Jueves, 21 de Noviembre del 2019
Martes, 23 Enero 2018 03:29

Destape fallido de la dupla de “acero” votos

Destape fallido de la dupla de “acero” votos Escrito Por :   Arturo Rueda

El audio revela el modus operandi  mafioso. Como priista, su papel de opositor no es creíble porque fue beneficiario del morenovallismo. Como funcionario federal siguió la estela de corrupción de sus superiores cometiendo tráfico de influencias. Y como empresario gasolinero, Estefan fue beneficiario del gasolinazo que promovió como diputado federal e integrante de la Comisión de Presupuesto. ¡Chulada de corrupto!


La negativa de Jorge Estefan Chidiac a asumir la candidatura en Casa Puebla detonó un destape en falso como consecuencia de la pésima operación política encabezada por Enrique Ochoa Reza, Pepe Meade y Aurelio Nuño, a quienes se les incendia el PRI en los estados resultado de su impericia y novatez en la conducción de un partido con las dimensiones regionales del tricolor.

 

El de Estefan se trata de un caso inédito: un candidato a gobernador designado que no quiere ser. Su destape fallido provocó una implosión una vez que el periodista Alejandro Mondragón lo recibió a la contienda destapando un audioescándalo en el que, en conversación telefónica con el ex alcalde de San Martín y conocido empresario gasolinero, revela su sociedad en la instalación de una gasolinera en Puebla Capital gestionada desde el poder morenovallista por Eukid Castañón.

 

Así de frágil es la candidatura nonata del todavía dirigente estatal del tricolor. El audio seguramente forma parte de las colecciones robadas a Eukid por el equipo de los espías traidores. No es el primero, ni será el último. Y el que pega primero, pega dos veces.

 

De acuerdo con la información de Alejandro Mondragón, la conversación ocurre en 2014 cuando Estefan todavía era director general de Bansefi y Carlos Sánchez diputado federal. Como miembros de la élite de poder, recurren a Eukid Castañón para gestionar los permisos para instalar una gasolinera en Puebla Capital.

 

Años después, en diciembre del 2016 y en la discusión del paquete económico, Estefan subió a tribuna a defender el gasolinazo como una decisión racional de política económica. El primero de enero del 2017 esa decisión ‘racional’ fue un incremento superior al 20 por ciento que lastimó el bolsillo de los mexicanos y llevó la inflación a su punto más alto desde 2000.

 

El audio revela el modus operandi mafioso. Como priista, su papel de opositor no es creíble porque fue beneficiario del morenovallismo. Como funcionario federal siguió la estela de corrupción de sus superiores cometiendo tráfico de influencias. Y como empresario gasolinero, Estefan fue beneficiario del gasolinazo que promovió como diputado federal e integrante de la Comisión de Presupuesto ¡Chulada de corrupto!

 

El caso es que no se sabe si el CEN y Meade sostendrán a su elegido como candidato a gobernador o lo tendrán que cambiar por Doger o Lastiri antes del destape. Su fragilidad como candidato es evidente, su patrimonio oscuro y dada su posición poco competitiva en las encuestas, Estefan y Pepe se convertirían en la dupla de “acero”… a cero votos, como diría Ricardo Anaya.

 

Todo puede esperarse de los novatos Meade, Ochoa y Nuño que carecen de cualquier experiencia para conducir procesos de esta envergadura. En sólo un fin de semana Chiapas se les incendió y si supuestamente Peña Nieto no atiende Puebla es porque lo ocurrido en ese estado fronterizo le roba el sueño al presidente.

 

No entiendo por qué Chiapas tendría que ser más importante que Puebla en el tablero estratégico del 2018. Al fin y al cabo, tenemos un padrón mucho mayor que podría aportar más votos al tricolor. Pero tampoco se entiende muy bien cómo entre Ochoa y Nuño reventaron esa entidad que en 2012 le aportó al mexiquense más de un millón de votos.

 

Ochoa y Nuño, según Riva Palacio, convencieron a Peña Nieto de que el candidato a gobernador en ese estado debe ser tricolor, Roberto Albores Gleason, con lo que despojan al güero Velasco de su sagrado derecho a la sucesión. Como consecuencia, todo el PVEM chiapaneco se rebeló, renunció el dirigente y hasta ahora todo indica que la coalición se va a romper en ese estado para que cada quien vaya por su lado, lo que beneficia a Morena y podría llevarlos a la gubernatura.

 

Torpezas de ese tipo se cometen en todos el país. En Morelos también se lanzó la convocatoria, al parecer, sin que hubiera candidato designado y mucho menos destapado. Incluso en ese estado todo es más ridículo porque ya se eligió a los delegados de la Asamblea. Aún no hay luz en un estado donde el tricolor tendrá presencia testimonial porque el agarrón será entre el hijastro de Graco y el ex futbolista Cuauhtémoc Blanco.

 

Esa novatez incluso se refleja también en la postulación de Mikel Arriola como candidato a jefe de gobierno de CDMX, quizá un tecnócrata eficiente, pero sin conocimiento ni arraigo.

 

Hay que decirlo de forma elegante: el PRI es un cagadero. Y la agonía durará unos cuantos días más.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus