Miercoles, 30 de Septiembre del 2020

Aumentan 28.2 % los delitos en Tehuacán y la Sierra Negra

Viernes, 02 Febrero 2018 03:50
Aumentan 28.2 % los delitos en Tehuacán y la Sierra Negra

En esta región los ilícitos pasaron de 3 mil 483 en el 2016, a 4 mil 467 durante el año pasado. De acuerdo con datos del SNSP, la zona del Triángulo Rojo es el segundo lugar con mayor violencia, además de concentrar más pobreza.

Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl



De las siete regiones que conforman la entidad fue en Tehuacán y Sierra Negra en donde más se incrementó la incidencia delictiva durante el 2017 al pasar de tres mil 483 delitos que se suscitaron en 2016 a cuatro mil 467 durante el año pasado, un 28.2 por ciento más de acuerdo con datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).


El mayor número de delitos de los 21 municipios que conforman esta zona económica ocurren en la demarcación que encabeza Ernestina Fernández (Tehuacán), pues se ha desatado la inseguridad mientras ella anda promoviendo a su esposo Álvaro Alatriste para conseguir un lugar en la boleta en la elección del próximo primero de julio.


CAMBIO realizó una revisión en cada una de las regiones que conforman Puebla. En el caso de Serdán y los Valles Centrales donde se encuentra el Triángulo Rojo, se sitúa en el segundo lugar de mayor violencia, es decir, Tehuacán y Sierra Negra aparte de concentrar mayor pobreza, también reúnen mayores delitos. 


Región de Tehuacán y Sierra Negra: mayor aumento en incidencia delictiva


La región de la Sierra Negra abarca 21 municipios, sin embargo el 70 por ciento de las denuncias presentadas ante los agentes del Ministerio Público se concentraron en Tehuacán, con un total de tres mil 134 delitos.


De los 171 homicidios registrados en la región, en Tehuacán se denunció el 53 por ciento, es decir 91 asesinatos. Actualmente la alcaldesa se ha dedicado a participar en actos partidistas ante las intenciones de su esposo Álvaro Alatriste Hidalgo de postularse para un cargo de elección popular para seguir viviendo del erario.


Uno de los graves problemas de esta zona, según los datos oficiales, son las violaciones que sufren las mujeres. Tan sólo el año pasado fueron denunciados 72 casos, 14 más que en 2016 cuando se registraron 58.


De las 72 violaciones en toda la región, 42 ocurrieron en Tehuacán, es decir el 58 por ciento de 21 municipios que comprende la zona. 


Región Sierra Norte: incrementan homicidios un 40 %


La Sierra Norte de Puebla está conformada por 35 municipios ubicados en la zona occidental en donde Huauchinango, Chignahuapan y Zacatlán, son los más representativos.


No obstante, en últimas fechas la demarcación Venustiano Carranza ha tomado notoriedad al ser identificada por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) como una de las rutas de traslado de combustible robado entre Puebla y Veracruz.


Tan sólo en estos cuatro municipios se concentra el 64 por ciento de todos los homicidios dolosos de la región durante el 2017, con un total de 101 denuncias presentadas por dicho delito.


En comparación con el 2016 los asesinatos se incrementaron en un 40 por ciento ya que durante ese año se iniciaron 113 averiguaciones, 45 menos que durante el año pasado; cabe señalar que la incidencia delictiva general en estos municipios descendió en un 5.2 por ciento al pasar de dos mil 596 delitos en 2016 a dos mil 459 el año pasado.


Otro de los delitos que se vio a la alza son los robos de vehículos, pues en las 35 demarcaciones de esta región se robaron 411 unidades, 42 por ciento más que hace dos años cuando se registraron 113 incidentes. 


Sierra Nororiental: Teziutlán, el arroz negro


La región de la Sierra Nororiental es la tercera con la incidencia delictiva más baja de todo el estado con dos mil 474 hechos durante el 2017, sólo 15 delitos más que en la Sierra Norte que fue la zona con la segunda menor incidencia.


Sin embargo, estos números se ven directamente afectados por un municipio que concentra el 72 por ciento de los ilícitos de la Sierra Nororiental, Teziutlán; con mil 794 delitos cometidos y denunciados durante el 2017.


