Domingo, 22 de Septiembre del 2019
Miércoles, 12 Diciembre 2018 03:41

Barbosa ya pelea la candidatura a gobernador de 2024

Barbosa ya pelea la candidatura a gobernador de 2024 Escrito Por :   Arturo Rueda

La rueda de prensa convocada en la Casa del Mendrugo para reaccionar contra el fallo del TEPJF se convirtió en una misa de cuerpo presente, pues sus aplaudidores en Morena, casi casi acudieron a darle el último adiós a su ex candidato, por más que Barbosa maniobre a través de Yeidckol Polevnsky para quedarse en Puebla como ‘superdelegado’ y desplazar a Rodrigo Abdala no sólo de la posición, sino de la candidatura de 2024


 

En 2018 Luis Miguel Barbosa quiere seguir la misma ruta crítica que Andrés Manuel López Obrador caminó en 2006: utilizar la teoría del fraude electoral, así como su plan de acción de resistencia civil, como antesala para ganar desde ahora la candidatura a gobernador en 2024, que se definirá dentro de seis largos años.

 

En la rueda de prensa que ofreció el lunes pasado acompañado de diputados y alcaldes de Morena, se lo pregunté directamente, y con toda su astucia, el ex senador de la República dijo que no era tan ingenuo como para responderme si deseaba volver a ser candidato en 2024.

 

La falta de respuesta es una respuesta en sí misma: por supuesto que Luis Miguel Barbosa, apoyado por los ‘miguelitos’ —esa casta de reporteros justicieros que son fans del ex senador y cuyo club de admiradores preside una periodista de nombre Pía Pineda—, cree que puede repetir como candidato dentro de seis años.

 

Ahora, para su mala suerte, en Morena ya todos saben que pretende perpetuarse como cacique para ganar por adelantado la candidatura a la gubernatura dentro de un sexenio. Por ello, los primeros en abandonarlo serán aquellos que ambicionan el Trono de Hierro de Puebla.

 

La ambición no descansa, dice Shakespeare en la tragedia Macbeth. Barbosa, que como perredista acompañó las acciones de resistencia de López Obrador en 2006, desde la presidencia legítima hasta la toma de la avenida Reforma, se inspira en la obcecación del tabasqueño para amarrar la gubernatura que sueña.

 

Por supuesto, se trata de una lectura errónea. Es cierto que al tabasqueño lo acompañó la obcecación y por momentos la intransigencia del fraude electoral. Para mala fortuna de Barbosa, carece de la credibilidad como líder opositor que sí tuvo López Obrador, a quien nunca se le acusó de corrupción y, mejor dicho, cargó el halo de mártir por el intento de desafuero en 2005.

 

Pero Barbosa no tiene autoridad moral, ni credibilidad como líder opositor.

 

Las revelaciones periodísticas a lo largo de la campaña electoral demostraron su riqueza sospechosa, sus gastos excéntricos, sus numerosas propiedades y negocios, la afición por el lujo y los viajes, así como fuentes de ingreso nunca declaradas, así como los negocios de su hermano justo cuando el entonces senador negociaba apoyos a las reformas del Pacto por México.

 

La rueda de prensa convocada en la Casa del Mendrugo para reaccionar contra el fallo del TEPJF se convirtió en una misa de cuerpo presente, pues sus aplaudidores en Morena, casi casi acudieron a darle el último adiós a su ex candidato, por más que Barbosa maniobre a través de Yeidckol Polevnsky para quedarse en Puebla como ‘superdelegado’ y desplazar a Rodrigo Abdala no sólo de la posición, sino de la candidatura de 2024.

 

Barbosa tiene preparado un último acto de fuerza, la presentación de su plan de acción de resistencia civil, el domingo por la mañana en la Plaza de la Democracia. Esa movilización será el termómetro para cuantificar la velocidad a la que se desinflará el movimiento, o la evidencia de cuán desinflado ya está.

 

No hay muy buenas perspectivas para el ex senador. Aunque desde los celulares y diputados de Morena se movió la convocatoria a la marcha vs el fallo del TEPJF, al final no llegaron ni 100 personas. Un fracaso brutal.

 

Lo mismo le puede pasar a Barbosa el domingo próximo si a su mitin acuden tres mil personas, pero además se ausentan Armenta, Manzanilla y un largo etcétera. A ver si ya después de eso se va a su casa y deja de amedrentar a los poblanos.

 

comments powered by Disqus