apenas tenía 32 años, era regidora y una poblana prometedora.

 

No sé qué más decir, excepto que estoy muy triste. México y Puebla han perdido a una de las buenas.

 

Los malos siguen ganando, y no va a faltar quienes quieran lucrar políticamente con esto.

 

Al hijo de Juany, le doy mi abrazo solidario, porque no hay otras palabras.

 

Juany, sin embargo, era visible, querida, candidata, y gracias a eso su muerte no será una estadística más. Pero centenas de poblanos, miles de mexicanos, mueren baleados, atacados, violentamente, y solo son números que se acumulan.

 

Nos abrazo a todos. Con la muerte de Juany todos perdimos.

 

Adiós querida Juany. Me saludas a Selene ahora que te la encuentres en el Good Side.

 

comments powered by Disqus