Es decir, los otros 27 municipios se dividen el 28 por ciento de la incidencia delictiva de la región, donde se han registrado 62 asesinatos durante el año pasado de los cuales el 20 por ciento ocurrieron en Teziutlán, 12.


De igual forma los secuestros en toda la región han disminuido de seis a cuatro casos; sin embargo el 75 por ciento han ocurrido en el municipio a cargo de Antonio Vázquez Hernández, a quien los pobladores acusan de ‘omiso’ ante la ola de inseguridad que sufren, siendo amenazados por una célula de Los Zetas a cargo de ‘El Montoya’ o ‘El Verde’. 


Región Serdán y Valles Centrales: Huachicoleros, el mayor problema


Dentro de los municipios que conforman la región de Serdán y Valles Centrales, se encuentran al menos siete de los que se ubican dentro de la ‘Franja del Huachicol’ la cual ha sido señalada como la zona con mayor influencia de las bandas dedicadas al robo de combustible.


Bandas como las de ‘El Toñín’ o la de ‘El Bukanas’, dedicadas al huachicol son las que controlan la mayoría de los negocios ilícitos tales como el robo de combustibles y a trenes de carga, por lo que la incidencia delictiva aumentó en un 24 por ciento en contraste con el 2016 (89).


En esta región los asesinatos se incrementaron el año pasado en comparación con el 2016 en un 28 por ciento, al pasar de 89 casos a 114.


Otro de los delitos que se elevó en todo el estado fue el robo a vehículos, de los cuales el 14 por ciento a nivel estatal fueron sustraídos en esta zona. Siendo un total de mil 650 unidades las robadas el año pasado, lo que significó un aumento del 105 por ciento en comparación con el periodo del 2016. 


Región Angelópolis: 50 % de incidencia estatal


Esta región es la de mayor tasa de población de todas pues en ella se ubican la capital y las zonas conurbanas como San Pedro Cholula, San Andrés Cholula, San Martín Texmelucan, Acajete, Amozoc entre otras, en donde se han cometido el 50 por ciento de los delitos de todo el estado.


De este lado se encuentra el otro extremo de la ‘Franja del Huachicol’, donde las bandas de huachicoleros han emigrado para continuar con sus actividades ilícitas tras la militarización del Triángulo Rojo.


En esta región el índice delictivo aumentó en un 4.7 por ciento en comparación con el 2016, al sumar un total de 35 mil 361 carpetas de investigación a diferencia del 2016 cuando se reportaron 33 mil 753 denuncias.


Los homicidios prácticamente se duplicaron en esta zona al pasar de 145 a 288. Otro de los delitos que afecta directamente a la sociedad y que en esta región se ha convertido en el de mayor incidencia es el narcomenudeo, pues se han presentado ante el Ministerio Público 74 casos más que en el 2016, al pasar de 427 denuncias a 501. 


Región Valle de Atlixco y Matamoros: cada 4 días un asesinato


Esta región resultó ser la más afectada tras el sismo del 19 de septiembre donde a pesar de presentar actos de rapiña en los 24 municipios, éste registró una disminución en la incidencia delictiva de un 11.6 por ciento de un periodo a otro.


Los asesinatos, como en todas las demarcaciones, son delitos que aumentaron para el 2017, en esta zona se incrementaron en un 40 por ciento más respecto al 2016 cuando se iniciaron 67 carpetas de investigación de asesinatos, mientras que para el 2017 la cifra fue de 94.


El robo agravado, es decir con violencia, se duplicó en esta región al denunciarse 288 atracos en 2017 mientras que en 2016 fueron 145. 


Región de la Sierra Mixteca: en donde menos delitos ocurren


La Mixteca poblana está conformada por 45 municipios, siendo el área con la mayor cantidad de ayuntamientos, sin embargo según los datos el secretariado es la que menor incidencia delictiva tiene registrada con sólo 967 delitos denunciados.


La mayor cantidad de ilícitos registrados en esta zona durante el 2017 fueron los patrimoniales, entre los que se encuentran el robo, la extorsión, el despojo y el fraude con un total de 493 incidentes.


En cuanto a los delitos que afectan el bien jurídico de la vida y la integridad se registraron un total de 155 incidentes de los cuales fueron tres feminicidios y 68 homicidios, según los datos entregados por la FGE.