Miercoles, 05 de Mayo del 2021

Fallece menor herido por bala perdida en Huejotzingo

Miércoles, 18 Abril 2018 01:54
Fallece menor herido por bala perdida en Huejotzingo

El proyectil perforó el techo de lámina de la habitación y le dio en la cabeza. El padre de la víctima aseguró que la zona en la que vive se ha visto envuelto en constantes conflictos, desde el robo de hidrocarburo, hasta riñas entre pobladores

Héctor Tenorio / Carlos Cózatl



Daniel Miranda Romero de dos años y 11 meses de edad falleció de forma misteriosa, luego de que el pasado sábado una bala pérdida perforó el techo de lámina de su habitación que se impactó en la cabeza del menor. El niño ‘Dani’ fue llevado al Hospital General del Sur, y el lunes su corazón dejó de latir.


Según los primeros informes la detonación provino cerca de un campo de beisbol ubicado a unos metros de la casa de la familia Miranda Romero en la localidad de Santa Ana Xalmimilulco de Huejotzingo.


Ante estos hechos la Fiscalía General del Estado (FGE) inició la carpeta de investigación 5755/2018 de la Zona Centro, iniciando las averiguaciones para dar con los presuntos responsables, donde la principal línea de investigación asegura que se trató de una bala perdida a causa de una riña.


Entre llantos, cantos, confeti, globos y aplausos velaron al pequeño Daniel en su casa, ubicada en el municipio de Huejotzingo. La tarde de este martes llegó el féretro de color blanco con el niño de dos años, el cual fue recibido por familiares vecinos y amigos de la comunicad.


Una bala perdida termina con la vida de un menor de dos años


Carlos Miranda, padre del menor, relató a CAMBIO Regionales que alrededor de las 9:30 horas del pasado sábado, se disponía a desayunar junto con toda su familia, siendo el único que aún dormía el pequeño Daniel.


Minutos antes del hecho, la esposa de Carlos, había salido de su jornada laboral en un taller de costura, dirigiéndose hacia la habitación de sus hijos, logrando despertar solo al mayor, a quien ayudó a vestirse y lo llevó a la cocina, mientras le daba unos minutos más a Daniel para que despertara.


Al salir de la habitación y dirigirse hacia la cocina, la mujer escuchó un fuerte golpe en el techo de lámina, al que no dio importancia en un primer momento al pensar que se trataba de una piedra, sin embargo el menor de dos años empezó a sollozar y al darse cuenta que sangraba de la cabeza, inmediatamente lo trasladaron a una clínica privada en donde no quisieron atender al menor por la gravedad de la situación.


Los padres se trasladaron hacia el Hospital General de Huejotzingo, aquí fue atendido de urgencia mientras permanecía con diagnostico reservado, por lo que los padres trataron de internarlo en el Hospital del Niño Poblano, a donde no pudo ingresar a falta de espacio, por lo que tuvo que ser canalizado en el Hospital General del Sur.


A pesar de que el menor fue intervenido quirúrgicamente, los pronósticos de los médicos fueron poco alentadores, por lo que los padres esperaban un milagro que le devolviera a la salud al pequeño quien finalmente murió la noche del lunes tras sufrir un paro respiratorio ocasionado por el severo trauma craneoencefálico.


Padre exige justicia por la muerte de su hijo


Carlos Miranda señaló que es frecuente que algunas personas originarias de la población realicen disparos al aire, sin embargo, aun cuando los hechos han sido reportados a la policía municipal, estos no han tomado cartas en el asunto.


Por este medio, exigió a las autoridades que realicen una búsqueda exhaustiva para poder dar con el responsable del disparo que privó de la vida a Daniel, quien se encontraba aun descansando en su cama cuando la bala atravesó el techo de lámina su casa.


El padre de la víctima aseguró que la zona en la que vive se ha visto envuelto en constantes conflictos, desde el robo de hidrocarburo, hasta riñas entre pobladores, quienes han resultado ‘macheteados’.