Viernes, 07 de Agosto del 2020
Miércoles, 12 Septiembre 2018 03:22

¡Ay nanita!: Mañana Morena aprobará la reducción de salarios

¡Ay nanita!: Mañana Morena aprobará la reducción de salarios Escrito Por :   Arturo Rueda

Todavía este fin de año la burocracia dorada cenará pavo, beberá champaña y disfrutará de las grandes viandas a costa de los impuestos que paga el pueblo bueno. Pero la próxima navidad los colores se teñirán de gris: en 2019 tendrán que ajustar sus salarios al tope máximo que impondrá la citada ley y prevé que ningún servidor público recibirá remuneración mayor a la establecida para el presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), los famosos 108 mil pesos


 

La verdadera obra de la Cuarta Transformación comenzará mañana cuando la Cámara de Diputados apruebe la Ley Federal de Remuneraciones de Servidores Públicos que pondrá fin a los ‘sueldazos’ y excesos salariales tanto en el Ejecutivo federal como en los poderes Legislativo y Judicial, los órganos autónomos y demás entidades federales.

 

A la burocracia dorada le llegó su fiestecita. Una de las principales promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador se hará realidad al ‘descongelar’ una iniciativa de Pablo Gómez que fue aprobada por el Senado en 2010, turnada como minuta a San Lázaro, pero que durmió el sueño de los justos porque afectaba a la élite burocrática hija del ‘PRIAN’, bipartidismo que estableció como uno de sus principios que la “eficacia” gubernamental requería sueldos excesivos a la altura de los resultados, experiencia y preparación que supuestamente le ofrecían a México.

 

El equipo de AMLO en San Lázaro, para evitar los rodeos de cámara de origen o gastar una iniciativa preferente, se encontró esa minuta a la que se interpreta con total vigencia porque en ninguna ley ni proceso parlamentario se la recorta o agota. Ahora todo se trata de que la mayoría de Morena la apruebe en los mismos términos que fue avalada por el Senado en 2010.

 

Entonces, ya aprobada por ambas cámaras, podrá turnarse al Ejecutivo para su publicación y que sea la base para armar el Presupuesto de Egresos 2019 en materia de sueldos y servicios personales, lo que se traducirá en los ahorros.

 

Todavía este fin de año la burocracia dorada cenará pavo, beberá champaña y disfrutará de las grandes viandas a costa de los impuestos que paga el pueblo bueno. Pero la próxima navidad los colores se teñirán de gris: en 2019 tendrán que ajustar sus salarios al tope máximo que impondrá la citada ley y se prevé que ningún servidor público recibirá remuneración mayor a la establecida para el presidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), los famosos 108 mil pesos.

 

La citada minuta añade que habrá una serie de tabuladores mediante los cuales se establecerán los límites mínimos y máximos de percepciones ordinarias netas mensuales para los servidores públicos, las cuales incluyen la suma de la totalidad de pagos fijos, en efectivo y en especie.

 

Lo interesante de esa ley es que, quien no la acate y establezca sobresueldos, compensaciones, bonos y etcétera no justificados en contratos colectivos de trabajo, ley, decreto legislativo o condiciones de trabajo, incurrirán en el delito de “remuneraciones ilícitas” con cárcel de dos a 14 años.

 

¿Quiénes sufrirán esta ley de remuneraciones y tendrán que ajustar sus salarios?

 

De acuerdo con esa ley, es servidor público de la Federación toda persona que desempeña una función, empleo, cargo o comisión en los órganos, unidades y demás áreas en que se organizan: Poder Legislativo, Judicial; además de tribunales administrativos de la Federación, PGR, Presidencia de la República, las dependencias de la Administración Pública Federal y los organismos, empresas y fideicomisos del sector paraestatal federal.

 

Se considera remuneración o retribución toda percepción en efectivo o en especie, incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra.

 

Los ejecutores de gasto público federal y demás entes públicos federales publicarán en sus respectivas páginas de internet, de manera permanente, las remuneraciones y sus tabuladores.

 

No se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones o haberes de retiro sin que éstas se encuentren asignadas por la ley, decreto legislativo, contrato colectivo, condiciones laborales de trabajo. “No podrán concederse por el solo acuerdo de los titulares de los entes públicos ni de sus órganos de gobierno’’.

 

Así que: diputados federales, senadores, secretarios, subsecretarios, directores generales, directores de área, consejeros del INE, ministrados, magistrados electorales, magistrados de circuito, jueces, integrantes de Banco de México, funcionarios de organismos y demás integrantes de la burocracia dorada: despídanse de sus ‘sueldotes’ y ajústense a los 108 mil pesos que ganará AMLO.

 

Una de las principales promesas de campaña de AMLO dará arranque formal a la Cuarta Transformación, pero el enojo de las élites administrativas será brutal, pues, por ejemplo, los ministros de la Suprema Corte que se negaban a rebajar sus salarios perderán 500 mil pesos al mes. Lo mismo aplicará a consejeros y magistrados electorales, ‘funcionaritos’ y ‘funcionarotes’.

 

¿Cómo reaccionarán?

 

¡Alabada sea la Cuarta Transformación!

 

comments powered by Disqus