Lunes, 22 de Julio del 2019
Martes, 16 Octubre 2018 02:17

La intolerancia de MORENA en los resultados de la elección poblana

La intolerancia de MORENA en los resultados de la elección poblana Escrito Por :   Héctor Hernández Álvarez

La defensa de intereses en Puebla desde altos niveles


 

Recientemente, el Tribunal Electoral del Estado de Puebla ratificó a Martha Erika Alonso como próxima titular del ejecutivo estatal, luego del recuento de votos de las pasadas elecciones del primero de julio. No obstante, la oposición morenista se ha manifestado abiertamente en contra de dicho nombramiento y están próximos a impugnar ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

La presidenta del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Yeidckol Polevnsky, ha estado impulsando la deslegitimación del triunfo de la Coalición por Puebla al Frente (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano), e inclusive, ha tenido ciertos roces con la ya presidente municipal de Puebla capital, Claudia Rivera por mantener reuniones con el gobernador constitucional de Puebla. Todo esto, ha permeado en los medios de comunicación y en la opinión pública. A decir verdad, yo destaco que MORENA está criticando no sólo el hecho del supuesto fraude en las elecciones, sino también cuestiones extra como la relación de Martha Erika con el exgobernador Rafael Moreno Valle; indicando violencia de género el hecho de utilizar a su esposa para tapar sus supuestos malos manejos previos.

 

A todo esto, vale la pena preguntarse: los morenistas, ¿realmente están defendiendo la democracia?, ¿qué es lo que verdaderamente los está moviendo a tomar tantas molestias para quedarse con la gubernatura? Mi análisis al respecto, como siempre, se basa en un punto de vista metodológico fundamentado en la teoría del Realismo Político. Por lo tanto, ¡no!, no creo que MORENA esté defendiendo la democracia. En todo caso, están defendiendo sus propios intereses, mismos que seguramente vienen desde los altos niveles, es decir, desde el ejecutivo federal.

 

Hay que recordar que, con el triunfo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la propuesta de descentralizar la administración pública federal con sede en Ciudad de México se clarificó. Puebla era señalada como la opción primaria para mudar a la Secretaría de Educación Pública (SEP). Recordemos que la SEP es de enorme importancia, ya que es la Secretaría de Estado que más recursos públicos se le han destinado en los últimos años, sobre todo por el pago a profesores. Aunado a esto, la mayoría de los legisladores en México son de MORENA y están impulsando de manera muy importante la abrogación de la Reforma Educativa.

 

La fuerza que los sindicatos de los trabajadores de la educación tienen en nuestro país es bastante alta. La importancia que tiene la educación para el desarrollo nacional es tremendamente importante. Además, Puebla comúnmente es señalada como la cuarta ciudad más importante del país, con una perspectiva de desarrollo asombroso y con una ubicación estratégica por su cercanía con la capital de México. El hecho de que MORENA se haya convertido en el partido más poderoso a nivel nacional, y que, con ello, haya logrado obtener el triunfo en municipios importantes de la entidad, no necesariamente significa que Miguel Barbosa también debiera haber resultado vencedor.

 

La frase ¡AMLO si, Barbosa no!, fue constante durante el periodo de intercampañas y campañas electorales. Por otra parte, fue evidente que Martha Erika Alonso supo promocionar mejor su imagen y sus propuestas para ganarse el voto de la gente. Es cierto que no todos los políticos gozan de las mismas cualidades; en este sentido, creo que el excandidato Miguel Barbosa no cuenta con el carisma suficiente ni con las aptitudes para destacarse en la promoción política.

 

Los ciudadanos merecen respeto a la decisión que manifestaron a través de su voto en las urnas. Consideren que los pesos y contrapesos también son importantes en una democracia. Cada vez es más común la elección de candidatos de diferente afiliación política para evitar la concentración excesiva de poder que pueda resultar en inconvenientes y malos manejos burocráticos. En efecto, desde un punto de vista enfocado en los contrapesos, es incluso positivo que el representante del ejecutivo estatal sea del PAN y que la mayoría en el congreso local sean de MORENA. Si bien existirían diferencias, se evitaría la concentración de poder y de toma de decisiones; con lo cual, abría un balance entre los intereses a defender.

 

Sin embargo, parece ser que MORENA quiere llevarse “el paquete completo”. Dan muestras muy claras de que quieren convertirse en el partido hegemónico por un periodo de tiempo largo. Aunque, por su puesto, se ve muy mal que estén beneficiando y priorizando la bandera de su partido, antes que la unidad para el beneficio de todos los poblanos. Pensemos, ¿quiénes son los auténticos incitadores y los que fomentan la violencia y las faltas de respeto a la democracia y al sufragio ciudadano?

 

Por último, tomen en cuenta lo siguiente: la política es algo maravilloso, saca lo mejor y lo peor de la gente. Es el arte y la ciencia de administrar las pasiones e intereses de la sociedad. Representa una gran responsabilidad. No es tiempo de hacerse las blancas palomas, MORENA y sus excandidatos no son perfectos, ni tienen por qué serlo, pero hay algo importante: se tiene que aprender a perder cuando toca.

 

comments powered by Disqus