Lunes, 18 de Noviembre del 2019
Miércoles, 24 Enero 2018 02:44

Rafael fraguó el plan Martha Erika desde el lejano 2014

Rafael fraguó el plan Martha Erika desde el lejano 2014 Escrito Por :   Arturo Rueda

Ese análisis del 2014 tuvo un solo error: Martha Erika no tuvo una diputación federal como etapa intermedia para convertirse en el proyecto transexenal, sino su paso intermedio fue incorporarse en diciembre de 2015, casi dos años después, a la Secretaría General del PAN estatal desde donde tomó control del partido e inició giras por el interior del estado


¿Cuándo comenzó a fraguarse el plan para llevar a Martha Erika Alonso a la gubernatura? En los archivos de este columnista aparece el 19 de febrero del 2014 como la primera vez que aventuré la puesta en marcha de lo que parecía un tabú: que la esposa del entonces gobernador Rafael Moreno Valle se convirtiera en la pieza sucesoria del 2018. No fue un mal viaje, sino una auténtica premonición que ayer se hizo realidad.

 

Bajo el título El Caso Martha Erika: ¿gobernador puede poner gobernadora?, el análisis destapaba el sospechosísimo del intenso bombardeo mediático generado con motivo del Tercer Informe de Labores de la presidente honoraria del DIF estatal celebrado en la recién remodelada ex Hacienda de Chiautla.

 

Bombardeo sospechoso luego de dos movimientos igual de sospechosos: la incorporación de la esposa del gobernador a los consejos estatal y municipal del PAN dándole un giro político a su papel de Primera Dama o Rostro Humano del poder, rol al que estaban condenadas las esposas de los gobernadores.

 

Por la actualidad de la columna escrita hace casi cuatro años, me permito rescatar algunos de los párrafos que nos ayuden a entender cómo Rafael puso en marcha este plan con tanta anticipación, y nuevamente, jugó a ganar con una sola carta sin que nadie pudiera o supiera detener este proceso de transmisión dinástica del poder. 

 

Ese 19 de febrero del 2014 escribí en CAMBIO: “No es descabellado que Moreno Valle pueda pensar en su esposa como parte del proyecto político transexenal del grupo. Preparación académica no le falta, ni talento político. En varios sentidos, Martha Erika no ha sido una primera dama “tradicional”, de esas que dedican sus horas al cotilleo, el cafecito con las cortesanas o que se aparezca en los desfiles de moda para hacer relaciones sociales. A quienes conocen el grupo interno del morenovallismo, la esposa del gobernador ha jugado siempre un papel destacado en la toma de decisiones sobre movimientos, proyección e incluso vetos políticos.

 

“La publicidad institucional del tercer informe al subrayar su papel del “lado humano de Puebla” fue lamentable porque Martha Erika Alonso ya es algo más. Su presencia en el primer plano político se ha intensificado en el último año, lejos del papel de 'Primera Dama” que la liturgia del poder en México reserva a las esposas de los gobernantes como narra a la perfección Sara Sefovich en La suerte de la consorte. Su involucramiento en el juego político es creciente.

 

“¿O de qué otra forma puede explicarse su integración al Comité Estatal del PAN, primero, y recientemente al municipal en la elección de Pablo Rodríguez Regordosa? ¿Con qué objetivos? Que yo recuerde, ni Socorro Alfaro de Morales ni Margarita García de Marín, por poner los antecedentes inmediatos, participaron activamente en el PRI o se integraron como consejeras.

 

“Si a eso sumamos el intensísimo bombardeo mediático, nombre e imagen, con pretexto de su tercer informe, seis veces cada hora según el pautado en las principales estaciones de radio y televisión en la entidad, en los 12 días de publicidad que permite el 134 constitucional, Martha Erika habría obtenido 17 mil 280 impactos mediáticos tan sólo con spots, sin mencionar entrevistas, notas, redes sociales. ¿Para qué se quiere tal posicionamiento?

 

“Que nadie se asuste: ni será la primera ni la última vez que la esposa de un gobernante es promovida a un cargo público, e incluso llegue a ser su sucesora. Algunos lo logran, otros no. El ejemplo paradigmático es Cristina Kirchner, que sucedió a su esposo en la presidencia de Argentina. Otro caso semejante es el de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con carrera propia al lado del ex presidente de gobierno español José María Aznar. Aquí cerquita, hace unos años en Tlaxcala, Alfonso Sánchez Anaya quiso que su esposa heredera la gubernatura, pero perdió, al igual que Vicente Fox, quien jugueteó con promover a Martha Sahagún para Los Pinos pero afortunadamente nunca materializó la idea.

 

“¿Qué Martha Erika Alonso podría ser la candidata a gobernadora en 2018 y enfrentar con éxito a cualquier rival? Yo creo que sí. Otra cosa es que a los poblanos les interese que gobernador ponga a gobernadora. Pero de eso tendrán que convencernos en los próximos cinco años.

 

“Sin embargo, de forma inminente creo que a Martha Erika Alonso le aguarda una diputación federal en 2015, aunque faltaría definir la vía por la que ingrese a San Lázaro. Incluso las reglas la benefician, ya que por mandato constitucional, el 50 por ciento de las candidaturas debe recaer en mujeres para la próxima elección. Y tampoco es que en el PAN anden sobradas de perfiles valiosos como el de la esposa del gobernador.

 

“La esposa de un gobernador en Puebla siempre es tema tabú, intocable. ¿Qué ocurrirá si Martha Erika Alonso ingresa a la arena electoral? ¿Sufrirá el golpeteo común de los medios de comunicación, y de quien sea su rival por el PRI? ¿Competirá por un distrito o preferirá el camino tranquilo de la plurinominal?

 

“Hasta en el papel de la Primera Dama, el morenovallismo busca subvertir las reglas del poder en Puebla. Y si la diputación federal sale bien, que nadie dude que en 2018 gobernador quiera poner gobernadora”. Hasta ahí la larga, pero necesaria cita.

 

Ese análisis del 2014 tuvo un solo error: Martha Erika no tuvo una diputación federal como etapa intermedia para convertirse en el proyecto transexenal, sino su paso intermedio fue incorporarse en diciembre de 2015, casi dos años después, a la Secretaría General del PAN estatal desde donde tomó control del partido e inició giras por el interior del estado.

 

La candidatura de Martha Erika Alonso a Casa Puebla es un destino manifiesto del morenovallismo que nadie, dentro o fuera del grupo en el poder quiso o supo detener. Ahora es un hecho consumado. Con todo lo bueno y malo que pueda traer, Rafael nos los avisó desde 2018. Como siempre, en política no hay sorpresas sino sorprendidos.

 

 

 

 

 

comments powered by Disqus