Domingo, 22 de Septiembre del 2019
Jueves, 13 Diciembre 2018 01:27

Martha Erika no va a poner la otra mejilla

Martha Erika no va a poner la otra mejilla Escrito Por :   Arturo Rueda

La otra sorpresa sería la designación de Jesús Rodríguez Almeida como titular de la SGG. Un perfil duro, durísimo, por no decir policiaco. Es decir, no habrá negociación, otra mejilla o condescendencia para supuestamente ganar la legitimidad fragmentada. Lo que viene será golpe a golpe, como manda la real politik


 

Como un mono desequilibrado, José Juan Espinosa le amargó a Martha Erika Alonso la recepción de su constancia de mayoría al mediodía del domingo 8 de julio en el Instituto Electoral del Estado. Como representante del PT en el Consejo General, inició la gritería de fraude, fraude, fraude, mientras la gobernadora electa pronunciaba un rápido discurso antes de irse a Acrópolis a la fiesta de la victoria. Cuando llegó ahí todavía temblaba del coraje.

 

Si José Juan Espinosa cree que la gobernadora Alonso Hidalgo ha olvidado el agravio de ese día, significa que todavía no entiende su personalidad política. A diferencia de Morena Valle, que en su extremo pragmatismo era capaz de olvidar todas las ofensas con tal de alcanzar sus objetivos, y de Antonio Gali, cuyo don de gentes lo hace un hombre de buen corazón, Martha Erika sigue el credo de AMLO: perdona, pero no olvida.

 

Por supuesto, hacen falta semanas para descifrar su estilo personal de gobernar pues ya se sabe que el poder transmuta a las personas, y hasta ahora, el único que no parece haber enloquecido es a Gali. Ya veremos qué efecto le produce el brebaje a Alonso Hidalgo.

 

Lo único que queda claro es que ni sabe, ni va a tolerar, poner la otra mejilla ante los agravios sufridos en campaña y sobre todo en el largo conflicto poselectoral que consumió los nervios de todo Puebla, semanas en las que ella optó por un silencio prudente y apariciones públicas controladas.

 

Ahora, viene la de ella.

 

 

Y el primer mensaje de su estilo personal de gobernar será la confección de un gabinete en la que la única lógica es la lealtad absoluta a ella, no a Moreno Valle y mucho menos a Gali. Se trata de todos los hombres y mujeres de la gobernadora. Así de simple.

 

Los largos meses de tensión e incertidumbre poselectoral, por una parte, le dejaron claro a la gobernadora con quién puede contar, aquellos que se la jugaron sin vacilar. Y parece que le caben exactamente en los dedos de la mano.

 

Por el otro lado, la paradoja del poder ha dejado desnudos a Gabriel Biestro y José Juan Espinosa, quienes en notoria situación de inferioridad después del fallo del TEPJF se apresuraron a pedir una mesa de negociación tomando de rehén al Presupuesto Estatal 2019, y buscando el ala protectora de la titular de Gobernación, Olga Sánchez, o del subsecretario Zoé Robledo.

 

Como no tienen credibilidad, nadie quiere negociar con ellos. Olga Sánchez ni siquiera sabe quién es el tal ‘JJ’ ni le interesa meterse en asuntos de Puebla que no requieren su exacta intervención. Así que comunicó al bando morenovallista que no tiene pensado arbitrar nada, y que la gobernadora puede tomar posesión conforme a la ley, pero de la forma que le plazca.

 

Como Martha Erika no sabe ni quiere poner la otra mejilla, Biestro y José Juan no la tendrán a la mano para hacerle alguna leperada o amargarle el evento. Así que anote como posibilidad definitiva que Alonso Hidalgo tomará protesta ante Héctor Sánchez, presidente del TSJ, en algún momento previo al acto protocolario del Auditorio de la Reforma, o incluso ahí mismo delante de sus mil 500 invitados.

 

La otra sorpresa sería la designación de Jesús Rodríguez Almeida como titular de SGG. Un perfil duro, durísimo, por no decir policiaco. Es decir, no habrá negociación, otra mejilla o condescendencia para supuestamente ganar la legitimidad fragmentada. Lo que viene será golpe a golpe, como manda la real politik.

 

En otras palabras: a la nave de los locos de Morena se les acabó la gasolina. Sus locuras y provocaciones cansaron a los poblanos, y parece que a la gobernadora le gusta aquello de por las buenas bueno, por las malas mejor.  

 

comments powered by Disqus